Archivo | noviembre 2012

Peace and safety?…Mmmmm….How much longer?

“When they say, Peace and safety, then sudden destruction cometh upon them, as travail upon a woman with child, and shall not escape. But ye, brethren, are not in darkness, that that day should overtake you as a thief. “(1 Thessalonians 5:3-4).

Today the world is in such turmoil that people ask, “Are we seeing the end of history?, Could we face a nuclear holocaust? Does the world is out of control?

Even today some world leaders are talking with fear. Some say “We are witnessing the death of diplomacy.” Negotiations with countries in conflict have failed, and disgruntled dictators have ignored warnings from the United Nations.

We could be facing one of the most terrible truths, namely that tensions between nations can not be resolved over.
Indications are that there will be more diplomatic resolutions. Even America has sent strong statements and warnings that seem to reach deaf ears. For example, the United States has pledged to defend Japan if North Korea attacked this nation. Our leaders have threatened to use “the full force and power of the United States to retaliate.” This could mean a nuclear annihilation of North Korea.

Now we understand what Jesus meant when he warned: “There will be upon the earth distress of nations, with perplexity at the roaring of the sea and the waves, men fainting for fear, and for looking after those things which are coming on the earth: for the powers of heaven shall be shaken “(Luke 21:25-26).

When Jesus gave this warning said: “Then shall they see the Son of man coming in a cloud with power and great glory, when these things begin to happen then look up and lift up your heads, because your redemption draws near” (Luke 21:27 – 28).

I am convinced that all these terrifying situations we see today happening in this land – hurricanes, tsunamis, earthquakes, drastic climate changes, terrorism, nuclear threats, wars, rumors of war – it all has to do with the coming of Christ. Beyond the “war clouds” that are forming beyond the darkness that is covering the earth, there is a “cloud” that is forming in the sky. And one day soon, Christ will along with the “cloud” and reveal himself to the world. “When you see these things happening, know that it is near the kingdom of God.” (Luke 21:31).

The first church asked the apostle Paul to write more about the coming times. In Paul’s time, Christians sensed about the destruction of Jerusalem. Hence wanted to know more about prophetic events. They were afraid of the harshness of the invading armies, multitudes who took captives into slavery. This resulted in believers who think that the decadent times were coming. Then Paul asked him about what was to come: “Teach us about how to understand the times ahead.”

These are the signs of the coming of the Lord Jesus to lift his people.
Paul responded with these words full of firmness, “But of the times and the seasons, you do not need, brothers, that I write unto you” (1 Thessalonians 5:1-2). Paul told them that this would happen when Christ returns: “For the Lord himself with a shout with the voice of the archangel and with the trumpet of God, come down from heaven, and the dead in Christ shall rise first, then we who are alive, who alive and remain shall be caught up together with them in the clouds to meet the Lord in the air: and so shall we ever be with the Lord. Therefore comfort one another with these words “(1 Thessalonians 4:16-18)

Paul’s exhortation to them was intended to motivate. In essence he said, “No need to be frighten you about events to take place to earth. No need to worry about these fearful signs and calamities. You know what it is. They are signs of the coming of the Lord Jesus to gather and to take his people.

The truth is that history has a direction.
We can be certain that the series of events that are consistent trigger to God’s purpose. No matter how evil and lack of faith in humanity might exist, the world is not going to drift, the Lord has not forsaken the earth. Rather, God simply has control of the pace of events. What we see today is a change in the direction of events, which are geared toward an upcoming “divine event”: the recreation of a new heaven and a new earth where Christ will reign supremely for all eternity.

The ancient Stoics believed that the world was going through times of restructuring. In their minds, the end of each period the world was destroyed by a great conflagration. Then the world was restored to the likeness of its inception, and everything started again. In other words, history repeated itself over and over again. The same stars were traveling the same orbits, the same people lived again, with same friends, concerns, and experiences. Not everything was restored only once but for perpetuity. Humans were tied to a path from which they could not escape.

The words of the Apostle Peter oppose this way of thinking. Peter tells us that according to the promises of God, that Christians await “new heavens and a new earth in which righteousness dwells” (2 Peter 3:13). Added to this, he says that if we believe in the Word of God, then we know that history is heading toward the day of the Lord’s coming, when “the heavens on fire shall be dissolved, and the elements, being burned, will melt. ” (2 Peter 3:12).

“But the day of the Lord so cometh as a thief in the night, in which the heavens will pass away with a roar and the elements will be dissolved, and the earth and the works that are therein shall be burned up. Since all these things shall be dissolved, what ought you to be in holy conduct and godliness, looking for and hastening to the coming of the day of God “(2 Peter 3:10-12).

Here Peter tells us that we can expect a new heaven and a new earth and we should be expectant to these things.

When Jesus said, “When these things begin to happen, look up and lift up your head” (Luke 21:28), refers to the place where we keep our focus.
As followers of Christ our focus should not be on daily news reports. We should not send us to the fields of wars and rumors of wars, nor to the possibility of a nuclear accident, or the things that are to happen on earth.

This means that God’s people should not be afraid of Islam or any other “ism”. Today Jihad Muslims claim to have received a word about their great Imam wanting to appear. But according to them, he told them that this will not happen until the world is in total chaos. This explains why many ayatollahs and mullahs are behind terrorist acts planned and carried out to create a big mess. Added to this is the destruction of Israel through the largest possible terrorist act, as this would lead the world into chaos.

All these events remind us of the words mentioned by Jesus, Paul and Peter. Arguments about taking Muslim world domination – their terrible acts of murder and intolerance – are just an echo of what God has in store. His Word says that these men are grains of sand that disappear: “As soon as blowing on them, they wither, and the whirlwind shall take them as stubble” (Isaiah 40:24).

Jihad Muslims underpin his hope bringing chaos, but with a single breath God is able to remove all power. The truth is that they are only hastening the coming of the one true Messiah, the creator of the world and all that is in it.

Paul told the saints at Thessalonica he wanted them to have knowledge of a fact concerning the coming destruction.
We know that Paul assured the Thessalonians, “But of the times and the seasons have no need, brothers, that I write unto you” (1 Thessalonians 5:1). But Paul added: “I want you to know a fact on this issue.” Paul said, “when they shall say, Peace and safety, then sudden destruction cometh upon them, as travail upon a woman with child, and shall not escape” (1 Thessalonians 5:3). Here Paul is telling the church key thing of all time. He is describing something that happened to each company prior to its destruction or judgment. This proven throughout history is that humanity becomes altogether the search for security and prosperity.

Here we find the evidence of the arrival of a future destruction. Paul announced based on past evidence. Simply said there is no moment in Scripture where God has brought destruction upon a society obsessed with security and prosperity. In other words, Paul is saying, “Here is the rule proven by history concerning the destructive actions of God. This happens at a time when men become in pursuit of prosperity and security, while away from the Lord. ”

Politicians recently announced that they plan to introduce an initiative in Congress to create the Peace and Security Department.
We must be alert to any talk of peace and prosperity when a terrible storm is looming. It is then – when peace and security become the first motivation, and everyone knows that only a miracle can save humanity-we can expect a future destruction.

Jesus made an analogy between the days of Noah, Lot, and the same day of his coming. Jesus said that in both instances the people ate, drank, got married, bought and sold. In other words, daily activities remain and are coupled with a number of things that are not inherently evil. However, in the generations of Noah and Lot to obtain all these things was an obsession throughout society. Daily activities became the central focus and strong entertainment kept as tied to people’s warnings were sonsacadas Holy Spirit.

According to Jesus, the same will happen in the last minute, just before the final destruction. The whole world will be in search of security and prosperity, a concern that will spread even among many within the church. The focus of many people will be in the things of the world and will set aside his unshakable faith until then. Even we know many with this mentality. Multitudes are convinced that prosperity is the only path to peace. So that many people find themselves in a race for prosperity obsessive, accumulating debt, financial abundance and wealth at the expense of the poor. Beloved, is under this context that the destructions made present.

When the time of trial comes, in what condition the Lord will find his church?
In what condition will be the people of Jesus?, Will they show a vibrant faith?, Will they be looking for Him and longing for his coming, or will they be concerned about the things of this world? When Christ returns to find his church controlled by false prophets who preach a false peace, wealth, success and fake good times ? The prophet Jeremiah describes this time in the history of Israel as: “For from the least of them unto the greatest of them every one is given to covetousness, and from prophet to priest, everyone deals falsely. They have healed the wound of my people slightly, saying, Peace, peace, when there is no peace “(Jeremiah 6:13-14).

Allow me to clarify: prosperity is not inherently bad. The Scripture says that God loves to bless his children. So there is nothing wrong in purchasing a beautiful house, a nice car, a nice dress, or eat at good restaurants. We are encouraged to provide for our families, including building houses, buying, planting or harvesting.

When these things begin to consume – absorbing our time, thoughts, energy, activity, avoiding seeking God – our hearts begin to harden. You see how living with amenities not enough – when buying, selling, making money worry our mind and soul – the warmth is present. Then those who have turned to seek security and prosperity eventually discard God’s warnings:

“They have healed the wound of my people slightly, saying, Peace, peace, when there is no peace” (Jeremiah 6:14).
“Thus saith the Lord of hosts … Who will speak and give warning, that they may hear? Behold, their ear is uncircumcised, and they can not hear, behold, the word of the Lord is a reproach to them, not love … I set watchmen over you saying, Hearken to the sound of the trumpet. And they said, We will not listen “(Jeremiah 6:9-10,17).

When Noah prophesied that a great destruction would come, his generation made fun of his preachings.
Throughout biblical history, watchmen walked the streets warning of coming judgments, prophesying unto the people of God. But the church kept continuously closed ears and led to their own pleasures, food, wine, buy, sell and build.

Lots of pastors and preachers are amazed at the strength they see in many Christians today, especially those that were once filled with the fire of God. The same people who loved to pray and be in God’s house. They loved the correction from God and were interested in the prophetic word they heard. But now they are busy to seek God and love of Jesus has been cooling every day.

These people will not stand before preaching that confront them. They prefer to hear a sermon half hour once a week, which increases their self-esteem and help them be successful. Do not make this mistake. There are multitudes like them who are asleep.

God instructed Jeremiah to warn him to his people: “And thou shalt say unto them these words, but they do not hear, you call, and they do not respond. Say to them therefore: This is the nation that did not hear the voice of the LORD their God, nor receiveth correction: truth is perished, and cut off from their mouth “(Jeremiah 7:27-28).

Similarly in the New Testament, Paul writes, “As it is written, God hath given them the spirit of slumber, eyes that they should not see, and ears that they should not hear, to this day” (Romans 11:8).

Why are these despicable prophetic warnings?
Why do many Christians who were once enthusiastic today have moved away to correction from God?, Why this blindness exists on the trial? and why selfishness, focus on money, and the prosperity gospel has trapped many churches and believers? One reason is that a growing number of ministers currently has departed to preach on the cross. The message of Christ in suffering, helpless, bloodied homeless has become an offense. The call to sacrifice, take up the cross, to be open to rejection by the name of Jesus, to become a living sacrifice, to die to ourselves, to repent, to be humble, to crucify the flesh – all these issues have been evaded by preachers of the gospel of happiness and wealth. So that all apostolic warnings about being ready for the coming of Christ – to have our lamps trimmed to prepare to meet the groom, be awake and redeem the time because the time is near and that he will come to those who seek it and love your presence – all this no more talk.

Where it ends?
In recent weeks, one of the most famous preachers belonging to the prosperity movement said on the holy Word of God, “The Bible is only one road to wealth.” Another preacher has promised “Come to my church and I assure you that you will become rich.”

The secular world ridicules these gospels. On October 22, in the edition of “Atlanta Journal – Constitution” published an article entitled “The Messiah Rich Prosperity Gospel”. The idea behind this article was that the prosperity preachers today claim that Jesus was a rich man because he was holding his 12 associates and paid for their travel expenses.

According to this theory, the garments of Christ had to be costly, for the Roman soldiers snatched them away. And Jesus himself had to be rich because his entourage required an administrator (Judas was in charge of the finance group). Added to this, Jesus had to be rich to support his mother after his death. He could not be homeless, because no one has heard of a carpenter who has not built his own house. He also mentions that currently found an old document that says 200 kings visited the manger of Jesus. These kings came bearing gifts of gold to the Christ child. Finally, the article says, that the prosperity preachers say that Jesus could not be poor because the Scriptures say that, “The poor man’s words are quickly forgotten.” So as the words of Jesus are remembered – and since no one can follow a leader who is broke – he had to be rich.

All this makes me shudder! It harkens back to Jeremiah 6:13 “For from the least of them unto the greatest of them every one is given to covetousness, and from prophet to priest, everyone deals falsely.”

Many Christians sing praise “Everything is about Jesus” – and so it is.
When the Pharisees asked Christ to give them a sign, he replied, “Hypocrites! ye can discern the face of the sky, but signs of the times you can not! The evil and adulterous generation seeketh after a sign: but no sign will be given it except the sign of Jonah “(Matthew 16:3-4).

In the Gospel of Luke, Jesus said this word: “For as Jonah became a sign to the Ninevites, so will the Son of man be to this generation” (Luke 11:30)

Jesus – his cross, his resurrection, his blood shed, is the only sign is needed. Therein lies the satisfaction.

The day of destruction will come suddenly. In just a moment, all material things lose their value, becoming nothing. We stay only with Christ-we do not need anything else. He is the living Word that we require.

The Bible is not a book about prosperity. It is a door to the revelation of Christ, who is our peace and safety. He is our wealth, our prosperity, our precious gold.

This is the gospel we preach. And this is the Christ we serve.

Anuncios

¿Paz y seguridad? O, ¿Falta mucho tiempo todavía?

