Archivo de etiquetas| Bebida-alcohol y cerveza

Presentando: 10 fatales daños por beber embriagantes

En los partidos, fiestas, reuniones, celebraciones, y casi en todas las reuniones, bebemos. Cerveza. Wine. Rum. Gin. Vodka. Otros. Todas estas bebidas tienen dos cosas en común – el alcohol y el peligro.

Beber embriagantes puede ser una habilidad social que todo el mundo tiene la intención de aprender. Pero tal cosa tiene sus limitaciones y responsabilidades demandas. Puede tener ventajas para nuestro cuerpo, sino que también tiene consecuencias máximos cuando explota. Peor aún, el daño puede ser irreversible. ¿Cuáles son los peligros de beber? ¿Qué hace beber a largo plazo para hacer de nuestro cuerpo, la mente y el bienestar? ¿Qué tan malo son sus efectos? He aquí diez fatales consecuencias del consumo de alcohol sobre:

1. Sistema cardiovascular. El alcohol puede causar presión arterial alta (hipertensión) aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral. También debilita los músculos del corazón, lo que puede afectar a los pulmones, el hígado, el cerebro y otros sistemas del cuerpo y puede causar insuficiencia cardiaca. A la larga, esto puede causar que el corazón tenga latidos irregulares (arritmia) y conducir a la muerte.

2. Hígado. Beber demasiado alcohol causa inicialmente para desarrollar depósitos de grasa en el hígado. Con el consumo excesivo continuado el hígado puede inflamarse dando lugar a hepatitis alcohólica que puede provocar insuficiencia hepática y la muerte. La cirrosis es también un resultado mortal del consumo de alcohol a largo plazo y otra vez. En esta condición, el hígado funciona mal, ya que sufre daños causados ​​por el alcohol. Por lo tanto, puede conducir a la cirrosis hepática y luego a una insuficiencia hepática.
3. Cerebro. Un efecto inmediato de beber alcohol, especialmente en grandes cantidades, es apagón y lapsos de memoria. Blackout es una condición en la cual una persona ebria no puede recordar los detalles del evento, e incluso todo el evento, durante un intervalo de tiempo. Un efecto mucho más grave de beber es el riesgo de desarrollar daño crónico del cerebro. Por ejemplo, la deficiencia de tiamina es una ocurrencia común en las personas con alcoholismo. Esta deficiencia puede dar lugar a un trastorno cerebral llamado síndrome de Wernicke-Korsakoff, donde paciente sufre confusión mental, parálisis de los nervios que mueven los ojos y dificultad con la coordinación muscular.

4. Pulmones. Beber puede infectar los pulmones y provocar su colapso. Además, cuando una persona vomita y de beber, puede ahogarse si el vómito es absorbido en sus pulmones.

5. Huesos. El alcohol interfiere con la capacidad del cuerpo para absorber el calcio. Como resultado, los huesos se vuelven débiles y delgados (osteoporosis).
6. Otros órganos internos. Beber encima de los límites recomendados puede provocar úlceras de estómago, hemorragias internas y el cáncer. El alcohol puede causar que el estómago inflamado (gastritis), que puede impedir que el alimento sea absorbido y aumentar el riesgo de cáncer. La bebida también puede causar inflamación del páncreas, que puede ser muy doloroso, causando la pérdida de peso, vómitos, y fiebre. Una pancreatitis crónica puede conducir a la diabetes.

7. Cancer. El consumo de alcohol induce factor de riesgo importante para el cáncer de boca y garganta (al lado de fumar). Las personas que desarrollan cirrosis del hígado también pueden desarrollar cáncer de hígado.

8. La salud sexual. Beber alcohol puede tener efectos adversos para ambos sexos. En los hombres, puede dar lugar a una menor libido o deseo sexual, impotencia e infertilidad. Para las mujeres, especialmente las mujeres embarazadas, puede dañar seriamente el desarrollo del feto. Para ambos sexos, especialmente para los jóvenes y los “hot-blooded,” bebida puede afectar el juicio y perder la inhibición. Por lo tanto, puede hacer que uno tiene relaciones sexuales sin protección y en contacto con enfermedades de transmisión sexual e infecciones contagiosas.

9. Salud mental. A pesar de alcohol se piensa que es útil para hacer frente a situaciones difíciles, de hecho, puede estar asociado a una serie de problemas de salud mental como la depresión, ansiedad, trastornos de la personalidad e incluso la esquizofrenia. Beber en exceso puede alterar los patrones normales de sueño que resultan en el insomnio y la falta de sueño reparador, que puede contribuir al estrés y la ansiedad. Por otra parte, sobre la bebida puede causar psicosis, una enfermedad mental que desarrollan alucinaciones y delirios. Los últimos estudios indican que el alcohol también está relacionado con el suicidio.

