Archivos

Ya nadie quiere ver publicaciones largas.

Una nueva moda ha acabado con el deseo de escribir, de comentar, de participar, de dar opiniones y de aprender.

La verdad es que la tecnologia nos ha llevado para atras en vez de ir hacia adelante. 15 años atras, la gente se escribia cartas. Eran papeles que uno escribia, buscando tener la menor cantidad de faltas ortograficas, de tener la mejor presentacion y de usar una buena pluma para que la escritura a mano de uno, estuviera presentable. Algunas veces se adornaba el soobre en el que metias el papel tan meticulosamente cuidado. Pocos, en este tiempo son los que todavia escriben cartas en papel. ¡Es porque era un verdadero arte!

No, ahora nuestra comunicacion se ha reducido a mirar a las gentes, a los amigos, a los parientes, a los padres (papá y mamá) a traves de una minuscula pantallita de no menos de 5 pulgadas. A los amigos se les ve mas seguido aun que a los progenitores de uno mismo.

¿Como es la comunicacion de ahora? Es tan facil que ahora solo tienes que presionar en “Me gusta”, “comenta”, y “comparte”, que son los tres comandos más faciles de tu teléfono portátil o de tu computadora.

A la gente mayor como el autor de esta página, no le queda otro remedio sino el de ir con la corriente, con la moda. Y aunque el uso de la computadora no se me facilita a mi, pues aqui vamos aprendiendo.

Algunos años mas, y volveremos a comunicarnos a gruñidos como lo hacia la gente antes de la misma escritura. Mientras tanto, presiona me gusta, y comparte. (No, no es cierto…no es necesario que presiones nada y menos de que compartas).

Nuestro Dios en su sabiduria, nos dio algo que no necesita de estos alucinogenos. Su palabra esta completa, y es como un espejo: ahi vemos nuestra imagen cada dia, y vemos nuestros defectos. Dios planeo que su palabra fuera en papel para que permanezca: “El cielo y la Tierra pasaran, mas mi palabra no pasara”. (Mateo 24:35)

Anuncios

La generacion de cristianos “Tibios”.

La gente que asiste a la iglesia, o que cree que es cristiana, es la que esta asistiendo a nuestras iglesias ahora. Esta es una medida de lo que es un cristiano tibio, de la que espero que tu no quepas dentro de estas descripciones.

1. La gente tibia asiste a la iglesia regularmente. porque es lo que se espera de ellos, lo que creen que hacen los “buenos cristianos”, así que van. Isaías 29:13

2. La gente tibia da dinero a la caridad ya la iglesia siempre y cuando no afecte su nivel de vida. Si tienen un poco más y es fácil y seguro dar, lo hacen, después de todo, Dios ama a un dador alegre, ¿verdad? 1 Crónicas 21:24, Lucas 21: 1-4

3. Las personas tibias tienden a elegir lo que es popular sobre lo que es correcto cuando están en conflicto. Ellos desean encajar tanto en la iglesia como fuera de la iglesia; Se preocupan más por lo que la gente piensa de sus acciones (como la asistencia a la iglesia y el dar) que lo que Dios piensa de sus corazones y vidas. Lucas 6:26, Apocalipsis 3: 1, Mateo 23: 5-7 4.

4: Las personas tibias no quieren realmente ser salvas de su pecado; Sólo quieren ser salvos del castigo de su pecado. Ellos no odian genuinamente el pecado y no lo sienten de verdad; Simplemente se arrepienten porque Dios va a castigarlos. Las personas tibias no creen realmente que esta nueva vida que Jesús ofrece es mejor que la vieja pecadora. Juan 10:10, Romanos 6: 1-2.