Dice San pablo en  1era. Tesalonicenses 5:3-4 “Que cuando digan: Paz y seguridad; entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer en cinta, y no escaparán. Más vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. ”

Hoy en día el mundo se encuentra en tal confusión que la gente se pregunta, “¿Estamos viendo el fin de la historia?, ¿Podríamos enfrentar un holocausto nuclear? ¿Acaso el mundo está fuera de control?

Inclusive en la actualidad algunos líderes mundiales hablando con temor. Algunos dicen “Estamos testificando la muerte de la diplomacia”. Negociaciones con países en conflicto han fallado, y dictadores descontentos han ignorado las advertencias de las Naciones Unidas.

Podríamos estar enfrentando una de las más terribles verdades, esto es que las tensiones entre las naciones no podrán ser resueltas más.

Indicios señalan que no habrán más resoluciones diplomáticas. Inclusive América ha hecho fuertes declaraciones y enviado advertencias que parecen llegar a oídos sordos. Por ejemplo, Estados Unidos se ha comprometido a defender a Japón si Corea del Norte ataca esta nación. Nuestros líderes han amenazado con usar “toda la fuerza y el poder de los Estados Unidos para tomar represalias”. Esto podría significar una aniquilación nuclear de Corea del Norte.

Ahora entendemos lo que quiso decir Jesús cuando advirtió: “Entonces habrá en la tierra angustia de las gentes, confundidas, a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas” (Lucas 21:25-26).

Cuando Jesús dio esta advertencia afirmó: “Entonces verán al Hijo del hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria; Cuando estas cosas comiencen a suceder erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca” (Lucas 21:27-28).

Estoy convencido que todas estas terroríficas situaciones que hoy observamos acontecer en esta tierra – huracanes, tsunamis, terremotos, cambios drásticos de clima, terrorismo, amenazas nucleares, guerras, rumores de guerra – todo tiene que ver con la venida de Cristo. Más allá de las “nubes de guerra” que se están formando, más allá de la oscuridad que está cubriendo la tierra, existe una “nube” que se está formando en el cielo. Y un día cercano, Cristo entrará por esa “nube” y se revelará a sí mismo ante el mundo entero. “Cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que esta cerca el reino de Dios”. (Lucas 21:31).

La primera iglesia le pedía al apóstol Pablo escribir más sobre los tiempos venideros. En el tiempo de Pablo, los cristianos presentían cerca la destrucción de Jerusalén. De ahí que deseaban saber más sobre eventos proféticos. Tenían miedo de la rudeza de los ejércitos invasores, quienes tomaron a multitudes cautivos en esclavitud. Ello causó en los creyentes que pensaran que los tiempos decadentes estaban por llegar. Entonces le solicitaron a Pablo información sobre lo que habría de venir: “Escríbenos acerca de cómo entender los tiempos venideros.”

Se trata de las señales sobre la venida del Señor Jesús para llevarse a su pueblo.

Pablo respondió con estas palabras llenas de firmeza; “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba” (1 Tesalonicenses 5:1-2). Pablo les indicó que esto sucedería cuando Cristo regresara: “Porque el Señor mismo con voz de mando con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero, luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Tesalonicenses 4:16-18)

La exhortación de Pablo hacia ellos tenía el propósito de motivarlos. En esencia él les dijo, “No hay necesidad de que ustedes se atemoricen acerca de las cosas que vendrán a la tierra. No tienen que preocuparse por estas señales temerosas y calamidades. Ustedes saben de lo que se trata. Son las señales acerca de la venida del Señor Jesús para llevarse a su pueblo.

La historia si tiene una dirección: encontrémosla!

Podemos tener la certeza que la serie de eventos que se desencadenarán se encuentran acorde al propósito de Dios. No importa la maldad y falta de fe que exista en la humanidad, el mundo no va hacia la deriva, el Señor no ha abandonado la tierra. Por el contrario, Dios simplemente tiene el control del ritmo de los sucesos. Lo que observamos hoy en día es un cambio en la dirección de los eventos, los cuales están encaminados hacia un próximo “acontecimiento divino”: la recreación de un nuevo cielo y una nueva tierra donde Cristo reinará supremamente por toda la eternidad.

Los antiguos estoicos creían que el mundo pasaba por tiempos de recomposición. En sus mentes, al término de cada periodo el mundo era destruido por una gran conflagración. Posteriormente el mundo era restaurado a semejanza de sus inicios, y todas las cosas empezaban de nuevo. En otras palabras la historia se repetía una y otra vez. Las mismas estrellas seguían las misma órbitas, las mismas personas vivían de nuevo, con lo mismos amigos, preocupaciones, y experiencias. No todo era restaurado solamente por una vez sino por la perpetuidad. Los seres humanos estaban atados a un camino del cual no podían escapar.

Las palabras del apóstol Pedro se oponen a esta forma de pensamiento. Pedro nos dice que de acuerdo con las promesas de Dios, que los cristianos esperamos “cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia” (2 Pedro 3:13). Aunado a ello, afirma que si nosotros creemos en la Palabra de Dios, entonces podemos saber que la historia se está encaminando hacia el día de la venida del Señor, cuando “los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán”. (2 Pedro 3:12).

“Pero el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos, para la venida del día de Dios” (2 Pedro 3:10-12).

Aquí  San Pedro nos dice que podemos esperar un nuevo cielo y una nueva tierra y que debemos estar expectantes a estas cosas.

Al decir Jesús, “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza” (Lucas 21:28), se refiere al lugar donde debemos mantener nuestro enfoque.

Como seguidores de Cristo nuestro foco no debe estar en los reportes de las noticias diarias. No debemos de remitirnos a los ámbitos de las guerras y rumores de guerras, ni tampoco a la posibilidad de un accidente nuclear, ni a las cosas que habrán de suceder en la tierra.

Esto significa que el pueblo de Dios no debe temer del Islam ni de cualquier otro “ismo”. Hoy en día los musulmanes de la Jihad proclaman haber recibido una palabra acerca de que su gran Imam quiere aparecer. Pero acorde con ellos, él les ha dicho que esto no sucederá hasta que el mundo se encuentre en total caos. Esto explica por qué muchos ayatollahs y mullahs están detrás de actos terroristas planeados y llevados a cabo para crear un gran desorden. Aunado a ello se encuentra el destruir Israel a través del acto terrorista más grande posible, pues éste conduciría al mundo al caos.

Todos estos hechos nos remiten a las palabras mencionadas por Jesús, Pablo y Pedro. Los argumentos musulmanes acerca de tomar el dominio del mundo – sus actos terribles de asesinato e intolerancia – son tan sólo un eco de lo que Dios tiene preparado. Su Palabra dice que estos hombres son granos de arena que desaparecerán: “Tan pronto como sopla en ellos, se secan, y el torbellino los lleva como hojarasca” (Isaías 40:24).

Los musulmanes de la Jihad cimientan su esperanza trayendo caos, pero con un simple soplo Dios es capaz de eliminar toda potestad. La verdad es que ellos solamente están apresurando la venida del único verdadero Mesías, del creador del mundo y de todo lo que en Él existe.

Pablo les dijo a los santos en Tesalónica que deseaba que ellos tuvieran conocimiento de un hecho referente a la destrucción venidera.

Ya sabemos que Pablo les aseguró a los tesalonicenses, “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba” (1 Tesalonicenses 5:1). Sin embargo Pablo añadió lo siguiente: “Quiero que sepan un hecho probado sobre este asunto”. Pablo les dijo, “Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán” (1 Tesalonicenses 5:3). Aquí Pablo le está informando algo clave a la iglesia de todos los tiempos. Él está describiendo una cosa que le sucedió a cada sociedad previo a su destrucción o juicio. Este hecho probado a lo largo de la historia es que la humanidad se torna por completo a la búsqueda de seguridad y prosperidad.

Aquí encontramos la evidencia de la llegada de una futura destrucción. Pablo lo anunció con base en evidencias del pasado. Simplemente sostuvo que no hay un momento en la Escritura donde Dios no haya traído destrucción sobre una sociedad obsesionada con la seguridad y la prosperidad. En otras palabras, Pablo está diciendo “Aquí encontramos la regla probada por la historia referente a las acciones destructivas de parte de Dios. Esto sucede en tiempos cuando los hombres se tornan en búsqueda de la prosperidad y la seguridad, al mismo tiempo que se alejan del Señor”.

Políticos recientemente anunciaron que planean introducir una iniciativa en el Congreso para crear el departamento de paz y seguridad.

Debemos estar alertas de cualquier conversación sobre paz y prosperidad cuando se avizora una terrible tormenta. Es entonces – cuando la paz y la seguridad se convierten en la primer motivación, y todos saben que solamente un milagro puede salvar a la humanidad- que podemos esperar una futura destrucción.

Jesús hizo una analogía entre los días de Noé, Lot, y el día de su misma venida. Jesús dijo que en ambas instancias la gente comía, tomaba, se casaba, compraba y vendía. En otras palabras, las actividades diarias permanecen y están aunadas a una serie de cosas que no son esencialmente malvadas. No obstante, en las generaciones de Noé y Lot el obtener todas estas cosas era una obsesión en toda la sociedad. Las actividades diarias se convirtieron en el foco central y fuertes diversiones mantenían tan atadas a la gente que las advertencias del Espíritu Santo eran sonsacadas.

De acuerdo con Jesús, lo mismo sucederá en la última hora, justo antes de la destrucción final. El mundo entero estará en búsqueda de seguridad y prosperidad, una preocupación que se propagará inclusive entre muchos dentro de la iglesia. El enfoque de mucha gente estará en las cosas del mundo y harán a un lado su fe hasta ese entonces inamovible. Inclusive ya conocemos a muchos con esta mentalidad. Multitudes están convencidas que la prosperidad es el único camino a la paz. De tal manera que mucha gente se encuentra en una carrera obsesiva en busca de prosperidad, acumulando deudas, abundancia económica y riqueza a costa de los pobres. Amados, es bajo este contexto cuando la destrucciones hace presente.

Cuando el momento del juicio llegue, ¿en qué condición el Señor encontrará a su iglesia?

¿En qué condición estará el pueblo de Jesús?, ¿Tendrán una fe vibrante?, ¿Estarán ellos buscándolo y anhelando su venida?, o ¿estarán preocupados por las cosas de este mundo? ¿Cuando Cristo venga encontrará a su iglesia controlada por falsos profetas que predican una falsa paz, riqueza, falso éxito y buenos tiempos? El profeta Jeremías describe este tiempo en la historia de Israel como: “Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz” (Jeremías 6:13-14).

Permítame usted aclarar lo siguiente: la prosperidad no es relativamente mala. La Escritura sostiene que Dios ama bendecir a sus hijos. Por tanto no hay nada malo en adquirir una hermosa casa, un bonito auto, una buena vestimenta, o comer en buenos restaurantes. Nosotros somos alentados a proveer para nuestras familias, lo que incluye construir casas, comprar, sembrar o cosechar.

Cuando estas cosas empiezan a consumirnos – absorbiendo nuestro tiempo, pensamientos, energía, actividades, evitando buscar a Dios – nuestros corazones empiezan a endurecerse. Usted observe cómo vivir con comodidades no es suficiente – cuando comprar, vender, hacer dinero preocupan nuestra mente y alma – la tibieza se hace presente. Entonces aquellos quienes se han volcado por buscar seguridad y prosperidad terminan por desechar las advertencias de Dios:

“Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz” (Jeremías 6:14).

“Así dijo Jehová de los Ejércitos… ¿A quién hablaré y amonestaré, para que oigan? He aquí que sus oídos son incircuncisos, y no pueden escuchar, he aquí que la palabra de Jehová les es cosa vergonzosa, no la aman…Puse también sobre vosotros atalayas que dijesen: Escuchad al sonido de la trompeta. Y dijeron ellos: No escucharemos” (Jeremías 6:9-10,17).

Cuando Noé profetizó que una gran destrucción vendría, su generación se burló de él.

A través de la historia bíblica, atalayas (profetas evangelistas) caminaron por las calles advirtiendo sobre los juicios venideros, profetizando al pueblo de Dios. Pero continuamente la iglesia mantuvo los oídos cerrados y dio lugar a sus propios placeres, comida, vino, a comprar, vender y construir.

Muchos predicadores están asombrado de la dureza que observan en muchos cristianos hoy en día, sobre todo aquellos que una vez estuvieron llenos del fuego de Dios. La misma gente que amaba orar y estar en la casa de Dios. Ellos amaban la corrección de parte de Dios y estaban interesados en la palabra profética que escuchaban. Pero ahora se encuentran ocupados para buscar a Dios y su amor por Jesús se ha ido enfriando día con día.

Esta gente no se mantendrá firme ante una predicación que los confronte. Ellos preferirán escuchar media hora de un sermón una vez a la semana y el cual aumente su autoestima o les ayude a ser exitosos. No cometan este error. Hay multitudes como ellos que se han adormecido.

Dios instruyó a Jeremías para que le advirtiera a su pueblo: “Tú, pues, les dirás estas palabras, pero no te oirán; los llamarás, y no te responderán. Les dirás, por tanto: Esta es la nación que no escuchó la voz de Jehová su Dios, ni admitió corrección; pereció la verdad; y de la boca de ellos fue cortada” (Jeremías 7:27-28).

De la misma manera en el Nuevo Testamento, Pablo escribe “Como está escrito: Dios les dio espíritu de estupor, ojos con que no vean y oídos con que no oigan, hasta el día de hoy” (Romanos 11:8).

¿Por qué existen estas aterrorizantes advertencias proféticas?

