Archivo | octubre 2012

Nueva información sobre la crucificción de Jesús

El arresto, juicio y crucifixión de Jesús.

 

En los últimas Noticias hemos examinado los hallazgos arqueológicos que nos permiten comprender mejor la vida y el ministerio de Jesucristo en las primeras décadas del siglo primero. Ningún período de la vida de Jesús está narrado con más detalle en los cuatro evangelios que el de sus últimos días, cuando fue arrestado, juzgado y crucificado como un criminal común.

La tumba de Caifás.

Con el arribo de Jesús y sus discípulos a Jerusalén para tomar esa última Pascua, los acontecimientos pronto llegaron a su clímax. Los principales sacerdotes sintieron pánico cuando se enteraron de que en Betania, una aldea cercana, Jesús había resucitado de la muerte a su amigo Lázaro (Juan 11). ¿Cómo reaccionaron ante la noticia de ese milagro?

“Entonces los principales  sacerdotes y los fariseos reunieron el concilio, y dijeron: ¿Qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales. Si le dejamos así, todos creerán en él; y vendrán los romanos, y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación. Entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada; ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca… Así que, desde aquel día acordaron matarle” (vv. 47-53).

Asombrosamente, en 1990 se descubrió la tumba del sacerdote Caifás. El arqueólogo israelí Zvi Greenhut relata: “Cuando llegué pude constatar que la bóveda de la cueva se había derrumbado. No obstante, desde afuera podía ver cuatro osarios, o cofres con huesos, en la cámara principal de la cueva. Para un arqueólogo, era un claro indicio de que era una cueva para sepultar judíos . . . Así fue cómo descubrimos el último lugar de descanso para la familia Caifás, uno de cuyos miembros presidió el juicio de Jesús” (Biblical Archaeology Review [“Revista de arqueología bíblica”], septiembre-octubre de 1992, pp. 29-30).

Dos de las 12 urnas de piedra que fueron halladas tienen inscritas el nombre Caifás, y una de ellas con el nombre completo “José, hijo de Caifás”. Dentro de este osario yacen los restos de un hombre de 60 años, una mujer y cuatro personas jóvenes que probablemente eran de su propia familia. El arqueólogo Ronny Reich nos da más detalles acerca del descubrimiento: “El osario más adornado que se halló en esta cueva tiene dos inscripciones relacionadas con Caifás . . .

Tal parece que el anciano enterrado en este osario ricamente ornamentado fue José. Probablemente uno de sus ancestros había adquirido este apodo. [Caifás parece ser un apodo que significa ‘cesto’, y se deriva de cestero.] Una persona llamada José, con el apodo de Caifás, fue el sumo sacerdote en Jerusalén durante los años 18-36 d.C. El Nuevo Testamento sólo da su apodo en griego: Caifás (ver Mateo 26:3, 57; Lucas 3:2; Juan 11:49; 18:13-14, 24, 28; Hechos 4:6).

Josefo [historiador judío del primer siglo] da su nombre completo: José Caifás, o en otra parte, ‘José que era llamado Caifás del sumo sacerdocio’. En suma, Josefo nos relata explícitamente que Caifás era realmente un apodo” (Biblical Archaeology Review [“Revista de arqueología bíblica”], septiembre-octubre de 1992, p. 41).

 

La inscripción de Pilato

Después de que Jesús fue arrestado por órdenes de Caifás, fue llevado ante éste para ser juzgado y luego enviado al gobernador romano Poncio Pilato. La descripción de Pilato que encontramos en el Nuevo Testamento concuerda con otros relatos históricos: “Dos escritores, Filón y Josefo, unen sus testimonios al atribuir a Pilato acciones viles y terribles, de manera que se le atribuye un carácter malvado” (The Interpreter’s Dictionary of the Bible [“Diccionario bíblico para el intérprete”], tomo 3, p. 813). Filón, filósofo judío de Alejandría (20 a.C.-50 d.C.), describe a Pilato como un hombre “muy inflexible, despiadado y obstinado”.

De hecho, menciona que las características del gobierno de Pilato eran “la corrupción . . . la insolencia . . . la crueldad… constantes asesinatos de personas no juzgadas ni condenadas, y una implacable,caprichosa y cruel inhumanidad” (The Works of Philo [“Las obras de Filón”], pp. 301-302).

Varios años después de la crucifixión de Jesús, Pilato fue enviado a Roma para enfrentar un juicio humillante, habiendo sido acusado de ordenar la matanza de unos peregrinos samaritanos. Eusebio, historiador eclesiástico del siglo cuarto, narra que Pilato fue hallado culpable y fue exiliado. Más tarde se suicidó al no poder soportar la vergüenza del exilio. Ese fue el final de este orgulloso y corrupto gobernante.