5. Las personas tibias se mueven con historias de personas que hacen cosas radicales por Cristo, pero no actúan. Asumen que tal acción es para los cristianos “extremos”, no los medios. La gente tibia llama “radical” lo que Jesús esperaba de todos sus seguidores. Santiago 1:22, Santiago 4:17, Mateo 21: 28-31

6. Las personas tibias rara vez comparten su fe con sus vecinos, compañeros de trabajo o amigos. No quieren ser rechazados, ni quieren que la gente se sienta incómoda al hablar de asuntos privados como la religión. Mateo 10: 32-33

7. Las personas tibias miden su moralidad o “bondad” comparándolas con el mundo secular. Se sienten satisfechos de que mientras no son tan duros para Jesús como tal y tal, no son tan horribles como el tipo de la calle. Lucas 18: 11-12

8. Las personas tibias dicen que aman a Jesús, y Él es, de hecho, una parte de sus vidas, su dinero y sus pensamientos, pero no le permiten a El controlar sus vidas. Lucas 9: 57-62

9. La gente tibia ama a Dios, pero no le ama con todo su corazón, alma y fuerza. Serían rápidos en asegurarles que tratan de amar tanto a Dios, pero ese tipo de devoción total no es realmente posible para la persona promedio; Es sólo para pastores y misioneros y radicales. Mateo 22: 37-38

10. Las personas tibias aman a los demás, pero no buscan amar a los demás tanto como a sí mismos. Su amor por los demás suele centrarse en aquellos que los aman a cambio, como la familia, los amigos y otras personas con las que conocen y se conectan. Queda un poco de amor para aquellos que no pueden amarlos de vuelta, mucho menos para aquellos que intencionalmente los descuidan, que los niños son mejores atletas que los suyos, o con quienes las conversaciones son incómodas o incómodas. Su amor es altamente condicional y muy selectivo, y generalmente viene con cuerdas unidas. Mateo 5: 43-47, Lucas 14: 12-14

11. Las personas tibias servirán a Dios y a los demás, pero hay límites para lo lejos que van o cuánto tiempo, dinero y energía están dispuestos a dar. Lucas 18: 21-25

12. La gente tibia piensa en la vida en la tierra mucho más a menudo que en la eternidad en el cielo. La vida diaria se centra principalmente en la lista de tareas pendientes de hoy, en el calendario de esta semana y en las vacaciones del próximo mes. Rara vez, si alguna vez consideran atentamente la vida por venir. Filipenses 3: 18-20

13. Las personas tibias están agradecidas por sus lujos y comodidades, y rara vez tratan de dar lo máximo posible a los pobres. Mateo 25:34, 40, Isaías 58: 6-7

14. Las personas tibias hacen lo que sea necesario para evitar que se sientan culpables. Ellos quieren hacer lo mínimo, para ser “lo suficientemente bueno” sin requerir demasiado de ellos. 1 Crónicas 29:14, Mateo 13: 44-46

15. Las personas tibias están continuamente preocupadas por jugar con seguridad; Son esclavos del dios del control. Este enfoque en la vida segura los mantiene sacrificando y arriesgando por Dios. Mateo 10:28

16. Las personas tibias se sienten seguras porque asisten a la iglesia, hacen profesión de fe a los doce años, son bautizadas, vienen de una familia cristiana, votan republicanos o viven en América.

17. Las gentes tibia no viven por la fe; Sus vidas están estructuradas para que nunca tengan que hacerlo. No tienen que confiar en Dios si sucede algo inesperado: tienen su cuenta de ahorros. No necesitan a Dios para ayudarlos, ellos tienen su plan de jubilación en su lugar. Ellos no buscan genuinamente qué vida Dios quiere que ellos vivan, ellos tienen la vida planeada y trazada. Ellos no dependen de Dios a diario – sus refrigeradores están llenos y, en su mayor parte, están en buena salud. La verdad es que sus vidas no parecerían muy diferentes si repentinamente dejaban de creer en Dios. Lucas 12: 16-21

18. La gente tibia probablemente bebe vinosy usa palabras ofensivas menos que los otros, pero aparte de eso, realmente no son muy diferentes de tu típico incrédulo. Comparan su vida parcialmente saneada con santidad, pero no podrían estar más equivocadas. Mateo 23: 25-28, Lucas 14: 34-35.