¿Por qué muchos cristianos que en su momento fueron entusiastas hoy se han alejado a la corrección de parte de Dios?, ¿Por qué existe esta ceguera sobre el juicio? y ¿por qué el egoísmo, el enfoque en el dinero, y en el evangelio de la prosperidad ha atrapado a muchas iglesias y creyentes? Una razón es que un creciente número de ministros actualmente se ha apartado de predicar sobre la cruz. El mensaje sobre un Cristo en sufrimiento, desamparado, ensangrentado sin hogar se ha convertido en una ofensa. El llamado al sacrificio- tomar la cruz, de estar abiertos al rechazo por el nombre de Jesús, convertirnos en un sacrificio vivo, el morir a nosotros mismos, el arrepentirnos, el ser humildes, el crucificar la carne – todos estos temas han sido evadidos por predicadores del evangelio de la felicidad y la riqueza. De tal manera que todas las advertencias apostólicas acerca de estar listos a la venida de Cristo – tener nuestras lámparas podadas para prepararnos para conocer al novio, estar despiertos y redimir el tiempo porque la hora está cerca y porque él vendrá por aquellos que lo buscan y aman su presencia – de todo esto no se habla más.

Y finalmente…¿Dónde termina ésto?

En semanas recientes, uno de los predicadores más famosos perteneciente al movimiento de la prosperidad dijo sobre la santa Palabra de Dios, “La Biblia es solamente un camino hacia la riqueza”. Otro predicador ha prometido “Ven a mi iglesia y te aseguro que llegarás a ser rico.”

El mundo secular ridiculiza este tipo de evangelios. El 22 de octubre, en la edición del “Atlanta Journal – Constitution” se publicó un artículo titulado “El Mesías rico del Evangelio de la Prosperidad”. La idea detrás de este artículo era que los predicadores de la prosperidad hoy sostienen que Jesús era un hombre rico porque él sostenía a sus 12 asociados y pagaba por sus gastos de viaje.

De acuerdo con esta teoría, las vestimentas de Cristo tuvieron que ser costosas para que los soldados romanos se las arrebataran. Y Jesús mismo tuvo que ser rico pues su séquito requería de un administrador (Judas estaba encargado del grupo de finanzas). Aunado a ello, Jesús tuvo que ser rico para poder apoyar a su mamá después de su muerte. Él no pudo ser vagabundo, pues nadie ha escuchado de un carpintero que no haya construido su propia casa. También menciona que actualmente se descubrió un viejo documento que dice que 200 reyes visitaron el pesebre de Jesús. Estos reyes llegaron con regalos de oro para el niño Cristo. Finalmente, el artículo dice, que los predicadores de la prosperidad afirman que Jesús no pudo ser pobre porque las Escrituras sostienen que, “Las palabras del hombre pobre se olvidan rápidamente”. Entonces como las palabras de Jesús son recordadas – y como nadie puede seguir a un hombre que está en quiebra – Él tuvo que ser rico.

¡Todo esto me estremece! Me remonta a Jeremías 6:13 “Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores”.

Cuando los fariseos le preguntaron a Cristo que les diera una señal, él les respondió, “¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡más las señales de los tiempos no podéis! La generación mala y adúltera demanda señal: pero señal no les será dada, sino la señal del profeta Jonás” (Mateo 16:3-4).

En el evangelio de Lucas, Jesús añadió esta palabra: “Porque así como Jonás fue señal a los ninivitas, también lo será el Hijo del Hombre a esta generación” (Lucas 11:30)

Jesús – su cruz, su resurrección, su sangre derramada- es la única señal que se necesita. En Él se encuentra la plena satisfacción.

El día de la destrucción vendrá repentinamente. En tan sólo un momento, todas las cosas materiales perderán su valor, convirtiéndose en absolutamente nada. Nos quedaremos solamente con Cristo- no necesitamos nada más. Él es la Palabra viviente que requerimos.

La Biblia no es un libro sobre prosperidad. Es una puerta a la revelación de Cristo, quien es nuestra paz y nuestra seguridad. Él es nuestra riqueza, nuestro bienestar, nuestro oro preciado.

Este es el evangelio que nosotros predicamos. Y este es el Cristo a quien servimos.

Que pasa con el que peca deliberadamente…¿Hay esperanza? -Bilingual- If I sin purposely: ¿Is there hope for me?

El punto más importante de este artículo es corto y simple: Jesús se ofreció como el sacrificio por el pecado final, pero El no murió para que pudiéramos seguir pecando deliberadamente. La Biblia deja en claro que no hay sacrificio por los pecados continuos intencionales de los creyentes.

Muchas personas insisten en que La Gracia cubre todos los pecados. “Pero mi hermano  Juan es un buen chico. Bueno, cometió adulterio un par de veces, pero él se arrepintió y salió desde entonces!” Bueno, bien por Juan! Vamos a esperar y orar para que Dios lo perdone. El perdona a quien Él quiere, porque Él conoce nuestros corazones.

Pero tenemos que recordar también que Jehova es claro que aquellos que conocen Su Ley NO deben participar en pecado deliberado y que no hay sacrificio por el pecado para pecar continuo y deliberado …. por lo que el “chico bueno” Juan, pudo haber puesto en peligro su vida eterna por “adulterio” – un acto deliberado que tuvo un pensamiento antes de hacerlo.

Planificar para tener una relación extra-marital no es un “error”, ni el pecado “no intencional”, como sin querer deja resbalar una palabra vulgar mientras esta uno enojado!
Números 15: 30. “‘Sin embargo, cuando una persona que hace un mal intencionado, ya sea un ciudadano o un extranjero, es blasfemar contra Jehova, Esa persona será cortada de entre su pueblo.

Hebreos 6: 4. Pero una vez que han descendido a la inmersión y gustaron el don del cielo y han recibido el Espíritu Santo 5. y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y el poder del mundo venidero, 6. no puede pecar de nuevo y por segunda vez ser renovados para arrepentimiento, o por segunda vez crucificarlo e insultar al Hijo de Dios. 7. Porque la tierra que bebe la lluvia que viene a menudo sobre ella y produce hierba que es de utilidad para aquellos para los cuales es labrada, recibe bendición de Dios. 8. Pero la que produce espinas y abrojos, sería descartado y es proxima estrechamente a una maldición, y su fin sería ser consumida. (AENT)

NOTA: un contraste enorme entre arameo y griego. El griego dice: “una vez de haber sido iluminados …” Esta “iluminación” parece lógico hasta que nos fijamos en arameo: “Pero una vez que han descendido a la inmersión …” La diferencia es grave, ya que el bautismo es claramente un tema que se presentó sólo dos versículos antes. El motivo de la redacción griega para “iluminación” puede haber sido debido a la influencia gnóstica temprana que destacó el conocimiento Mashiyach sobre su poder real y la encarnación de la Deidad. Ver también Hebreos 10:32.

Hebreos 10: 26 Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27 sino sólo la posibilidad aterradora del Juicio, o voraz incendio que consumirá a los enemigos.

La escritura anterior no se refiere a esas ataduras impuras que habitan en nuestra carne, sino a los creyentes hacen elecciones conscientes. No se refiere a nuestros pecados no intencionales pero a los que perseguir a sabiendas y voluntariamente.

2 Pedro 2: 19 Les prometen libertad, pero ellos mismos son esclavos de la corrupción, porque una persona es esclavo del que lo derrotó. 20 En efecto, si en una ocasión escaparon de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Libertador, Jesús el Mesías, y luego se han vuelto a enredar y son derrotado por ellos, su última condición se ha vuelto peor que la primera. 21 Hubiera sido mejor para ellos no haber conocido el camino de la justicia que, sabiendo completamente, volverse atrás del santo mandamiento el que les fue dado.

¿Cuántos de los creyentes de hoy en día se comportan de una manera que saben que son pecadores y sin embargo, siguen adelante y hacen lo que les apetece hacer, de todos modos? Eso es porque piensan erróneamente que la gracia divina cubre el pecado intencional. Eso es un error enorme! La gracia divina ha hecho maravillosa provisión por el pecado no intencional. Sin embargo, no existe ninguna disposición para el pecado intencional. La Biblia nos lo dice.

Deliberado y premeditado pecado es desobediencia y rebelión contra Dios. Es el resultado de un castigo severo o incluso la pérdida de nuestra salvación.

Levítico 26: 23 Si, a pesar de todo esto, niegan mi corrección y todavía vienen en contra de mí, entonces yo también voy a ir en contra de ustedes, y yo, si yo, los golpearé siete veces más por vuestros pecados.

1 Corintios 6: 9. ¿O no sabéis que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No se equivoquen! Ni los pecadores sexuales, ni los adoradores de ídolos-, ni los adúlteros, ni los corruptos, ni hombres que se relacionan (sexualmente) con otros hombres, 10. Tampoco los opresores, ni los ladrones, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el Reino de Dios. (AENT)

NOTA AL PIE: Compare esto con Mateo 5:17-20, donde se nos dice que la ruptura de uno de estos mandamientos de la Ley y así enseña a otros a hacer lo mismo que hace una persona “por lo menos en el reino”, pero aún así entrar Jesús implica que los que tienen más pecados graves no lo hará en: “Apartaos de mí, hacedores de maldad, nunca os conocí”, pero aquí, San Pablo da una lista más específica de lo que va a mantenerlos fuera.

1 Corintios 6: 17. Pero el que se une a nuestro Señor (Jesús), es un espíritu con él. 18. Huid del pecado sexual. Por cada pecado (otro) que un hombre comete, es exterior a su cuerpo, pero el que fornica, peca contra su propio cuerpo. (AENT)

NOTA AL PIE: En realidad el pecado sexual va más allá del cuerpo, como nos muestra la nota sobre Romanos 1:26 . Pero el otro punto es también que un pecador sexual trae el pecado sobre sí mismo en lugar de su pareja, y viceversa, a menos que se tratara de violación o abuso .

No es pecado en sí mismo que hace que una persona que profesa ser creyente para estar eternamente separado de Dios, sino, más bien, es nuestra entrega al pecado que hace que nuestra fe y fidelidad se debilite o desaparezca completamente. Nosotros coqueteamos con el desastre espiritual, si – por nuestros pensamientos, palabras y conducta – negamos a Cristo, rechazamos la gracia, despreciamos la redención, y alejamos al Espíritu Santo.

Bajo el antiguo pacto, el Señor puso a muerte la gente que voluntariamente desobedeció sus órdenes u ofreció “fuego extraño” (Levítico 10:1-2). No había ninguna expiación por el pecado intencional – y todavía no lo es. Todas las ofrendas por el pecado de la ley levítica fueron por el pecado no intencional.

Este ejemplo, en Números 15:32-35 nos dice: Mientras los israelitas estaban en el desierto, un hombre fue encontrado recogiendo leña en día de sábado. Los que lo encontraron recogiendo leña lo llevaron ante Moisés, Aarón y toda la congregación, y lo mantuvo bajo custodia porque no estaba claro qué se debe hacer con él. Entonces Jehova dijo a Moisés: “El hombre tiene que morir. Toda la asamblea debe apedrearlo fuera del campamento”.

El hombre que pecó voluntariamente no se dejó engañar de ninguna manera. Él no estaba movido por impulsos incontrolables. Él simplemente decidió hacer ignorar de lo que Dios había dicho acerca del sábado. Su recompensa fue la muerte.

Levítico 4: 27 Si una persona entre la gente peca inadvertidamente, haciendo algo contra alguno de los mandamientos de Jehova referente a cosas que no se deben hacer, es culpable.

El pecado no intencional

Un pecado puede ser involuntario cuando un individuo es sorprendido descuidadamente y cede a la tentación de la lujuria o la ira, o cuando la persona no es consciente de los mandamientos de Dios.

Si El Espíritu Santo nos menciona un pecado, debemos confesarlo inmediatamente, denunciarlo como indigno del Reino de Dios, renunciar a el y tener más nada que hacer con él, y pidamos a Dios por la fortaleza para mantenernos de repetirlo .

Con el sacrificio de Jesús El Mesías, la humanidad ha sido absuelta por la eternidad en cuanto a la culpa del pecado y el poder del pecado se refiere. El problema es, el hombre tiene que caminar en esto en el conflicto cotidiano como el Espíritu Santo lo capacita para superar pecaminosos impulsos. A medida que continúa a obedecer a Dios en sentido estricto, la sangre de la expiación mantiene en la limpieza él.

Como podemos ver, pecando deliberadamente tiene resultados trágicos. Pero, ¿qué pasa con los creyentes que, a sabiendas, voluntariamente desobedecen a Dios, y luego se arrepienten.
¿Pueden ser salvados de la destrucción?

¡Sí! Dios hará lo posible para que puedan entrar en la nueva era de justicia sólo si se van a producir y volver a Él!

Deuteronomio 7: 9 De esto se puede saber que Jehova tu Dios es verdaderamente Dios, el Dios fiel, que guarda el pacto y extiende su gracia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones. 10 Pero él paga a los que le aborrecen y los destruye. No va a ser lento para tratar con alguien que le odia, le dará el pago en persona.

Si, después de haber sido castigado, el pecador continúa en sus caminos rebeldes, al final no habrá ninguna vuelta atrás, sino que será considerado como un enemigo de Dios y arrojados al lago de fuego para pasar la eternidad con Satanás.

Jesús dijo:

Apocalipsis 3: 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Él nos ama, pero el pecado no es aceptable para Él, no importa cuán grande o pequeño. Como un padre amoroso, Él nos va a permitir aprender de nuestros errores y perdonar, pero llega un momento en que Él va a “trazar la línea” si seguimos a rebelándonos.

Isaías 66: 24 “Al salir, mirarán a los cadáveres de las personas que se rebelaron contra mí, porque su gusano nunca morirá, ni su fuego nunca se apagará, sino que serán abominables a toda la humanidad..