Durante siglos, las únicas fuentes de información acerca de Pilato eran los escasos relatos históricos y los cuatro evangelios. Pero en 1961 hallaron en Cesarea, el puerto romano y capital de Judea en tiempos de Jesús, una placa de piedra inscrita con el nombre y el título de Pilato. “La placa, que mide un metro por 60 centímetros, y conocida ahora como la inscripción de Pilato . . .

parece haber sido escrita para conmemorar la inauguración y dedicación de un tiberión, un templo para la adoración de Tiberio César, emperador romano durante el período de gobierno de Pilato sobre Judea. La inscripción latina de cuatro líneas menciona su título como: ‘Poncio Pilato, prefecto de Judea’, una expresión muy parecida a la que se usa en los evangelios (ver Lucas 3:1). Es el primer descubrimiento arqueológico que menciona a Pilato y nuevamente comprueba la precisión de quienes escribieron los evangelios. El conocimiento que tenían de los títulos oficiales nos indica que vivieron en la época en que éstos se utilizaban, y no uno o dos siglos más tarde, cuando dichos términos fueron olvidados” (Randall Price, The Stones Cry Out [“Las piedras claman”], 1997, pp. 307-308).

 

Prueba horrorosa de la crucifixión

En el pasado, algunos estudiosos consideraban que la descripción que en la Biblia se da sobre la crucifixión no era creíble.

Pensaban que era imposible que un cuerpo humano pudiera ser sostenido por unos clavos enterrados en las manos y los pies, puesto que la carne se desgarraría debido al peso de la víctima. Creían que las víctimas eran atadas con cuerdas. Sin embargo, en 1968 se halló en Jerusalén el cuerpo de un hombre que había sido crucificado durante el primer siglo de nuestra era. Así se descubrió la verdadera manera de crucificar.

Eran los tobillos y no los pies los que eran clavados, y así podían sostener fácilmente el peso. El arqueólogo Randall Price explica: “Este hallazgo poco común ha demostrado ser uno de los testimonios más importantes con respecto a la crucifixión de Jesús tal como está descrita en los evangelios . . . Este método de ejecución hacía que el peso del cuerpo, cayendo sobre los clavos, causara terribles y dolorosos espasmos musculares y, finalmente, la muerte por el atroz proceso de asfixia . . .

El descubrimiento del hueso de tobillo perforado refuta a los que dicen que no podían haberse usado clavos” (Price, op. cit., pp. 309-310). La ley romana de ese entonces prescribía la crucifixión como un castigo para los crímenes más graves, como la rebelión, la traición y el robo. Los judíos también conocían del método de crucifixión, incluso antes del dominio romano, porque alrededor del año 87 a.C. el rey judío Alejandro Janeo ordenó crucificar a 800 fariseos rebeldes. Josefo, quien presenció la crucifixión de sus compatriotas judíos durante el sitio de Jerusalén (66-70 d.C.), la llamó “la más espantosa de las muertes”. La crucifixión siguió siendo el castigo para los crímenes más graves hasta los tiempos del emperador Constantino, cuando fue abolida.

 

¿Fue Jesús ejecutado en una cruz?

Puesto que los romanos usaban diferentes métodos para crucificar, no se sabe cómo era exactamente el tipo de madero o cruz que usaron para ejecutar a Jesús. La palabra griega que es traducida como “cruz” es stauros. El lexicógrafo W.E. Vine nos da bastante información sobre este término: “Stauros . . . denota, primariamente, un palo o estaca derecha. Se clavaba en ellas a los malhechores para ejecutarlos. Tanto el nombre como el verbo stauroõ, fijar sobre un palo o una estaca, debieran distinguirse originalmente de la forma eclesiástica de una cruz de dos brazos.

La forma de esta última tuvo su origen en la antigua Caldea [Babilonia], y se utilizaba como símbolo del dios Tamuz (que tenía la forma de la mística Tau, la inicial de su nombre) en aquel país y en los países adyacentes, incluyendo Egipto. A mediados del siglo 3 d.C., las iglesias se habían apartado en ciertas doctrinas de la fe cristiana, o las habían pervertido.