Las sorpresas que no esperas cuando eres pastor. -Surprises you get when you become a pastor

senior-pastorMi tio Elias Schwarst, quien hace algunos anos decidió ser un pastor, me platica de sus experiencias. El estudió en la Universidad de Tel Aviv, en Israel, y lo que ahora es, para él es una nueva experiencia muy diferente para lo que el no estaba preparado. “Estoy aprendiendo cada dia”, dice. Este es su comentario, el que transcribo:

No he sido pastor durante toda mi carrera. De hecho, pasé la mayor parte de mi carrera hasta este punto en el mundo de los negocios. (Me doy cuenta de que eso me hace un bicho raro en muchos círculos pastor, pero en realidad me sirvió bien en mis funciones ministeriales.)

Al entrar en el ministerio más tarde en la vida, después de ser un miembro de la iglesia, diácono y maestro de escuela dominical, me ha dado una perspectiva única. He visto maneras en que la iglesia interactúa con el pastor, y simplemente ni idea tenía de eso antes de que yo fuera un pastor. Han ocurrido sorpresas, probablemente sobre todo en la interacción con otros pastores que ahora son mis compañeros. Afortunadamente, he estado en las iglesias que en su mayoría me apoyan como pastor, pero me relaciono con los pastores en los mas agresivos ambientes eclesiásticos . Aun así, hay algunas similitudes que parece con todos los pastores. Y algunos de estos, o por lo menos en el grado en el que existen, ha sido sorprendente.

pastor preaching

Aquí están 7 de las mayores sorpresas en ser pastor:

La gente no entiende el papel –

El viejo adagio de que el pastor sólo funciona los domingos … Me sorprende cómo muchos piensan algo similar. Ellos no pueden pensar que el domingo es el único día en que el pastor trabaja … algunos pueden encerrarse en que el mensaje en realidad tiene que ser escrito … pero no se dan cuenta el peso de otras responsabilidades las tareas del pastor con sobre una base semanal. Realmente es simplemente un malentendido inocente de lo que está involucrado en la posición de pastor. (Puede parecer una contradicción, y sin embargo, este siguiente es igualmente cierto.)

Diversas opiniones de cómo un pastor deben pastorear –

Algunos piensan que debería ser el único orador de la iglesia tiene. Algunos piensan que debería hacer todas y cada visita al hospital. Algunos quieren que haga más administración. Algunos creen que el es el consejero designado. Algunos piensan que debe saber cada detalle de cada ministerio y cada evento en el calendario de la iglesia. Usted hágase una idea. Tan diversos como la gente de una iglesia son existe la gama de opiniones aquí.

La gente pierde su filtro al hablar con un pastor –

Me sorprende lo que la gente se siente con confianza diciéndole a un pastor. Está más allá de las cuestiones de confidencialidad que se espera que uno supone. Podría ser crítica al pastor o chismes sobre alguien más, pero muchos no frenar su opinión no importa lo duro que sea. Y no lo limpian antes de platicarlo. Yo tenía un pastor me dijo recientemente que un hombre en su congregación le destruye su dia antes de comenzar el servicio todos los domingos por algo de una manera muy dolorosa, sin embargo, este hombre dice ser uno de sus grandes seguidores. El pastorado parece ser un lugar “seguro” para descargar cruda y agresiva honestidad. Desafortunadamente, sin embargo, creo que algunas personas creen que el pastor no tiene sentimientos o se espera que sea “lo suficientemente fuerte” para manejar los golpes y y con ello procesar los rumores.

El trabajo nunca está terminado –

Supongo que yo ya sabía esto, pero no al grado que hago ahora. La seguridad laboral es en el hecho de que el trabajo nunca se completa. Siempre hay una cosa más que podría haber hecho cuando voy a casa por la noche. La vida de las gentes siguen cayendo a pedazos. La gente sigue pecando. Los matrimonios están en problemas. Puede ser abrumador, y yo podía negarme a descansar y descuidar a mi familia si yo no estaba disciplinado, y si yo no tuviera una aguda conciencia de que Jesús es en última instancia mi control. Mi corazón está con (y es parte de la motivación de este comentario) para los pastores que no han aprendido o no están practicando esta disciplina o esta verdad.