Hebreos 10: 29 Piense cuánto peor será el castigo merecido por alguien que ha pisoteado al Hijo de Dios, que ha tratado como algo común la sangre del pacto que le hizo santo, y que ha insultado al Espíritu, dador de Dios gracia! 30 Para Quien sabemos es Aquel que dijo: “La venganza es mi responsabilidad, yo pagaré”, “. Jehova juzgará a su pueblo”, y luego dijo: 31 Es una cosa terrible caer en las manos del Dios vivo!

Muchos pastores de todo el mundo son de la opinión que los versículos como los anteriores no se aplican a los cristianos porque son “salvos por gracia.” Gran error! La idea de que una persona puede hacer lo que quiera después de profesar la fe en Jesús y no entrar en el problema espiritual más grave es un peligrosa y una anti-bíblica! Dios no ha cambiado, Él nos amó lo suficiente para darnos un sacrificio por el pecado final, porque el hombre no puede “hacerlo bien” con Dios. Jesús fue el sacrificio por el pecado final – pero Él no vino a abolir la Ley (enseñanza original de Dios y las escrituras), o para ofrecerse como sacrificio por el pecado intencional,  deliberado y continuo ….

Mateo 5: 17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas. No he venido a abolir, sino a completar. 18 Sí, por supuesto! Yo os digo que mientras existan el cielo y la tierra pasarán, no tanto como una jota o una tilde pasará de la Ley – no hasta que todo lo que tenga que suceder suceda.

Ha sucedido todo lo que tiene que suceder? El cielo y la tierra pasaron ya? Si no, entonces Jesús nunca”clavado en la cruz” como muchos en la iglesia han entendido mal (véase el libro de Romanos). Él nos dio una oportunidad en la vida eterna, no el permiso para romper cualquiera de sus mandamientos o hacer lo que nos plazca.

++++++++++++++++++++++++++++++++
Ahora, alguien preguntaría: ¿qué puedo hacer para evitar pecar una vez que haya aceptado el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob y de su Mesías?

Un amigo escribió:

Yo he sido un creyente por muchos años, pero me parece que no puede salir de la pecar en mi vida. ¿Estoy salvado, o es demasiado tarde? ¿Qué puedo hacer para “ponerme bien con Dios” ahora?

La conclusión es que, si uno afirma ser creyente y todavía sigue pecando deliberadamente y con un propósito, es muy probable que nunca fue “salvo” en el primer lugar. Aquellos que tienen el Espíritu Santo no desean, ni pecan intencionalmente  o deliberadamente porque hacerlo sería la de llevar al Espíritu Santo a pecar con ellos … Esto no puede suceder porque el Espíritu Santo no está dentro de los que se dedican y continúan a pecar deliberadamente . La santidad no puede residir junto al pecado, y punto.

No todo está perdido, sin embargo, cualquiera se desvía en algún momento. La clave está en reconocerlo y luego volver a la camino y luego hacer todo lo posible para permanecer allí. El enemigo quiere hacernos creer que somos demasiado “malos” para volver siempre a Jehova. Es por eso que debemos recordar que cada uno de los patriarcas eran culpables de pecado en algún momento.

Ejemplos de ello: Abraham le pidió a su esposa que mintiera por él, para que su vida estaría a salvo (Génesis 12:11-20). Isaac hizo básicamente lo mismo en Génesis 26:6-11. En Génesis 27 Jacob engañó a su padre en la creencia de que él (Jacob) era el primogénito que debe tener la bendición del primogénito. Y que no hay que olvidar que Pablo, el escritor más prolífico de los Evangelios, fue un asesino (Hechos 8:1-5, Hechos 9:1-2).

Si fuéramos seres humanos perfectos, sin pecado, Jesús  no habría tenido que morir por nosotros!

Lo que tenemos que recordar es que una vez que volvemos y nos arrepentimos porque sabemos “el bien y el mal” es que no hay sacrificio por el pecado continuo y deliberado. Accidentalmente si se nos va un resbalón vulgar cuando estamos enojados no se considera “deliberado” o pecar “continuo”. Pero saber, por ejemplo, que la Biblia nos dice que la homosexualidad o adulterio es un pecado y luego seguimos adelante y participamos en ella, de todos modos – eso es definitivamente pecar “con propósito” ….

Volver a Jehova tiene consecuencias que requieren un poco de responsabilidad por nuestra parte. “Creer” en Dios no significa automáticamente nos nos hace inmunes a las artimañas de Satanás! Dios nos da la opción de hacer las cosas a su manera, o a la de Satanás. Si nos negamos a obedecer a aquel “silbo apacible y delicado” en el fondo de nuestra mente que dice: “Yo sé que no debo hacer esto”, entonces tenemos que prestarle atención y abstenerse de ceder a nuestra naturaleza por el pecado!

Dios nos ha dado una manera de salir de nuestro estilo de vida carnal: Al creer que la sangre derramada de Jesús  en la cruz ha quitado nuestros pecados pasados ​​- podemos volver y arrepentirnos y hacer todo lo posible para no ceder al deseo de seguir viviendo en nuestro presente pecados. Nuestra tarea ahora es aprender lo que constituye el pecado y practicar un poco de auto control para PARAR el pecado.

 

 

Translated to english

The major point of this article is short and simple: Jesus offered himself as the final sacrifice for sin, but He did not die so that we deliberately keep on sinning. The Bible makes it clear that there is no sacrifice for intentional and continuous sins of believers.

Many people insist that Grace covers all sins. “But my brother Philip is a great guy. Well, he committed adultery a few times, but he repented and went since then! “Well, good for Philip! Let’s hope and pray that God will forgive him. He forgives whom He considers worth of it, because He knows our hearts.

But we must also remember that Jehovah is clear that those who know His Law should NOT participate in deliberate sin and that no sacrifice for sin to sin continued deliberate …. so the “good guy” John, could have jeopardized their eternal life for “adultery” – a deliberate act that had a thought before doing so.

Planing to have an extra-marital relationship is not an “error” or  “unintentional sin” , or as accidentally lets slip a vulgar word when one is mad!
Numbers 15: 30 “. ‘However, when a person who makes a malicious, whether a citizen or a foreigner, is blaspheming the LORD, that person shall be cut off from among his people.

Hebrews 6:… 4 And once they have been relegated to the immersion and have tasted of the heavenly gift and have received the Holy Spirit, 5 and have tasted the good word of God and the power of the coming age, 6 can not be too new and second time be renewed to repentance, or a second time and insulting crucify the Son of God. 7. For the earth which drinks in the rain that often comes upon it and produces herb that is useful to those for whom it is dressed, receiveth blessing from God. 8. But if it bears thorns and thistles, it is discarded and is closely next to a curse, whose end would be consumed. (AENT)

NOTE: a huge contrast between Aramaic and Greek. The Greek says, “once having been enlightened …” This “enlightenment” seems logical until you look in Aramaic: “But once they have been relegated to the immersion …” The difference is severe, since baptism is clearly a topic to be presented only two verses before. The reason for writing the Greek for “light” may have been due to early Gnostic influence Mashiyach highlighted knowledge about its actual power and the incarnation of the Deity. See also Hebrews 10:32.

Hebrews 10: 26 For if we sin deliberately after receiving the knowledge of the truth, there is no more sacrifice for sins, 27 but only the terrifying prospect of Judgment, or raging fire that will consume the enemies is no longer.

The above script does not refer to those impure ties that live in our flesh, but to believers  when they make conscious choices. It means not about our unintentional sins but the ones knowingly and willingly people pursue.

2 Peter 2: 19 They promise them freedom, but they themselves are slaves of corruption, because a person is a slave who defeated him. 20 For if once escaped the pollutions of the world through the knowledge of the Lord and Liberator, Jesus the Messiah, and then have again are entangled and are defeated by them, their last condition has become worse than the first . 21 would have been better for them not to have known the way of righteousness, fully knowing it, to turn from the holy commandment which was given to them.

How many believers today are behaving in a way they know they are sinners and yet go ahead and do what they want them to do, anyway? That’s because they mistakenly think that God’s grace covers intentional sin. That is a huge mistake! Divine grace has made wonderful provision for unintentional sin. However, there is no provision for intentional sin. The Bible tells us so.

Deliberate and premeditated sin is disobedience and rebellion against God. It results in severe punishment or even the loss of our salvation.

Leviticus 26: 23 If, despite all this, refuse my correction and still come against me, then I will also go against you, and if I, will hit seven times more for your sins.

1 Corinthians 6:. 9 Do you not know that the unrighteous will not inherit the kingdom of God? Make no mistake! Neither sexual sinners, nor idolaters, nor adulterers, nor corrupt, nor men (sexually) relate to other men, 10. Neither the oppressors, nor thieves, nor drunkards, nor revilers, nor swindlers will inherit the kingdom of God. (AENT)

FOOTNOTE: Compare this to Matthew 5:17-20, which tells us that breaking one of the commandments of the Law and so teaches others to do the same thing that makes a person “at least in the Kingdom” but still get Jesus implies that those who have more serious sins will not make it, “Depart from me, you evildoers, I never knew,” but here, St. Paul gives a more specific list of what will keep them out .

1 Corinthians 6:. 17 But he who is joined to the Lord (Jesus), is one spirit with him. 18. Flee from sexual sin. For every sin (another) that a man commits is outside his body, but he who sins sexually, sins against his own body. (AENT)

FOOTNOTE: Actually sexual sin is beyond the body, and shows the note on Romans 1:26. But the other point is also a sexual sinner brings sin upon himself instead of your partner, and vice versa, unless it were rape or abuse.

There is sin in itself that makes a person who professes to be a believer to be eternally separated from God, but rather, it is our commitment to sin makes our faith and fidelity to weaken or disappear completely. We flirt with spiritual disaster if – by our thoughts, words and behavior – we deny Christ, we say grace, we neglect the redemption, and the Holy Spirit away.

Under the old covenant, the Lord put to death people who willfully disobeyed his orders or offered “strange fire” (Leviticus 10:1-2). There was no atonement for intentional sin – and still is not. All sin offerings of the Levitical law were for unintentional sin.

This example, in Numbers 15:32-35 tells us: While the Israelites were in the desert, a man was found gathering wood on the Sabbath day. Those who found him gathering firewood brought him unto Moses and Aaron and the whole congregation, and kept in custody because it was unclear what to do with it. Then the LORD said to Moses, “The man must die. The entire assembly must stone him outside the camp. ”

The man voluntarily sinned: nobody came to make him a fool at all. He was not moved by uncontrollable impulses. He simply decided to ignore what God had said about the Sabbath. His reward was death.

Leviticus 4: 27 If a person among people sins unintentionally by doing something against any of the commandments of the LORD concerning things which should not be done, is guilty.

Unintentional Sin

A sin can be involuntary when an individual is caught carelessly and yields to the temptation of lust or anger, or when the person is not aware of God’s commandments.

If the Holy Spirit mentioned we sin, we should confess immediately, denounce as unworthy of the Kingdom of God, renounce it and have nothing more to do with it, and ask God for the strength to keep repeating it.

With the sacrifice of Jesus the Messiah, mankind has been acquitted for eternity as to the guilt of sin and the power of sin is concerned. The problem is, the man has to walk on this in the daily conflict as the Holy Spirit enables him to overcome sinful impulses. As you continue to obey God strictly, the blood of the sin remains in cleaning it.

As we can see, sinning deliberately have tragic results. But what about the believers who knowingly, willfully disobey God, then repent.
Can they be saved from destruction?

Yup! God will make it possible for them to enter the new era of justice only if they will produce and return to Him!

Deuteronomy 7: 9 From this you may know that the LORD your God is truly God, the faithful God, which keepeth covenant and extends grace to those who love him and keep his commandments to a thousand generations. 10 And he charged them that hate you and destroys. It will not be slow to deal with someone who hates you, he will repay him in person.

If, after being punished, the sinner continues in his rebellious ways, in the end there will be no turning back, but will be considered as an enemy of God and cast into the lake of fire to spend eternity with Satan.

Jesus said:

Revelation 3: 16 But because thou art lukewarm, and neither cold nor hot, I will spew thee out of my mouth.

He loves us, but sin is not acceptable to Him, no matter how big or small. As a loving Father, He will allow us to learn from our mistakes and forgive, but there comes a time when He will “draw the line” if we follow rebelling.

Isaiah 66: 24 “When you go outside, look at the bodies of those who rebelled against me: for their worm shall not die, neither shall their fire be quenched, they will be loathsome to all mankind ..

Hebrews 10: 29 Think how much worse the punishment for someone who has trampled the Son of God, who has treated as common the blood of the covenant that made him holy, and who has insulted the Spirit, grace-giving God! 30 For we know who is the One who said, “Vengeance is my responsibility, I will repay”, “. Jehovah will judge his people, “and then said, 31 is a terrible thing to fall into the hands of the living God!

Many pastors around the world are of the opinion that verses like the above do not apply to Christians because they are “saved by grace.” Big mistake! The idea that a person can do what you want after professing faith in Jesus and not go into the most serious spiritual problem is a dangerous and unbiblical! God has not changed, He loved us enough to give us a final sacrifice for sin, because man can not “get it right” with God. Jesus was the ultimate sacrifice for sin – but He did not come to abolish the Law (the original teaching of God and the scriptures), or offered as a sacrifice for the intentional, deliberate and continuous sin ….

Matthew 5: 17 Think not that I came to destroy the Law or the Prophets. I have come not to abolish but to complete. 18 Yes, of course! I tell you, until heaven and earth pass away, not so much as a jot or tittle will pass from the law – not until everything has to happen will happen.