Con el fin de aumentar el prestigio del sistema eclesiástico apóstata, se recibió a los paganos en las iglesias aparte de la regeneración por la fe, y se les permitió mantener en gran parte sus signos y símbolos. De ahí que se adoptara la Tau o T, en su forma más frecuente, con la pieza transversal abajada, como representación de la cruz de Cristo. “En cuanto a la chi, o X, que Constantino declaró haber visto en una visión que le condujo a ser el valedor de la fe cristiana, aquella letra era la inicial de la palabra ‘Cristo’, y no tenía nada que ver con ‘la Cruz’ . . .” (Diccionario expositivo de palabras del Nuevo Testamento, 1984, tomo 1, p. 348, “Crucificar, Cruz”).

 

La tumba vacía

Los escritores de los evangelios nos dan muchos detalles acerca del entierro y el sepulcro de Jesús. “Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús . . . Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue . . . Al día siguiente, que es después de la preparación, se reunieron los principales sacerdotes y los fariseos ante Pilato, diciendo: Señor, nos acordamos que aquel engañador dijo, viviendo aún: Después de tres días resucitaré. Manda, pues, que se asegure el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos de noche, y lo hurten, y digan al pueblo: Resucitó de entre los muertos. Y será el postrer error peor que el primero. Y Pilato les dijo: Ahí tenéis una guardia; id, aseguradlo como sabéis. Entonces ellos fueron y aseguraron el sepulcro, sellando la piedra y poniendo la guardia” (Mateo 27:57-66).

¿Coincide este relato con los descubrimientos arqueológicos acerca de las prácticas de entierro de ese tiempo?

En los alrededores de Jerusalén se han hallado varias tumbas que encajan perfectamente con la descripción dada por los escritores de los evangelios. “Era frecuente que en la época romana la entrada de la tumba fuera cerrada con una gran piedra circular, que se ponía en un costado y se deslizaba por una ranura hasta que tapaba completamente la abertura del sepulcro. Además, la piedra podía ser asegurada con una correa o podía ser sellada. Pilato ordenó que la tumba de José de Arimatea, donde yacía el cuerpo de Jesús, fuera cuidadosamente sellada y asegurada (Mateo 27:66)” (The International Standard Bible Enciclopedia [“Enciclopedia internacional general de la Biblia”], 1979, tomo 1, p. 559).

Cuando los romanos deseaban asegurar una tumba, colocaban una correa de lado a lado de la piedra circular. Fijaban la correa con cera y le imprimían el sello imperial de Roma. El que violara este sello estaba desafiando la autoridad romana y se exponía al peligro de la pena de muerte. Los guardias fueron puestos alrededor del sepulcro con órdenes de defenderlo a toda costa; y si se dormían, lo pagarían con sus vidas. Con todo esto, la tumba se consideraba completamente segura e inviolable. No obstante, cuando Jesús resucitó y un ángel abrió la tumba, la Biblia narra que los guardias “temblaron y se quedaron como muertos” (Mateo 28:4). Cuando volvieron en sí y vieron el sepulcro vacío, inmediatamente acudieron a los principales sacerdotes en busca de ayuda, pues sabían que enfrentaban la pena de muerte. “Mientras ellas [María Magdalena y la otra María] iban, he aquí unos de la guardia fueron a la ciudad, y dieron aviso a los principales sacerdotes de todas las cosas que habían acontecido. Y reunidos con los ancianos, y habido consejo, dieron mucho dinero a los soldados, diciendo: Decid vosotros: Sus discípulos vinieron de noche, y lo hurtaron, estando nosotros dormidos. Y si esto lo oyere el gobernador, nosotros le persuadiremos, y os pondremos a salvo. Y ellos, tomando el dinero, hicieron como se les había instruido. Este dicho se ha divulgado entre los judíos hasta el día de hoy” (vv. 11-15).

En este relato también se puede corroborar que es fidedigno el testimonio histórico de que Pilato era un gobernante corrupto. Es obvio que los principales sacerdotes sabían que él aceptaba sobornos.

 

Conclusión de los evangelios

Por medio de la arqueología, se han podido confirmar muchos de los detalles que describen el juicio, la crucifixión y el entierro de Jesús.

El arqueólogo Randall Price indica lo que todo esto significa: “. . . La arqueología nos ha mostrado que los hechos que respaldan la fe [en la resurrección de Jesús] —una tumba identificable que atestigua los hechos literales— son confiables.

La fe en el Cristo de la historia, para poder ser real, sí depende históricamente de un sepulcro vacío. Mientras que la arqueología sólo puede señalar la tumba, las personas y los acontecimientos que fueron parte de este propósito histórico (Herodes, Pilato, Caifás, la crucifixión, etc.), la resurrección está entrelazada con estos hechos y exige la misma consideración” (Price, op. cit., pp. 315, 318).