10. Los impactos sociales. El alcohol afecta el juicio de cualquier persona, la coordinación, la conducta y las emociones. Aparte de su efecto en el cuerpo, sino que también puede tener graves impactos sociales. En primer lugar, los bebedores tienden a tener un comportamiento antisocial y criminal e involucrarse en peleas, violencia doméstica y robo. Por otra parte, también pueden ser víctimas de delitos como la violación, el asalto y la violencia en el hogar. Otro efecto obvio del consumo de alcohol son los accidentes, sobre todo coches y accidentes laborales. En general, el consumo puede ser muy perjudicial para las relaciones con familiares y amigos.

Anuncios

Ten deadly consequences for drinking alcohol and beer

In parties, feasts, meetings, celebration, and almost in every gathering, we drink. Beer. Wine. Rum. Gin. Vodka. Others. All these drink have two things in common – alcohol and danger.

Drinking may be a social skill that everyone is meant to learn. But such thing has limitations and demands responsibility. It may have advantages to our body, but it also has utmost consequences when exploited. Worse, damage may be irreversible. So what are the dangers of drinking? What does long-term drinking do to our body, mind and well-being? How bad are its effects? Here are ten fatal consequences of over drinking alcohol:

1. Cardiovascular system. Alcohol can cause high blood pressure (hypertension) increasing the risk of having a heart attack or stroke. It also weakens heart muscles, which can affect lungs, liver, brain and other body systems and can cause heart failure. In the long run, it can cause the heart to have irregular beating (arrhythmia) and lead to death.

2. Liver. Drinking too much alcohol initially causes fat deposits to develop in the liver. With continued excessive drinking the liver may become inflamed resulting in alcoholic hepatitis which can result in liver failure and death. Cirrhosis is also a deadly result of long-term and over drinking. In this condition, the liver functions improperly as it suffers damage caused by alcohol. Consequently, it can lead to severe cirrhosis and then to liver failure.
3. Brain. An immediate effect of drinking alcohol, especially in large quantities, is blackout and memory lapses. Blackout is a condition where an intoxicated person cannot recall details of event, and even the whole event, for an interval of time. A much serious effect of drinking is the risk of developing chronic damage to the brain. For example, thiamine deficiency is a common occurrence in people with alcoholism. This deficiency can result to a brain disorder called Wernicke-Korsakoff syndrome where patient suffers mental confusion, paralysis of the nerves that move the eyes, and difficulty with muscle coordination.

4. Lungs. Drinking can infect the lungs and cause them to collapse. Also, when a person vomits from drinking, he may choke if vomit gets sucked into his lungs.

5. Bones. Alcohol interferes with the body’s ability to absorb calcium. As a result, your bones become weak and thin (osteoporosis).
6. Other internal organs. Drinking above recommended limits can lead to stomach ulcers, internal bleeding and cancer. Alcohol can cause the stomach to become inflamed (gastritis), which can prevent food from being absorbed and increase the risk of cancer. Drinking can also cause inflammation of the pancreas, which can be very painful, causing vomiting, fever and weight loss. A chronic pancreatitis can lead to diabetes.

7. Cancer. Drinking alcohol induces large risk factor for cancers of the mouth and throat (next to smoking). People who develop liver cirrhosis can also develop liver cancer.

8. Sexual health. Drinking can have adverse effects to both sexes. In men, it can result to lower libido or sex drive, impotence and infertility. For women, particularly pregnant women, it can seriously damage the development of the unborn child. For both sexes, especially for the young and “hot-blooded,” drinking can affect judgment and lose inhibition. Consequently, it can make one have unsafe sex and be contacted with contagious STDs and infections.

9. Mental health. Though alcohol is thought to be helpful in coping with difficult situations, it can in fact be associated with a number of mental health problems like depression, anxiety, personality disorders and even schizophrenia. Excessive drinking can disrupt normal sleeping patterns resulting in insomnia and a lack of restful sleep which can contribute to stress and anxiety. Furthermore, over drinking can cause psychosis, a mental illness where hallucinations and delusions develop. Latest studies report that alcohol is also linked to suicide.

10. Social impacts. Alcohol affects anyone’s judgment, coordination, behavior and emotion. Aside from its effect to the body, it can also have grave social impacts. First, drinkers tend to have antisocial and criminal behavior and be involved in fights, domestic violence and theft. On the other hand, they can also be victims of crime like rape, assault and violence at home. Another obvious effect of drinking is accidents, particularly car- and work-related accidents. At large, drinking can be very damaging to relationships with family and friends.