It has happened all that has to happen? Heaven and earth passed away yet? If not, then Jesus never “nailed to the cross” as many in the church have misunderstood (see Romans). He gave us a chance at eternal life, not being allowed to break any of their orders or do as we please.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +
Now, someone would ask: what can I do to avoid sin once you have accepted the God of Abraham, Isaac and Jacob and their Messiah?

A friend wrote:

I have been a believer for many years, but I can not seem to get out of the sin in my life. Am I saved, or is it too late? What can I do to “get right with God” now?

The conclusion is that if one claims to be a believer and still sinning willfully and purposefully, it is likely that never was “saved” in the first place. Those who have the Holy Spirit does not want, or intentionally or willfully sin because to do so would be to take the Holy Spirit to sin with them … This can not happen because the Holy Spirit is not within the engaged and continue to deliberately sin. Holiness can not live with sin, period.

All is not lost, however, anyone deviates at some point. The key is to recognize it and then return to the road and then do everything possible to stay there. The enemy wants us to believe that we are too “bad” to always return to Jehovah. That is why we must remember that each of the patriarchs were guilty of sin at some point.

Examples: Abraham asked his wife to lie for him, that his life would be safe (Genesis 12:11-20). Isaac did basically the same thing in Genesis 26:6-11. In Genesis 27 Jacob tricked his father into believing that he (Jacob) was the eldest son that should have the blessing of the firstborn. And do not forget that Paul, the most prolific writer of the Gospels was a murderer (Acts 8:1-5, Acts 9:1-2).

If humans were perfect, without sin, Jesus would not have had to die for us!

What we have to remember is that once we return and repent because we know “good and evil” is no sacrifice for the continuous and deliberate sin. Accidentally if we are going a vulgar slip when we are angry is not considered “deliberate” or “continuous” sin. But to know, for example, that the Bible tells us that homosexuality or adultery is a sin and then went ahead and participate in it, anyway – that’s definitely sin “purposeful” ….

Back Jehovah has consequences that require a bit of responsibility on our part. “Believing” in God does not automatically mean us makes us immune to the wiles of Satan! God gives us the option to do things his way, or Satan. If we refuse to obey that “still small voice” in the back of our mind that says, “I know I should not do this,” then we have to pay attention and refrain from giving in to our nature by sin!

God has given us a way out of our carnal lifestyle: Believing that the shed blood of Jesus on the cross has taken away our past sins – can return and repent, and do everything possible not to give in to the desire to continue living in our present sins. Our task now is to learn what constitutes sin and practice a little self control to STOP the sin.

Why our young people decide to leave the church. Are we paying attention? Nuestros jovenes se estan yendo de la Iglesia: ¿estamos poniendo atención?

¿Por qué los jóvenes dejan la iglesia?

We often wonder why so many young people who, having known the gospel truth and one day decide to leave the church and not return.

We live in an age in which our young people leave the church at an alarming rate, and we may know some of the reasons that drive them to leave behind something as wonderful as life in Christ.

These reasons will be very familiar to those who work with youth.

1. Adult members are false lives.

What happens in the mind of a young man when he is scolded by a church leader for inappropriate behavior with his girlfriend, when he learns that the leader himself is having an affair with the wife of a deacon? Many times we are more than willing to teach with words and through our lives.

We forget that young people have an innate ability to see through a false life.

It is true that our only example should be Jesus, not a leader or someone in the church, however, is difficult to see how a young person is preached one thing and practiced another. This results in the young a sense that the church is becoming hypocritical.

Recall that our best preaching is by example.

2. The church gives too much importance to nonessentials

The Baby boomers, now leaders in the church, they will remember the time without problems disproportionate church and church schools spent on over boy’s hair, or the shortness of the skirt or dress the girl.

Too often it seems that the rules are more important than the young. For young people having many rules are seen as being almost irrelevant. They struggle with dry formality of the liturgy – the shapes and forms of worship that are very distant from her world.

For a young person the real talking points come to be drug problems, broken relationships, fights between their parents that may end up in a divorce court, or not achieving the desired grade in school. What does the church say to these young people?

3. Negative attitudes, judgmental and without any sense of adult members.

A study of 1800 teenagers revealed that 36% of young people between the ages of 17 and 18 adult leaders felt they were not concerned with them.

And sadly 50% felt that their pastor had no time for them and did not care about them. Most church leaders and pastors were saddened to hear that to think it was in another church, but unfortunately perception is similar in most churches.

Perception is for perceiving reality.

Recall that the appearance of a young man can be very misleading: You may be jumping for joy, and be crying in sadness. Or you can be dressed in the least appropriate possible and be inside someone comes forward to embrace him and ask what’s wrong. A girl may be shy and never cause problems, and inside you might be thinking of killing yourself, because you do not find meaning in anything.

The only way to know, is approaching them uncritically and without judgment.

4. Church leaders worried about the organization and not by people.
It’s too easy to put the above rules when people want to maintain order.

Recently a young man was invited to be a deacon. He never had a tie to go to church, and the first time he was asked to collect the offering was dressed as usual, with his church clothes but no tie. The old man stopped everything and from the pulpit told the young – “If you pick up the offering in this church will use tie!” No more to say except that the boy felt terribly embarrassed, gave the dish the deacon who was beside him, he turned and left the church.

He has not taken up the offering or even attended church since.

Remember that rules are made to maintain order, but we must be more aware of people and their motives. Perhaps a word humble in a moment alone could have made that young man left the church to be a great leader today. However, this deacon won a battle with the rules, but lost the soul of a young man.

5. Services boring and unimportant.

It is reported that Spurgeon said: “If the congregation falls asleep deacon should get a long stick and poking the pastor.” A survey of young people after the service in any week find that only one in three say they believed the service was interesting .

There is a great responsibility on the pastor to be relevant and interesting in their preaching. In my thought is a sin of enormous magnitude portraying the King of the Universe as boring.

An international preacher occasionally sat with her son in the church. His son, deaf in one ear, he sat next to his mother in church every week and struggled with follow-ups. In one of those rare occasions in which the preacher was at home on the weekends, he sat on the other side of her son – of his deaf ear side. Invariably at some point of the sermon the boy whispered quite strong, “Dad, I’m bored” when his father was trying to say to keep quiet, his father thought his son had not heard him and said even louder, and just front of the preacher, “Dad, I’m bored”. Many times his dad wanted turn his head to tell in his good ear, “Shut up kid, me too”

6. Do not want to be hypocrites.

Many times, led by their desire to belong, many young people are baptized or formally become members at the early age of eleven or twelve. There is often a lot of peer pressure to be part of it.

As they grow they question why they did it and actually feel they were not convinced.

Just as young people see through false hypocritical or adults, they are very sensitive about that they themselves can be seen as well. The fact is that we all fail, and failure is a part of being human.

It is a great relief to learn that the young Jesus gave his disciples room to grow, and the freedom to fail.

Admitting that had failed was found with a forgiveness always ready to give. (Just remember the story of Peter walking on the water, or remembered as the disciples, who had returned from a trip where they had raised the dead, cast out devils and many miracles, failed to fulfill Jesus’ command to feed the 5000 . still later, when they failed to feed the 4000 Jesus said, “Nothing will be impossible for you!”)

7. The church is very strict.

Tony Campolo boys described Christians as those who “do not drink, do not smoke, do not chew and do not go with girls!” Often young people see the church rules as arbitrary and out of fashion, even belonging to a time and forgotten.

A young man described his adolescence as well:
My mother taught me not to smoke – and I do not
O hear dirty jokes – and I do not
She told me that I should not think of intoxicating beverages.
Girls should not look pretty – and I do not
Young people go mad after women, wine and song – and I do not
Staying out until later this wrong – and I do not
Do not kiss the girls, even one
I do not know how to do it
You would not think that I enjoy – and I do!
For teenagers it is as if we have forgotten what it means to have fun – if they ever felt. Leaders tend to spend more time to ban and not enough on the free side and saving the good news.

When it comes to someone who has fallen – instead of dealing with them as Jesus did with the woman in adultery – the church is almost punitive.

Often forgetting that discipline comes from disciple. Discipline should not mean punishment, but mean to make a better disciple. I recently had several workshops where I taught pastors and leaders about the gift of listening. Twice I finished listening to two young shepherds.

Given the opportunity to tell their story, the two were launched on a journey of pain they had suffered after being expelled from schools churches. It took several years before returning to the church, and the pain was still with them.

The disciplinary committee of the church school met. It seemed to be a formality, as in previous cases, the most recent being the end of last year, some students who had been taking were expelled. The school chaplain did some research and found that all the young people who had been expelled last year had left the church. The evidence against this new group was indisputable. They were recorded by a television camera in a sports game and had beer cans for all to see, and the director himself saw them.

Obviously last year’s actions did not flinch. The chaplain pleaded for young people to stay in school. It was a very difficult road, full of criticism, but at the end all ended the year and almost a decade later still in the church. The purpose of discipline is disciple making better than the other side.

8. They are attracted to a different lifestyle.

There is a basic honesty generations of adolescents and young adults. They admit that there are other ways of life that are interesting, most of what the church can offer them or what they have seen and experienced in the Christian community. Adolescence is a time to test different identities and to see if they can live in different “houses of beliefs.”

There is interest in the lifestyles that are presented on TV shows and stars of music and film.

9. They have no real friends in the church.

The lack of friends in the church is a big reason why we do not want to attend church. In a study on youth values, Donald Poterski said 90% of the boys had to friendship as the most valued. Friendship is the glue that sticks to the youth of the church.

Studies on the growth of the church show that most people are introduced to the church by a friend, and then remaining members for their friendship.

10. The church will not let me think for myself.

This is an inherent problem with any organization which believes it has all the answers, rarely leaves room for questions. The studies that have been cited several times in North America and Australia have shown that young people perceive the church as a place that challenge them to think or question.

And most do not see the church open to new ideas. The survey of Canadian and American students revealed that only half of those aged 12 to 18 believe that the church challenges them in their thoughts, which encourages them to ask questions, they feel that the church is open to new ideas and that is friendly. Although perceptions of the church 12 years boys were not as high.

Knowing these points we have in our power the ability to help young people to change and turn to the Lord. Often they blame for leaving the church is ours, and maybe we could have done more to help.

May the Lord be with you.

 

 

Espanol:

¿Por qué nuestros jóvenes deciden salir de la iglesia? ¿Estamos prestando atención?

Muchas veces nos preguntamos por qué tantos jóvenes que, después de haber conocido la verdad del Evangelio, un día deciden abandonar la iglesia y no volver. ¿Que esta pasando?

Vivimos en una época en la que nuestros jóvenes abandonan la iglesia a un ritmo alarmante, y podemos conocer algunas de las razones que los impulsan a dejar atrás algo tan maravilloso como es la vida en Cristo.

Estas razones van a ser muy conocidas para aquellos que trabajan con la juventud.

1. Los miembros adultos tienen vidas falsas.

¿Qué sucede en la mente de un joven cuando se le reprendió por un líder de la iglesia por comportamiento inapropiado con su novia, cuando se entera de que el propio líder está teniendo una aventura con la esposa de un diácono? Muchas veces estamos más que dispuestos a enseñar con palabras que a través de nuestras vidas.

Nos olvidamos de que los jóvenes tienen una capacidad innata para ver a través de una vida falsa.

Es cierto que nuestro único ejemplo debería ser Jesús, no un líder o alguien en la iglesia, sin embargo, es difícil ver cómo a una persona joven se le predica una cosa y ven practicando otra. Esto da lugar a los jóvenes un sentido de que la iglesia se está convirtiendo en una hipocresía.

Recordemos que nuestra mejor predicación es el ejemplo.

2. La iglesia le da demasiada importancia a cosas no esenciales

Los baby boomers, ahora líderes en la iglesia, que recordarán el tiempo sin problemas de las escuelas de la iglesia y de la iglesia desproporcionados gastan en el cabello de niño, o lo corto de la falda o el vestido de la chica.

Con demasiada frecuencia parece que las reglas son más importantes que los jóvenes. Para los jóvenes que tienen muchas reglas son vistas como casi irrelevante. Luchan con la formalidad seca de la liturgia – las formas y las formas de culto que son muy distantes de su mundo.

Para una persona joven los temas de conversación reales vienen a ser los problemas de drogas, relaciones rotas, peleas entre sus padres que pueden acabar en una corte de divorcio, o que no alcanzan el grado deseado en la escuela. ¿Qué les dice la iglesia a estos jóvenes?

3. Las actitudes negativas, prejuicios y sin ningún sentido de los miembros adultos.

Un estudio que se practico a 1800 jóvenes, reveló que el 36% de los jóvenes entre las edades de 17 y 18 ,  sentían que sus líderes adultos no estaban interesados ​​en ellos.

Y tristemente el 50% consideró que su pastor no tenía tiempo para ellos y no se preocupaba por ellos. La mayoría de los líderes de la iglesia y los pastores se entristecieron al saber que pensar que fue en otras iglesias, pero por desgracia la percepción es similar en la mayoría de las iglesias.

La percepción es la de percibir la realidad.

Recordemos que la aparición de un hombre joven puede ser muy engañosa: Puede estar saltando de alegría y estar llorando en la tristeza. O puede ser vestido en el mínimo posible de su caso y ser dentro de alguien se ofrezca a abrazarlo y preguntarle que está mal. Una niña puede ser tímida y nunca causar problemas, pero en su interior podría estar pensando en quitarse la vida, porque ella no encuentra sentido en nada.

La única manera de saber,  es acercarse a ellos sin crítica y sin juicio.

4. Los líderes de la Iglesia se preocupan por la organización y no por personas.

Es muy fácil de poner las normas anteriores cuando la gente quiere mantener el orden.