Podemos resumir el propósito de esta serie de artículos acerca de los evangelios con una cita muy apropiada: “Existen cinco evangelios que registran la vida de Jesús. Cuatro de ellos se encuentran en libros, y uno se halla en la tierra que llaman santa. Lea ese quinto evangelio y el mundo de los otros cuatro se le abrirá” (Bargil Pixner,With Jesus Through Galilee According to the Fifth Gospel [“Con Jesús en Galilea según el quinto evangelio”],1992).

Anuncios

¿Jesucristo existió de verdad?

¿Existió realmente Jesús? ¿Hay alguna evidencia histórica de Jesucristo?

                                                                                            Evidencias históricas de la existencia de Jesús

Usualmente, cuando se hace esta pregunta, la persona que la hace, se refiere a “fuera de lo que dice la Biblia”.

A pesar de que hablaremos de otras fuentes, necesitamos destacar que el Nuevo Testamento contiene cientos de referencias de Jesucristo. Hay quienes fechan la escritura de los Evangelios en el siglo dos d.C., esto es, más de 100 años después de la muerte de Jesucristo.

Veremos otras fuentes históricas que demuestran la existencia real de Jesús.

Aún si este fuera el caso (el cual rechazamos firmemente), en términos de evidencias antiguas, los escritos hechos menos de 200 años después de que los eventos tuvieron lugar, son consideradas como evidencias muy confiables.

Más aún, la gran mayoría de los estudiosos (cristianos y no cristianos) aceptarán que las Epístolas de Pablo (al menos algunas de ellas) fueron de hecho escritas por Pablo en la mitad del primer siglo d.C., menos de 40 años después de la muerte de Jesús.

En términos de evidencias de manuscritos antiguos, esta es una prueba extraordinariamente fuerte de la existencia de un hombre llamado Jesús en Israel durante el principio del primer siglo de nuestra era.

También es importante reconocer que en el año 70 d.C., los romanos invadieron y destruyeron Jerusalén y la mayor parte de Israel, matando a sus habitantes.

¡Ciudades enteras fueron literalmente quemadas hasta sus cimientos! Entonces, no debería sorprendernos si mucha de la evidencia de la existencia de Jesús fue destruida.

Muchos testigos oculares de Jesús debieron haber muerto. Estos hechos obviamente disminuyeron la cantidad de testigos oculares del testimonio de Jesús que sobrevivieron.

Considerando el hecho de que el ministerio de Jesús fue reducido a un lugar culturalmente atrasado en un pequeño rincón del imperio romano, hay una sorprendente cantidad de información acerca de Jesús que puede ser extraída de fuentes históricas seculares. Algunas de las más importantes evidencias históricas de Jesús, incluyen lo siguiente:

Tácito.

El historiador romano Tácito del primer siglo, quien es considerado uno de los más precisos historiadores del mundo antiguo, menciona a los supersticiosos “Cristianos” (“antes llamados Christus” lo cual es Cristo en latín), quien sufrió bajo Poncio Pilato y durante el reinado de Tiberio. Gaio Suetonio, historiador romano (70-160) secretario en jefe del emperador Adriano, escribió que había un hombre llamado Chrestus (o Cristo) que vivió durante el primer siglo (Annais XV.44).

Flavio Josefo:

Flavio Josefo, (Jerusalén, 37 d.C? h. 100) es el más famoso historiador judío. En sus “Antigüedades Judaicas” él se refiere a Santiago como, “el hermano de Jesús, a quien llamaban el Cristo”

Hay un verso controversial (18:3) que dice, ““Ahora, había alrededor de este tiempo un hombre sabio, Jesús, si es que es licito llamarlo un hombre, pues era un hacedor de maravillas, un maestro tal que los hombres recibían con agrado la verdad que les enseñaba. Atrajo a sí a muchos de los judíos y de los gentiles. El era el Cristo, y cuando Pilato, a sugerencia de los principales entre nosotros, le condenó a ser crucificado, aquellos que le amaban desde un principio no le olvidaron, pues se volvió a aparecer vivo ante ellos al tercer día; exactamente como los profetas lo habían anticipado y cumpliendo otras diez mil cosas maravillosas respecto de su persona que también habían sido preanunciadas. Y la tribu de cristianos, llamados de este modo por causa de él, no ha sido extinguida hasta el presente” (Antigüedades. XVIII.33. (Comienzos del segundo siglo)

Sexto Julio Africano

Sexto Julio Africano en su obra cita al historiador Talus en una discusión acerca de las tinieblas que siguieron a la crucifixión de Cristo, diciendo que en el libro III de su Historia explica la oscuridad como debida a un eclipse solar, pero aclara que eso sería imposible debido a que la crucifixión ocurrió en tiempo de luna llena, cuando no pudo haber ocurrido eclipse. (Escritos Existentes, 18)

Plinio el Menor

Plinio el Menor, en Cartas 10:96, registra las practicas de adoración del cristianismo primitivo, incluyendo el hecho de que los cristianos adoraban a Jesús como Dios y eran muy éticos, e incluye una referencia a las festividades y la Cena del Señor.