No todo es siempre como parece –

La gente está sufriendo. Muchas de esas heridas estan ocultas. No se puede “juzgar un libro por su portada” cuando se trata de personas. Siempre hay dos lados a un problema. Todo el mundo tiene una historia y no siempre es la historia que estás pensando. Siendo un pastor me ha enseñado que es injusto juzgar a la gente por lo que crees que sabes hasta que sepa toda la historia. Mejor me he dado cuenta de la importancia de extender la gracia antes de que yo sé, y aunque nunca se sabe, la historia completa.

El Domingo llega cada vez mas pronto –

Cada semana solo. Nunca me di cuenta de lo rápido que el fin de semana viene por ahí hasta que me convertí en pastor. No malinterpreten … Me alegro de que asi suceda, es mi día favorito de la semana, pero nunca me di cuenta de lo rápido que pasa hasta ahora.

Algunas personas aman a su pastor –

Y, estoy muy agradecido. Es increíble como el apoyo y fomento de algunas personas puede ser. Sincero, creo que harían cualquier cosa por mi esposa y por mi. La mayoría de los pastores tienen gente como esta en su iglesia. (Ellos son gente constructiva y edificativa!) Lo sé, especialmente de algunos de mis amigos pastores en situaciones especialmente difíciles, son estas personas las que mantienen un tipo pastor llendo hacia adelante algun día. Si usted es uno de los tipos de apoyo para su pastor … en nombre de todos los pastores … GRACIAS!

Por ultimo

Casualmente, pregunte a un hermano pastor, sobre cuantos amigos muy cercanos tenia el, y nunca pudo usar todos los dedos de sus manos: menos de diez…triste, pero cierto.

Esas son algunas cosas que yo no conocía, así como lo hago ahora, antes de entrar en el pastorado.

 

 

English translated:

My uncle Elias Schwarst, who some years ago decided to be a pastor, talked to me about their experiences. He studied at the University of Tel Aviv in Israel, and what he is now, is a new very different experience he was not prepared for. “I’m learning every day,” he says. This is his comment, which I quote:

“I haven’t been a pastor throughout my career. In fact, I spent most of my career to this point in the business world.

Coming into ministry later in life, after being a church member, deacon and Sunday school teacher, has given me a unique perspective. I’ve seen ways the church interacts with the pastor I simply had no idea of before I was a pastor. A few surprises have occurred, probably especially when interacting with other pastors who are now my peers. Thankfully, I’ve been in churches that mostly support me as pastor, but I interact with pastors in caustic church environments everyday. Even so, they are some similarities it seems with all pastors. And some of these, or at least the degree to which they exist, has been surprising.

Here are 7 of the biggest surprises in being a pastor:

People don’t understand the role – The old adage that the pastor only works on Sunday…I’m surprised how many think something similar. They may not think Sunday is the only day the pastor works…some can catch on that the message actually has to be written…but they don’t realize the weight of other responsibilities the pastor deals with on a weekly basis. It really is simply an innocent misunderstanding of what’s involved in the position of pastor. (It may seem a contradiction and yet this next one is equally true.)

Various opinions of how a pastor should pastor – Some think I should be the only speaker the church has. Some think I should make every hospital visit. Some want me to do more administration. Some believe I am the resident counselor. Some think I should know every detail of every ministry and every event on the church’s calendar. You get the idea. As diverse as the people of a church are exists the range of opinions here. Thom Rainer recently wrote an interesting post on this issue and how many hours a week accomplishing expectations would mean a pastor should work. Read it HERE.

People lose their filter when talking to a pastor – It amazes me what people feel comfortable telling a pastor. It is beyond the expected confidentiality issues one expects. It could be criticism of the pastor or gossip about someone else, but many don’t hold back their opinion no matter how harsh it may be. And they don’t clean it up before they present it. I had a pastor tell me recently that one man in his congregation blasts him every Sunday about something in a very hurtful way, yet this man claims to be one of his biggest supporters. The pastorate appears to be a “safe” place to unload raw, gut honesty. Unfortunately, however, I think some people believe the pastor has no feelings or is expected to be “tough enough” to handle the jabs and process the rumors.