Recientemente un joven fue invitado a servir como diácono. Nunca tuvo un motivo para ir a la iglesia, y la primera vez se le pidió que recoger la ofrenda estaba vestido como siempre, con su ropa de la iglesia, pero sin corbata. El anciano detuvo todo y desde el púlpito le dijo al joven – “Si usted colecta la ofrenda en esta iglesia va a usar corbata” : nada más que decir, excepto que el muchacho se sintió terriblemente avergonzado, le dio el plato del diácono que estaba a su lado, se dio la vuelta y salió de la iglesia. Él no ha aceptado el ofrecimiento o incluso no ha asistido a la iglesia desde entonces.

Recuerde que las reglas están hechas para mantener el orden, pero tenemos que ser más conscientes de las personas y sus motivaciones. Quizás una palabra humilde de un momento a solas podría haber hecho ese joven salió de la iglesia para ser un gran líder en la actualidad. Sin embargo, este diácono ganó una batalla contra las reglas, pero perdió el alma de un hombre joven.

5. Servicios aburrido y sin importancia.

Se informa que Spurgeon dijo: “. Si la congregación cae dormida, el diácono debería conseguir un palo largo y picarle las costillas al pastor”.  Una encuesta de jóvenes después del servicio en cualquier semana encontró que sólo uno de cada tres dicen que creían que el servicio era interesante.

Hay una gran responsabilidad en el pastor sea relevante e interesante en su predicación. En mi pensamiento es un pecado de gran magnitud que se refleje, se muestre o se presente al Rey del Universo como aburrido.

Un predicador INTERNACIONAL vez en cuando se sentaba con su hijo en la iglesia. Una vez su hijo, sordo de un oído, se sentó al lado de su madre en la iglesia cada semana y batallaba siguiendo la predicación con seguimientos. En una de esas raras ocasiones en las que el predicador estaba en casa los fines de semana, se sentó en el otro lado de su hijo – de su lado oídos sordos. Invariablemente, en algún momento del sermón el niño susurró bastante fuerte, “Papá, estoy aburrido” cuando su padre estaba tratando de decir que guardara silencio, su padre pensó que su hijo no lo había escuchado y dijo aún más fuerte, y justo delante de el predicador, “papá, estoy aburrido”. Muchas veces su papá quería volver la cabeza para decirle en su buen oído, “Cállate niño, yo también”

6. No quiero ser hipócrita.

Muchas veces, llevado por su deseo de pertenecer como miembro igual que sus padres, muchos jóvenes son bautizados o se convierten formalmente miembros a la temprana edad de once o doce años. A menudo hay una gran cantidad de presión de los compañeros para ser parte de ella.

A medida que crecen se preguntan por qué lo hicieron y en realidad sienten que no estaban convencidos.

Así como la gente joven ve a través de falsas hipócrita o adultos, son muy sensibles a que ellos mismos se pueden ver también. El hecho es que todos fallamos, y el fracaso es parte del ser humano.

Es un gran alivio al saber que el joven Jesús dio a sus discípulos espacio para crecer, y la libertad de fracasar.

Admitiendo que había fallado se encontró con un perdón siempre dispuesto a dar. (Sólo recuerde la historia de Pedro caminando sobre el agua, o recordados como los discípulos, que habían regresado de un viaje donde se habían levantado a los muertos, echad fuera demonios y muchos milagros, incumplido el mandato de Jesús para alimentar a los 5.000. Todavía más tarde, al no poder alimentar a los 4000 Jesús les consoló diciéndoles: “Nada será imposible para ustedes!”)

7. La iglesia es muy estricta.

De joven, Erick Sdravenije describe a los cristianos como aquellos que “no beben, no fuman, no mastiquen y no salga con las niñas!” A menudo, los jóvenes ven las reglas de la iglesia como arbitrarias y fuera de moda, algo que pertenece a una época ya olvidada.

Un joven describió su adolescencia, así:
Mi madre me enseñó a no fumar – y yo no fumo
O escuchar chistes verdes – y no lo hago
Ella me dijo que no debía pensar en bebidas embriagantes.
No deben mirar a las niñas  con deseo – y no lo hago
Los jóvenes se vuelven locos con las mujeres, el vino y la canciónes – y yo no
El andar en la calle muy noche – y no lo hago,
No bese a las niñas, ni siquiera a una,
No sé cómo hacerlo
Usted no pensaría que me gusta – y lo hago!
Para los adolescentes, es como si nos hemos olvidado de lo que significa tener diversion – si es que alguna vez sintieron. Los líderes tienden a pasar más tiempo en prohibir y no lo suficiente en el lado libre y guardar las buenas noticias.

Cuando se trata de alguien que ha caído – en lugar de tratar con ellos como lo hizo Jesús con la mujer en adulterio, la iglesia es casi punitiva y lo condenara a ser ignorado.

A menudo, se les olvida que la disciplina viene de discípulo. La disciplina no debe significar el castigo, sino significa hacer un mejor discípulo. Recientemente tuve varios talleres en los que enseñé a pastores y líderes sobre el don de la escucha. Dos veces he terminado de escuchar a dos pastores jóvenes. Dada la oportunidad de contar su historia, los dos se pusieron en marcha en un viaje de dolor que habían sufrido tras ser expulsado de la escuela de su iglesia. Pasaron varios años antes de regresar a la iglesia, y el dolor todavía estaba con ellos.

El comité disciplinario de la escuela de la iglesia se reunió. Parecía ser una formalidad, como en casos anteriores, siendo la más reciente la final del año pasado, algunos estudiantes que habían estado tomando embriagantes fueron expulsados​​. El capellán de la escuela hizo una investigación y descubrió que todos los jóvenes que habían sido expulsados ​​el año pasado habían abandonado a la iglesia. La evidencia en contra de este nuevo grupo era indiscutible. Fueron grabados por una cámara de televisión en un juego de deportes y tenía latas de cerveza donde todos lo veían, y el propio director los vio.

Obviamente las acciones del año pasado no eran buenas referencias. El capellán rogó que los jóvenes permanecieran en la escuela. Fue un camino muy difícil, lleno de críticas, pero al final terminó el año y casi una década después, todavía estan en la iglesia. El propósito de la disciplina es discípulo hacer mejor el otro lado.

8. Ellos se sienten atraídos por un estilo de vida diferente.

Hay unas generaciones honestidad básicas de los adolescentes y adultos jóvenes. Admiten que hay otras formas de vida que son interesantes, la mayoría de lo que la Iglesia puede ofrecer a ellos o lo que han visto y vivido en la comunidad cristiana. La adolescencia es un tiempo para probar diferentes identidades y para ver si pueden vivir en diferentes “casas de creencias.”

Hay interés en los estilos de vida que se presentan en programas de televisión y las estrellas de la música y el cine.

9. No tienen verdaderos amigos en la iglesia.

La falta de amigos en la iglesia es una gran razón por la que no queremos ir a la iglesia. En un estudio sobre los valores de la juventud, Donald Poterski dicho 90% de los chicos tenía a la amistad como el más valorado. La amistad es el pegamento que se adhiere a los jóvenes de la iglesia.

Los estudios sobre el crecimiento de la iglesia muestran que la mayoría de las personas se introducen a la iglesia por un amigo, y luego los restantes miembros de su amistad.

10. La iglesia no me deja pensar por mí mismo.

Este es un problema inherente a cualquier organización que cree que tiene todas las respuestas, rara vez deja espacio para preguntas. Los estudios que se han citado varias veces en América del Norte y Australia han demostrado que los jóvenes perciben la iglesia como un lugar que nunca desafía a pensar o preguntar.

Y la mayoría no ve la iglesia abierta a nuevas ideas. La encuesta a los estudiantes canadienses y estadounidenses reveló que sólo la mitad de los 12 años de edad al 18 de creer que la iglesia los desafía en sus pensamientos, lo que les anima a hacer preguntas, sienten que la iglesia está abierta a nuevas ideas y que es amigable. Aunque la percepción de la Iglesia 12 años chicos no eran tan altas.

Conocer estos puntos que tenemos en nuestro poder la capacidad de ayudar a los jóvenes a cambiar y volverse al Señor. Frecuentemente, se dice que la culpa por salirse de la iglesia es la nuestra, y que tal vez podríamos haber hecho más para ayudar.

Que el Señor esté con ustedes.

Por que nuestros jóvenes dejan de asistir a la Iglesia

¿Por qué los jóvenes dejan la iglesia?

Muchas veces nos preguntamos por qué hay tantos jóvenes que, habiendo conocido el evangelio y la verdad, un día deciden abandonar la iglesia y no volver.

Vivimos en una época en la cual nuestros jóvenes dejan la iglesia de forma alarmante, y quizás debamos conocer algunos de los motivos que los impulsan a dejar atrás algo tan maravilloso como la vida en Cristo.

Estas razones resultarán muy familiares para aquellos que trabajan con jóvenes.

1. Miembros adultos llevan vidas falsas.

¿Qué pasa en la mente de un joven cuando es regañado por un líder de la iglesia por comportamiento inapropiado con su novia, cuando se entera que el mismo líder está teniendo una aventura con la esposa del diácono? Muchas veces estamos más que dispuestos al enseñar con palabras y por medio de nuestras vidas.

Nos olvidamos que los jóvenes tiene una habilidad innata de ver a través de una vida falsa.

Es cierto que nuestro único ejemplo debería ser Jesús, y no un líder u otra persona de la iglesia, sin embargo, es difícil para una persona jóven ver como se predica una cosa y se practica otra. Esto produce en el joven una idea de que la iglesia está resultando hipócrita.

Recordemos que nuestra mejor prédica es con el ejemplo.

 

2. La iglesia le da demasiada importancia a cosas no esenciales

Los Baby boomers, ahora líderes en la iglesia, se acordarán sin problemas del tiempo desproporcionado que la iglesia y escuelas de iglesia gastaban en lo largo del cabello del chico, o lo corto de la falda o vestido de la chica.

Demasiadas veces se da la impresión que las normas son más importantes que los jóvenes. Para los jóvenes el tener muchas normas son vistas como siendo casi irrelevantes. Ellos luchan con la formalidad seca de parte de la liturgia – las formas y maneras de la adoración que aparecen ser muy lejanas a su mundo.

Para una persona joven los verdaderos puntos de discusión vienen a ser problemas de drogadicción, relaciones rotas, peleas entre sus padres que pueden terminar en una corte de divorcio, o no alcanzar la calificación deseada en la escuela. ¿Qué tiene que decir la iglesia para esos jóvenes?

 

3. Actitudes negativas, criticonas y sin sentimiento de los miembros adultos.

Un estudio de mil ochocientos adolescentes reveló que el 36% de los jóvenes entre las edades de 17 y 18 años sentían que los líderes adultos no se preocupaban de ellos.

Y tristemente un 50% sentían que su Pastor no tenía tiempo para ellos y no se preocupaba por ellos. La mayoría de los líderes de la iglesia y Pastores se entristecerían al escuchar eso a pensar que eso fue en otra iglesia, pero desafortunadamente es la percepción similar en la mayoría de las iglesias.

La percepción es para el que percibe la realidad.

Recordemos que la apariencia de un joven puede ser muy engañosa: Puede estar saltando de alegría, y por dentro estar llorando de tristeza. O puede estar vestido de la forma menos adecuada posible, y por dentro estar deseando que alguien venga a abrazarlo y a preguntarle qué le pasa. Un joven puede ser tímido y nunca dar problemas, y por dentro quizás esté pensando en quitarse la vida, porque no le encuentra sentido a nada.

La única forma de conocerlos, es acercándose a ellos, sin crítica y sin juzgarlos.

 

4. Líderes de la iglesia preocupados por la organización y no por las personas.
Es demasiado fácil poner a las normas por encima de la gente cuando se quiere mantener el orden.

Recientemente un joven fue invitado a ser un diácono. Él nunca se había puesto una corbata para ir a la iglesia, y la primera vez que le pidieron que recogiera la ofrenda estaba vestido como acostumbraba, con su ropa de iglesia pero sin corbata. El anciano detuvo todo y desde el púlpito le informó al joven – “¡Si vas a recoger la ofrenda en esta iglesia usarás corbata!” No hay más que decir excepto que el muchacho se sintió terriblemente avergonzado, le dio el platillo al diácono que estaba a su lado, se dio la vuelta y se fue de la iglesia.

Él no ha recogido la ofrenda o siquiera asistido a la iglesia desde entonces.

Recordemos que las normas se hacen para mantener un orden, pero debemos estar más pendientes de las personas y sus motivos. Quizás una palabra humilde en un momento a solas podría haber hecho que ese joven que se fue de la iglesia sea hoy un gran lider. Sin embargo, este diácono ganó una batalla con las normas, pero perdió el alma de un joven.

 

5. Servicios aburridos y sin importancia.

Se ha reportado que Spurgeon dijo: “Si la congregación se duerme el diácono debe conseguir un palo largo y pinchar al pastor.” Una encuesta de jóvenes después del servicio en cualquier semana encontraría que sólo uno de tres dirían que creyeron que el servicio estuvo interesante.

Hay una gran responsabilidad sobre el pastor para ser relevante e interesante en su predicación. En mi pensamiento es un pecado de magnitud enorme el retratar al Rey del Universo como aburrido.