The job is never finished – I guess I knew this, but not to the degree I do now. Job security is in the fact that the job is never completed. There is always one more thing I could’ve done when I go home at night. Lives keep falling apart. People keep sinning. Marriages are in trouble. It could be overwhelming, and I could refuse to rest and neglect my family if I wasn’t disciplined, and if I didn’t have a keen awareness that Jesus is ultimately in control. My heart goes out to (and it is part of the motivation of this blog) pastors who haven’t learned or aren’t practicing this discipline or this truth.

Everything isn’t always as seems – People are hurting. Many of those hurts are hidden. You can’t “judge a book by the cover” when it comes to people. There are always two sides to an issue. Everyone has a story and it isn’t always the story you are thinking. Being a pastor has taught me it is unfair to judge people by what you think you know until you know the whole story. I’ve better realized the importance of extending grace before I know, and even if I never know, the full story.

Sunday is coming – Every single week. I never realized how fast the weekend comes around until I became a pastor. Don’t misunderstand…I’m glad it does, it’s my favorite day of the week, but I just never realized how fast it does so until now.

Some people love their pastor – And, I’m so thankful. It’s amazing how supportive and encouraging some people can be. I honestly believe they would do anything for Bathsheba and me. Most pastors have people like this in their church. (These are Kingdom-building people!) I know, especially from some of my pastor friends in especially difficult situations, that these type people keep a pastor going some days. If you’re one of those pastor supporting types…on behalf of all pastors…THANK YOU!

Last comment: I asked a friend of mine, How many real friends he has in his 600 member church? He started using his fingers, and stopped at 8: some fingers were not necessary. Why is this? It is not a hard thing to be your pastor friend. Would you become one today?

Those are a few things I didn’t know, as well as I do now, before entering the pastorate”.

Hope it informs to my friends about the goings of the pastors.

Los pastores estan yendose de la Iglesia: ¿Por que razón?

billy-graham

Alguien me preguntaba si yo pensaba en algo que está sucediendo en nuestras iglesias y en otras doctrinas que parece ser un fenómeno o un comportamiento muy común de nuestro tiempo: Los pastores se estan retirando de nuestras iglesias y empiezan una iglesia de su propio nombre. A muchos les resulta su cambio y reciben más miembros de los que se congregaban en las iglesias que tenían, pero lamentablemente a otros tantos les sale mal su nueva organización y ellos terminan yéndose definitivamente del ministerio, o lo que es peor: dejan la iglesia por completo y regresan al mundo de donde vinieron, con consecuencias mas peores de las que tenían antes.

drunk pastor desanimado

Este asombroso número incluye algunos de los más más inspiradores y brillantes pastores  en el país. Para evitar la continuación del abandono de nuestros pastores, tenemos que entender la causa del problema. Aunque cada situación es única, las razones pastores dejan a menudo son similares.
Aquí hay 10 razones comunes  por las que pastores abandonan demasiado pronto sus congregaciones.

1. Desaliento.
Las quejas hablan más que los elogios. Usted puede recibir 15 elogios y una queja y la queja se mantendrá firme.

Cuando usted oye la crítica y mira hacia fuera para ver bancas vacías, puede ser difícil de reconocer el impacto positivo que está haciendo. La clave es recordar: No importa lo mucho negativo que escuche, usted siempre está haciendo 10 veces más buena labor que mala .

2. Falla.
Muchos pastores tienen dificultades para reconocer el éxito. Ellos se comparan con otros pastores y otros ministerios. Las comparaciones producen sólo dos resultados:

(1) ¿Crees que eres mejor, lo que se traduce en exceso de orgullo,

o (2) usted siente que no dan la talla, lo que crea una sensación de fracaso.

La clave no es comparar, sino para celebrar sus éxitos.

3. Soledad.
Con tanta gente en busca de los pastores para la orientación, puede ser difícil para los pastores a dejar que sus guardias abajo. Ellos no quieren venir a través como menos que perfecto. Ellos sienten que no pueden ser transparentes y vulnerables. Eso crea una sensación de aislamiento.

Es importante que los pastores encuentren personas con las que puedan abrirse y compartir sus luchas, en lugar de absorberlas  y aislarse.

4. Fracaso moral.
Los fracasos morales de los pastores se magnifican más que la persona promedio. La clave para evitar las fallas morales es la creación de un sistema de prevención de riesgos.

Cuando te encuentras con alguien del sexo opuesto: Deje que su pareja sepa, nunca se encuentran a puerta cerrada y no hablar de los problemas de relación. Para la pornografía, el software está disponible para monitorear o bloquear la actividad Web.

5. Presión financiera.
La mayoría de los ministerios son sin fines de lucro, por lo que los pastores no son compensados ​​bien. Cuando no se puede dar plenamente la vida que usted desea para su familia, que hace que sea difícil de seguir. Entonces nos fijamos en los amigos no en el ministerio con casas grandes y buenos carros.

Los pastores pueden aliviar la presión con una mejor planificación financiera. Trate de seguir la regla de 80-10-10 del 10 por ciento a la iglesia, el 10 por ciento de los ahorros y el 80 por ciento para vivir.

6. Enojo, ira.
Cuando las cosas no van bien, los pastores se enojan con los demás, contra ellos mismos o con Dios. Los pensamientos caen a lo largo de estas líneas: “Hice todo lo que me dijiste. Fui al seminario. Empecé un ministerio. ¿Por qué no haces lo que has dicho? “Lo peor de la ira es que se extienda como la pólvora.

La medicina para la ira es el perdón. Tenemos que perdonar para que podamos seguir adelante.

7. Agotamiento, cansancio.
Los pastores se ponen en una caminadora. Van desde el ministerio a una visita al hospital para escribir un sermón, y después atender la reunión con miembros de la congregación. Ellos sólo siguen funcionando hasta que no hay pasión ni energía. Se vuelven exhaustos y agotados.

Las vacaciones y sábados pueden proporcionar otra perspectiva. Otra clave es capacitar a otros líderes para que todo el peso no está en los hombros del pastor.

8. Salud física.
Muchos pastores trabajan en exceso y simplemente no se preocupan por sus cuerpos. Cuando estás ocupado, es fácil comer mal. Sin embargo, comer los alimentos adecuados es esencial para la salud física. Es la diferencia entre alimentar el cuerpo y agotan el cuerpo.

Los pastores también no reciben suficiente descanso y ejercicio regular. El ejercicio hace una gran diferencia en la salud física y mental.

9. Problemas Matrimonio / Familia.
Con demasiada frecuencia, su cónyuge y los hijos de un pastor terminan tomando un asiento trasero con el ministerio. La clave es el equilibrio.

El matrimonio tiene que ser una prioridad. Su relación con su esposo es la relación más importante que tiene en esta tierra.

Usted tiene que cuidar sus relaciones familiares-si eso significa tener la noche de la familia o la búsqueda de asesoramiento.

10. Demasiado ocupado.
Una gran cantidad de pastores simplemente no están funcionando de manera eficiente. Ellos no están protegiendo a sus calendarios o dándose el espacio que necesitan. No han aprendido a decir “no”. Estar ocupado no siempre es ser productivo. Los pastores tienen que encontrar formas de maximizar el uso de su tiempo. Tienes que aprender a decir “no” en el momento adecuado.

Echa un vistazo a estos 10 puntos anteriores, y luego ore y pídale a Dios: ¿Qué área es lo que realmente necesita para hacer frente? ¿Dónde estoy luchando?

Dios siempre esta con nosotros.

Agarrate de Jesus. Si estás desanimado, vuelve siempre a Jesus!

Una vez que identificar las áreas en las que necesita mejorar, tomar estos tres pasos:

1. Pide ayuda. Si usted está luchando, no hay absolutamente nada malo en pedir ayuda a alguien.

2. La rendición de cuentas del Instituto. Encuentre un grupo o a una persona para mantener a usted responsable en las áreas que usted piensa que es débil.

3. Tomar posesión de sus opciones. Más que nadie, usted puede controlar la ruta que camina.

Tome medidas y precauciones para asegurarse de que usted no deje que ninguna de estas 10 razones lo separe de su pasión por el ministerio y su llamado.