Un predicador internacional se sentaba ocasionalmente con su hijo en la iglesia. Su hijo, sordo de un oído, se sentaba a lado de su madre en la iglesia cada semana y batallaba con los seguimientos. En una de esas raras ocasiones en el que el predicador estaba en casa los fines de semana, él se sentaba en el otro lado de su hijo – de lado de su oído sordo. Invariablemente en algún momento del sermón el niño le susurraba bastante fuerte, “papá, estoy aburrido” cuando su padre le trataba de decir que se mantuviera callado, su hijo pensaba que su papá no lo había escuchado y lo decía aun más fuerte, y justo enfrente del predicador, “Papá, ¡estoy ABURRIDO!”. Muchas veces su papá quería voltearle la cabeza para decirle en su buen oído, “Cállate niño, yo también”

 

6. No quieren ser hipócritas.

Muchas veces, dirigidos por su deseo de pertenecer, muchos jóvenes se bautizan, o se convierten formalmente en miembros a la temprana edad de once o doce años. Frecuentemente hay mucha presión del grupo para ser parte de el.

Mientras crecen se cuestionan el porqué lo hicieron y sienten que en realidad no estaban convencidos.

De igual forma que los jóvenes ven a través de una actitud hipócrita o falsa de los adultos, ellos son muy sensibles acerca de que ellos mismos puedan ser vistos así. El hecho es que todos fallamos, y el fallar es una parte de ser humano.

Es un gran alivio para los jóvenes el enterarse que Jesús les dio a sus discípulos espacio para crecer, y libertad para fallar.

El admitir que habían fallado fue encontrado con un perdón siempre listo para darse. (Sólo recuerde la historia de Pedro caminando por el agua, o recuerde como los discípulos, que habían regresado de un viaje en el que habían resucitado muertos, sacado demonios y muchos milagros más, fallaron en cumplir la orden de Jesús de alimentar a los 5000. Aún después, cuando fallaron en alimentar a los 4000 Jesús les dijo, “¡Nada será imposible para ustedes!”)

 

7. La iglesia es muy estricta.

Tony Campolo describe a los muchachos cristianos como aquellos que “¡no toman, no fuman, no mastican y no salen con chicas!” Muchas veces los jóvenes ven las normas de la iglesia como arbitrarias y fuera de moda, hasta pertenecientes a una época ya olvidada.

Un joven describió su adolescencia así:
Mi madre me enseñó a no fumar – y no lo hago
O escuchar chistes colorados – y no lo hago
Ella me dijo que no debía pensar en bebidas intoxicantes.
A las niñas bonitas no debo mirar – y no lo hago
Los jóvenes locos andan tras mujeres, vino y canción – y yo no lo hago
El quedarse fuera de casa hasta tarde esta mal – y yo no lo hago
No beso a las chicas, ni a una sola
Yo no sé como hacerlo
¡Tu no pensarías que me divierto – y no lo hago!

Para los adolescentes es como si se nos ha olvidado lo que significa divertirnos – si es que alguna vez lo sentimos. Los líderes tienden a pasar más tiempo en prohibir y no lo suficiente en el lado salvador y libre de las buenas nuevas.

Cuando se trata de alguien que ha caído – en vez de tratar con ellos como Jesús lo hizo con la mujer en adulterio – la iglesia es casi punitiva.

Muchas veces olvidando que disciplina proviene de discípulo. La disciplina no debería de significar castigar, pero sí significar en hacer un mejor discípulo. Recientemente tuve varios talleres donde les enseñé a pastores y a líderes sobre el don de escuchar. En dos ocasiones terminé escuchando a dos jóvenes pastores.

Dada la oportunidad de contar su historia, los dos se lanzaron en un viaje de dolor que habían sufrido después de haber sido expulsados de escuelas de iglesias. Les tomó varios años antes de regresar a la iglesia, y aún el dolor estaba con ellos.

El comité de disciplina de la escuela de iglesia se reunió. Parecía ser una formalidad, como en los casos previos, el más reciente siendo el del final del año pasado, unos estudiantes que los habían visto tomando fueron expulsados. El capellán de la escuela hizo algunas investigaciones y encontró que todos los jóvenes que habían sido expulsados el año pasado se habían ido de la iglesia. Las pruebas contra este nuevo grupo era indiscutible. Habían sido grabados por una cámara de televisión en un juego deportivo y tenían latas de cerveza para que todos los vieran, y el director sí los vio.

Obviamente las acciones del año pasado no los acobardó. El capellán intercedió para que los jóvenes se quedarán en la escuela. Fue un camino muy difícil, lleno de críticas, pero al final todos terminaron el año y casi una década después siguen en la iglesia. El fin de la disciplina es el hacer un mejor discípulo del que está del otro lado.

 

8. Están atraídos por un estilo de vida diferente.

Hay una honestidad básica en las generaciones de adolescente y jóvenes adultos. Ellos admiten que hay otros estilos de vida que encuentran interesantes, más de lo que la iglesia les puede ofrecer o de lo que han visto y experimentado en la comunidad cristiana. La adolescencia es una etapa para probar diferentes identidades y para ver si pueden vivir en diferentes “casas de creencias”.

Hay un interés en los estilos de vida que son presentados en los programas de televisión y por las estrellas de música y del cine.

 

9. No tienen verdaderos amigos en la iglesia.

La falta de amigos en la iglesia es una razón muy grande por la cual no quieren asistir a la iglesia. En un estudio acerca de los valores de los jóvenes, Donald Poterski aseguró que un 90% de los muchachos tenían a la amistad como lo que más valoraban. La amistad es el resistol que pega a los jóvenes a la iglesia.

Estudios en el crecimiento de la iglesia revelan que la mayoría de la gente se introducen a la iglesia por un amigo, y entonces que quedan como miembros por su amistad.

 

10. La iglesia no me deja pensar por mí mismo.

Este es un problema inherente con cualquier organización que crea tener todas las respuestas; raramente deja espacio para preguntas. Los estudios que hemos estado mencionando ya varias veces en Norte América y Australia han revelado que los jóvenes perciben la iglesia como un lugar en el que no los retan a pensar o cuestionar.

Y la mayoría no ven a la iglesia abierta para nuevas ideas. La encuesta de estudiantes canadienses y norteamericanos reveló que solamente la mitad de los jóvenes de 12 a 18 años creen que la iglesia los reta en sus pensamientos, que los anima a hacer preguntas, que sienten que la iglesia está abierta para nuevas ideas y que es amigable. Aun las percepciones acerca de la iglesia de los muchachos de 12 años no fueron tan altas.

 

Conociendo estos puntos, tenemos en nuestra mano la posibilidad de ayudar a los jóvenes a que cambien y vuelvan al Señor. Muchas veces la culpa de que ellos salgan de la iglesia es nuestra, y quizás podríamos haber hecho más por ayudarles.

Que el señor esté contigo.  

El nombre de Dios (YHWH)

El nombre de YHWH

Casi 7.000 veces, en las traducciones al inglés de los textos originales en hebreo los traductores toman el nombre sagrado de YHWH nuestro Creador y lo sustituyen por tanto la palabra de Dios o Señor. Dios y Señor son títulos y no nombres personales, y si nos remontamos al origen de estas palabras también son muy intrigantes. YHWH es omnipotente y eterno y misericordioso de todo, pero de nuevo se trata de títulos, más no su nombre personal.

El Padre nos dice cuál es su nombre personal es para toda la eternidad;
Exo 3:15 Y Dios dijo a Moisés otra vez, Tú dirás esto a los hijos de Israel, YHWH, el Elohim de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros . Este es mi nombre para siempre, y este es mi memorial de generación en generación.

El tercer mandamiento nos dice: “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano.” En vanos significa cambiar, falsificar o hacerlo muy común. Un niño podría ver que sacar el nombre personal de YHWH o en hebreo es la Yod letras, Hey, Vav, Hey, casi 7.000 veces y su sustitución por un genérico título de señor o dios es definitivamente romper el tercer mandamiento.

Así que nuestra siguiente pregunta es ¿cómo pronunciar el nombre de YHWH? Después de la cautividad babilónica los Rabís pensaron que este nombre era muy sagrado para pronunciar y empezaron a esconder la pronunciación fonética del nombre de YHWH. El Talmud nos dice que incluso lo escribieron incorrectamente de modo que si alguien estaba leyendo el nombre, accidentalmente no lo pronunciarían  Se nos dice que alabar el nombre de YHWH, para exaltar su nombre y hacer un llamamiento a su nombre. ¿Cómo podríamos hacer esto si no se permite que se pronuncie?

Es evidente que los rabinos estaban equivocados y sólo trataban de controlar a la gente. Lo que empeczaron a hacer fue tomar las vocales de Adonia (palabra hebrea que se traduce como Señor) y se mezcla con las consonantes YHWH para y llegar a Jehová. Ellos sólo se utiliza Jehová para que nadie pudiera pronunciar el nombre correctamente.

Muy fácilmente se podía ver que Jehová no sería la pronunciación correcta ya que no hay “J” en hebreo y en hebreo el nombre “Hovah” viene de la Concordancia de Strong # 1943 y significa la ruina o travesura. El nombre de nuestro Padre Celestial no se arruine o travesura.

Otro error equivocado en la pronunciación del nombre de YHWH que ha surgido recientemente es Yahueh. En hebreo un vav puede ser una consonante o una vocal, pero no puede ser ambas cosas. Así pronunciar YHWH como Yahueh está utilizando la vav primero como vocal y luego poniendo otra vocal después de ella, va en contra de las leyes gramática de hebreo.

El argumento para el uso de Yahueh es porque el nombre Yahudah (Judá hebreo) tiene las mismas letras que YHWH pero añade una dalet. Así que algunos piensan para eliminar sólo la dalet y así es como se pronuncia YHWH. Esta no es la forma de hacer esto en hebreo y va contra todas las leyes de la gramática en hebreo. En hebreo, cada palabra se remonta a una letra básica 2 o 3, y luego una vocal. Así que, aunque en Inglés puede parecer que YHWH es simplemente Yahudah sin la dalet en hebreo ni siquiera provienen de la misma raíz.

Mira esto por ti mismo. En concordancia Strong Yahudah es el número 3063 y palabra viene de la palabra raíz Yadah 3034, Yod, Dalet, heno, donde como el nombre Yahweh es de Strong 3068 y proviene de la raíz hayah 1961 o en hebreo hey, vav, hey. Así se puede ver que ni siquiera tienen la misma raíz y desde luego no se aplicaría una nueva regla de descartar la dalet y dar con una nueva pronunciación.

Creo que a partir de la evidencia histórica y arqueológica más cercano que viene a pronunciar el nombre sagrado de YHWH es fonéticamente se pronuncia como YAHWEH.

Además, Josefo declara que la pronunciación de YHWH se habla fonéticamente como 4 vocales. EE AHH OOOH AAA. (EE + AHH = Yah,) (OOH + AAA weh =.) Así que cuando usted pronuncia fonéticamente las 4 letras juntas suenan como Yahweh.

He confirmado esta pronunciación de algunos estudiosos muy creíbles que he conocido en Israel que han visto esta pronunciación en forma escrita en hebreo de documentos secretos que han sido sacados del Talmud para no revelar el nombre.

Según el rabino que intencionalmente escribió el nombre incorrectamente fin de no ser accidentalmente hablado, se limitó a decir el nombre de una vez al año en el día de la expiación, y esto sólo por el sumo sacerdote que entraba en el templo, pero más tarde fue sancionado por el Rabino de que el nombre podría ser dicho por todos los Judíos, pero de nuevo sólo una vez al año y sólo esta al atardecer en el final de la Expiación. Fuera de curiosidad fui al Muro de los Lamentos, donde se hace esto el año pasado como expiación llegaba a su fin y escuchó la pronunciación de YHWH como Jehová.

Otra mentira que se ha planteado es que el nombre Yahweh es pagana, ya que ha sido encontrado en algunas inscripciones antiguas y posiblemente utilizado por los samaritanos antiguos. El hecho de que el nombre de Yahvé se ha encontrado en inscripciones antiguas me demuestra más que es el verdadero nombre de nuestro creador, para recordar lo que dice  Génesis 4:26;
Gen 4:26 b Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová.

Así que si la humanidad supiera el nombre de nuestro creador desde los primeros tiempos a pesar de que se perdió entre la mayoría de las civilizaciones no es de extrañar si las evidencias arqueológicas prueban para demostrar que Yahvé es el nombre del creador.

E incluso si se pudiera probar que los samaritanos habían  utilizado el nombre de Yahvé esto tampoco sería sorprendente teniendo en cuenta lo que pasó con ellos cuando vinieron por primera vez a la tierra de Israel. Recuerde que los leonesse los estaban comiendo y llamaron a los sacerdotes israelitas para ayudarles a aprender las costumbres de los Elohim de Israel. Entonces, ¿por qué sería sorprendente que tanto conocían el nombre de Jehová?

2 Reyes 17:24 Y el rey de Asiria trajo hombres de Babilonia, de Cuta, de Ava, de Hamat y de Sefarvaim, y los hizo vivir en las ciudades de Samaria en lugar de los hijos de Israel, y tomaron posesión de Samaria y habitaron en sus ciudades.
2 Reyes 17:25 Y sucedió que al principio de su vida allí, no temieron a Yahvé , y el Señor envió leones entre ellos, y ellos causaban daño entre ellos.
2 Reyes 17:26 Y le hablaron al rey de Asiria: Las gentes que tú han exiliado y han hecho de vivir en las ciudades de Samaria, no saben la costumbre del Dios de la tierra, y Él ha enviado a los leones en medio de ellos, y he aquí, están matando, ya que no saben la costumbre del Dios de la tierra.
2 Reyes 17:27 Y ​​el rey de Asiria mandó, diciendo: Porque uno de los sacerdotes que ha extraído de allí para ir allí, y que se fuera a vivir allí, y él les enseñe la costumbre del Dios de la tierra.
2 Reyes 17:28 Y uno de los sacerdotes que exiliados de Samaria vino y habitó en Betel, y les enseñó cómo habían de temer Yahweh.

Algunos han tratado de conectar erróneamente el nombre de Yahvé al falso dios Júpiter, porque Júpiter también fue llamado IOUE que fonéticamente puede ser pronunciado Yahweh. Cabe señalar que los antiguos paganos tenían muchos dioses y donde no tímidos en la aceptación de cualquier nuevo concepto de deidad como un dios. Esta es una de las razones por las que los romanos persiguieron a los Judios tan fuertemente, ya que sólo la nación de Israel tenían un concepto de una sola deidad. Fueron vistos como pobres y débiles, ya que sólo adoraban a un dios. Esta es la razón por la diosa Ishtar es también llamada Semiramis y Diana y Atenea o Afrodita. Ahora bien, ninguno de estos nombres fonéticamente suenan igual y no son transliteraciones del nombre. Era la práctica común de las culturas paganas a aceptar cualquier nuevo dios y llamar a él o ella por el nombre de uno de sus antiguos dioses.

Por lo tanto, podrían las culturas paganas cuando vieron el poder de Yahvé, haber utilizado su nombre y llamarlo por sus otras deidades paganas también ? La lógica y la historia nos dice que sí lo hicieron. ¿Tiene que cambiar el nombre de Jehová? La lógica y la historia y la arqueología nos dice enfáticamente NO! La forma en que sabemos que el nombre de nuestro Creador es fonéticamente pronunciado Yahweh es el hecho de que Israel sólo tenía una deidad y cada erudito creíble y toda evidencia histórica y bíblica y arqueológica apunta claramente a la pronunciación de la única divinidad verdadera del Dios de Abraham, Isaac y Jacob como YAHWEH.

Diccionario Webster:
“Jehová – Falsa lectura del hebreo YAHWEH.”
(“Jehová,” New Collegiate Dictionary de Webster, 1973 ed.)

Enciclopedia Americana:
“Jehová – forma errónea el nombre del Dios de Israel.”
(Enciclopedia Americana, vol. 16., 1972 ed.)

Enciclopedia Británica:
“Los masoretas que desde el 6 hasta el siglo 10 trabajaron para reproducir el texto original de la Biblia hebrea reemplazado las vocales del nombre YHWH con los signos vocálicos de Adonai o Elohim. Así, el artificial nombre Jehová llegó a existir. ”
(“Yahweh,” La Nueva Enciclopedia Británica, vol. 12, 1993 ed.)

La Enciclopedia judía:
“Jehová – una mala pronunciación del Yahvé hebreo, el nombre de Dios. La pronunciación de Jehová es gramaticalmente imposible “.
(“Jehová,” The Jewish Encyclopedia, vol. 7, 1904 ed.)

La Enciclopedia Judía Nuevo:
“Es evidente que la palabra Jehová es un compuesto artificial”.
(“Jehová,” La Nueva Enciclopedia Judía, 1962 ed.)

De acuerdo con la Enciclopedia Judaica, p. 680, vol. 7, “la verdadera pronunciación del tetragrámaton YHWH nunca se perdió. El nombre fue pronunciado Yahweh. Se pronuncia regularmente esta manera por lo menos hasta el año 586 aC, como se desprende de las Cartas de Laquis escrito poco antes de esta fecha. ”

Yahweh

la Deidad de los israelitas, su nombre se revela a Moisés como cuatro consonantes hebreas YHWH () llamado el Tetragrammaton. Después del exilio (siglo 6 aC), y sobre todo desde el siglo 3 aC en adelante, Judios dejado de utilizar el nombre de Yahvé, por dos razones. En el judaísmo se convirtió en una religión universal a través de su proselitismo en el mundo greco-romano, el nombre más común Elohim, que significa “dios”, tendía a reemplazar Yahweh para demostrar la soberanía universal de la Deidad de Israel sobre todas las demás. Al mismo tiempo, el nombre divino era considerado cada vez más como demasiado sagrado para ser pronunciado, y fue reemplazado por lo tanto vocalmente en el ritual de la sinagoga hebrea Adonai palabra (“mi Señor”), que fue traducido como Kyrios (“Señor”) en la Septuaginta, la versión griega del Antiguo Testamento.

Los masoretas, que desde aproximadamente el 6 hasta el siglo 10 trabajó para reproducir el texto original de la Biblia hebrea, reemplazaron las vocales del nombre YHWH con los signos vocales de la palabra hebrea Adonai o Elohim. Así, el artificial nombre Jehová (YeHoWaH) (el subrayado es nuestro, ed.) Entró en vigor. Aunque los eruditos cristianos después de los períodos del Renacimiento y la Reforma utilizó el término Jehová para YHWH, en los siglos 19 y 20 los eruditos bíblicos comenzó de nuevo a usar la forma Yahweh. Los primeros escritores cristianos, como Clemente de Alejandría en el siglo segundo, había utilizado una forma como Yahvé, y esta pronunciación del Tetragrámaton nunca se perdió realmente. Otras transcripciones griegas también indicaron que YHWH debería ser pronunciado Yahweh.

El alma de los humanos… ¿Existe? …(bilingue)…Does the human soul exist?

Does the soul the Bible teaches about exist? Read on:

In the early hours of the morning on april 19, 1985, the deadliest earthquake of the 20th century and the forth greatest in recorded history shook Mexico City. Approximately 120,000 habitants of the city perished in the calamity, and thousands were rescued from the arms of death.

A sociological survey was conducted among people who were brought back from a state of near-death to find out what they experienced at the most critical moments of their lives.

Surprisingly, many responded that on the threshold of death, they did not feel any pain or regret, but experienced a kind of excitement, as if they had been liberated from their physical bodies. Some said that they had seen a tunnel of light and some reported seeing other beings.
It is likely that many people are familiar with these kinds of stories, known by experts as Near Death Experiences (NDEs).

The existence of NDEs raises a problem for contemporary understanding of the mind, as modern science holds that the mind is a product of neurochemical reactions, rather than an entity independent of the brain and at times able to separate from the physical body. The NDE phenomenon suggests that a human being not only has a body but also has a soul. Naturally, scientists have diverse opinions with regard to the existence of the soul as an individual entity.

One study that probed into this matter was performed by medical doctor Duncan MacDougall of Haverhill, Massachusetts, in 1907. MacDougall worked with six patients who were all in a critical condition. He weighed them at the moment just before death, and then immediately following their departure.

The results, published in contemporary medical journals, found that the patients lost an average of 21 grams (about 0.74 oz.) at the precise moment of death. Dr MacDougall reached the conclusion that this difference was the weight of the human soul, a curious fact made famous in the 2003 movie “21 Grams.”

Nowadays this study is given little consideration, dismissed as nothing more than an anecdote in scientific circles, since detractors say that measurement errors caused by several factors could have occurred. Yet, so far no one has repeated the experiment either to confirm or refute it.

The “reductionist” is by nature skeptical of the existence of the possibility of an independent consciousness. Scientist Francis Crick—who shared the Nobel Prize with James Watson in 1962 for discovering the double-helix structure of DNA—is probably the most well-known contemporary representative for this viewpoint.

In one study carried out over several years, Professor Crick affirmed that: “our minds—the behavior of our brains—can be explained by the interactions of nerve cells (and other cells) and the molecules associated with them.”

However, some scientists argue that Professor Crick clings to an extreme viewpoint. “It is like saying that the cathedral is a pile of stones and glass. It is true, but too simplistic and it misses the point,” says Michael Reiss, professor at the University of London who is both a priest and a scientist.

The most complete study on NDEs to date was made by Pim van Lommel and a team of Dutch doctors on 344 patients from 10 hospitals. The patients had been resuscitated after cardiac arrest.
The study, reported in Lancet in 2001, found that 62 of the patients (18 percent) had some recollection of a near-death experience, while 41 of these described experiencing a “deep” or “very deep” experience.

Half of those who reported having an NDE said they were aware of being dead, while 56 percent said they experienced positive emotions. Fifteen people (24 percent) reported having an out-of-body experience, while 31 percent experienced moving thorough a tunnel. Eighteen said they saw a “celestial landscape.” A third said they met with dead relatives, and eight said they saw their life reviewed.

“The concept thus far assumed, but never scientifically proven, that consciousness and memories are localized in the brain,” writes Professor Van Lommel in “About the Continuity of Our Consciousness”

“How could a clear consciousness outside one’s body be experienced at the moment that the brain no longer functions during a period of clinical death with flat EEG?” asks Van Lommel. “Furthermore, blind people have described (perceptions that agree with reality) during out-of-body experiences at the time of this experience.” Van Lommel says near-death experiences push the limits of medical understanding concerning the range of human consciousness and the mind-brain relationship.

While the subject will likely remain a contentious issue in scientific circles, further studies may be warranted to probe the eternal question:  Is there life after death?

Existe el alma?

En las primeras horas de la mañana del 19 de abril de 1985, el terremoto más mortífero del siglo 20 y la cuarta más grande en la historia registrada sacudió la Ciudad de México. Aproximadamente 120.000 habitantes de la ciudad murieron en el desastre, y muchos miles de personas fueron rescatadas de los brazos de la muerte.

Un estudio sociológico se llevó a cabo entre las personas que fueron traídas desde un estado cercano a la muerte para saber lo que han vivido en los momentos más críticos de su vida.

Sorprendentemente, muchos respondieron que en el umbral de la muerte, no sentía ningún dolor o arrepentimiento, pero experimentaron una especie de excitación, como si hubieran sido liberados de sus cuerpos físicos. Algunos dijeron que habían visto a un túnel de luz y algunos dijeron haber visto a otros seres.
Es probable que muchas personas están familiarizadas con este tipo de historias, conocidas por los expertos como Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM).

La existencia de las ECM plantea un problema para la comprensión contemporánea de la mente, como la ciencia moderna sostiene que la mente es un producto de las reacciones neuroquímicas, en lugar de una entidad independiente del cerebro y, a veces capaces de separarse del cuerpo físico. El fenómeno de ECM sugiere que un ser humano no sólo tiene un cuerpo, pero también tiene un alma. Naturalmente, los científicos tienen diversas opiniones con respecto a la existencia del alma como una entidad individual.

Un estudio que investigó este asunto fue realizado por médico médico Duncan MacDougall de Haverhill, Massachusetts, en 1907. MacDougall trabajó con seis pacientes que estaban todos en un estado crítico. Él les pesaba en el momento justo antes de la muerte, e inmediatamente después de su partida.

Los resultados, publicados en revistas médicas contemporáneas, encontró que los pacientes perdieron un promedio de 21 gramos (aproximadamente 0,74 oz.) En el momento preciso de la muerte. Dr. MacDougall llegado a la conclusión de que esta diferencia era el peso del alma humana, un hecho curioso se hizo famoso en la película de 2003 “21 gramos”.

Hoy en día este estudio se da poca consideración, despedido como nada más que una anécdota en los círculos científicos, ya que los detractores dicen que los errores de medición causados ​​por varios factores podrían haber ocurrido. Sin embargo, hasta ahora nadie ha repetido el experimento para confirmar o refutar eso.

El “reduccionista” es por naturaleza escéptico de la existencia de la posibilidad de una conciencia independiente. Científico Francis Crick, que compartió el Premio Nobel con James Watson en 1962 por descubrir la estructura de doble hélice del ADN es probablemente el representante más conocido contemporáneo de esta afirmación.

En un estudio llevado a cabo durante varios años, el profesor Crick afirma que: “nuestras mentes, el comportamiento de nuestro cerebro-puede explicarse por la interacción de las células nerviosas (y otras células) y las moléculas asociadas a ellos.”

Sin embargo, algunos científicos argumentan que el profesor Crick se aferra a un punto de vista extremo. “Es como decir que la catedral es un montón de piedras y cristales. Es cierto, pero demasiado simplista y se pierde el punto, “dice Michael Reiss, profesor de la Universidad de Londres, que es a la vez un sacerdote y un científico.

El estudio más completo sobre las ECM hasta la fecha fue hecha por Pim van Lommel y un equipo de médicos holandeses en 344 pacientes de 10 hospitales. Los pacientes habían sido resucitado después de un paro cardíaco.
El estudio, publicado en The Lancet en 2001, encontró que 62 de los pacientes (18 por ciento) tenían algún recuerdo de una experiencia cercana a la muerte, mientras que 41 de ellos. Describe experimentando un “profundo” o “muy profunda” experiencia

La mitad de las personas que reportaron haber tenido una ECM dijeron que eran conscientes de estar muerto, mientras que el 56 por ciento dijeron haber experimentado emociones positivas. Quince personas (24 por ciento) reportaron haber tenido una experiencia fuera del cuerpo, mientras que el 31 por ciento experimentó moviendo a fondo de un túnel. Dieciocho dijeron que vieron a un “paisaje celestial.” Un tercio dijo que se reunió con familiares muertos y ocho dijeron que vieron su vida revisado.

“El concepto hasta ahora asumido, pero nunca probado científicamente, que la conciencia y la memoria están localizados en el cerebro”, escribe el profesor Van Lommel en “Acerca de la continuidad de nuestra Conciencia”

“¿Cómo puede una clara conciencia fuera del cuerpo de uno puede experimentar en el momento en que el cerebro deja de funcionar durante un período de muerte clínica con EEG plano?” Pregunta Van Lommel. “Por otra parte, las personas ciegas han descrito (la percepción de que están de acuerdo con la realidad) durante las experiencias fuera del cuerpo en el momento de esta experiencia.” Dice Van Lommel experiencias cercanas a la muerte empujar los límites de la comprensión médica sobre el alcance de la conciencia humana y la relación mente-cerebro.

Mientras que el tema seguirá siendo un tema controvertido en los círculos científicos, otros estudios se puede justificar para sondear la eterna pregunta: ¿Hay vida después de la muerte?