El Talmud

El Talmud de Babilonia (Sanedrín 43ª.) confirma la crucifixión de Jesús en la tarde de Pascua, y las acusaciones contra Cristo de practicar la brujería y fomentar la apostasía judía.

Luciano de Samosata

Luciano de Samosata, fue un filósofo y escritor griego del siglo dos, quien admite que Jesús fue adorado por cristianos, introduciendo nuevas enseñanzas y que fue crucificado por ellos. El dijo que las enseñanzas de Jesús incluían la hermandad entre los creyentes, la importancia de la conversión y la importancia de negar a otros dioses. Los cristianos vivían de acuerdo a las leyes de Jesús, creyéndose a sí mismos inmortales y se caracterizaban por despreciar la muerte, la devoción voluntaria y la renuncia a los bienes materiales.

Mara Bar-Serapio

Hay en el Museo Británico un interesante manuscrito que preserva el texto de una carta escrita a su hijo un tiempo después del año 73 D. C., aun cuando no estamos seguros de cuanto tiempo más tarde. En ella confirma que Jesús demostró ser un hombre sabio y virtuoso, que fue considerado por muchos como el rey de Israel, fue llevado a la muerte por los judíos y siguió viviendo en las enseñanzas de sus seguidores.

Escritos gnósticos

Tenemos además todos los escritos gnósticos (El evangelio de la verdad, El apócrifo de Juan, El evangelio de Tomás, el Tratado de la Resurrección, etc.) todos ellos mencionan a Jesús.

Conclusión

podemos reconstruir el evangelio solo de las primitivas fuentes no cristianas: Jesús fue llamado el Cristo (Josefo), hizo “maravillas” y guió a Israel a nuevas enseñanzas, y fue colgado en la Pascua por ellos (Talmud de Babilonia) en Judea (Tácito), pero clamó ser Dios y que regresaría (Eliazar), en el cual creían sus seguidores, adorándolo como a Dios (Plinio el Menor).

En conclusión, existe una evidencia brumadora de la existencia de Jesucristo, ambas en historia bíblica y secular. Quizá la evidencia más grande de que Jesús existió es el hecho de que literalmente miles de cristianos del primer siglo, incluidos los 12 apóstoles, estuvieron gozosos de ofrendar sus vidas como mártires por Jesucristo. La gente morirá por lo que creen que es verdad, pero ninguno morirá por lo que ellos saben que es una mentira.

 

El gran regreso (La venida de Cristo)

El gran regreso a casa

¡No hay nada como un regreso a casa!

Está el regreso de un padre. Imagina la escena en el aeropuerto cuando vuelve de un largo compromiso de trabajo en el extranjero. Al salir del avión, entra en el edificio. Su esposa y sus dos hijos están esperándolo expectantes, y su emoción no tiene límite. Los dos niños se sueltan de la mano de la madre y se lanzan a los brazos del papá. Finalmente es el turno de ella que lo abraza como si nunca más lo dejará ir.

¡Sí, no hay nada como regresar al hogar!

Una razón por la cual nos gustan tanto es porque presagian otro regreso al hogar, el celestial, un acontecimiento que se podría llamar: “El gran regreso a casa”.

En realidad, estos retornos a la casa terrenal estimulan nuestro gusto y nos hacen anhelar más el supremo regreso al hogar, porque a diferencia de éste, no son permanentes. La alegría que nos provocan se esfuma demasiado pronto. El padre debe despedir una vez más a su familia para otro viaje al exterior, y el tiempo de vacaciones en la universidad pasa rápidamente.

Jesús habla de ese gran regreso en Juan 14:1-3, un pasaje que representa una de las joyas más preciadas de las Escrituras. Varias frases del mismo merecen una reflexión.

 

Preparar un lugar

Una de estas frases es la declaración de Jesús en el final de Juan 14:2: “Voy a prepararles un lugar”.* Este anuncio de que nuestro Señor y Salvador ha ido personalmente a preparar nuestro propio lugar contiene un significado evidente, porque subraya su futuro plan para cada uno de nosotros. Sin embargo, lo hace aún más especial cuando recordamos cuál era la ocupación terrenal de Jesús antes de su ministerio. Él se está encargando personalmente de la preparación de un lugar para nosotros, y esto demuestra su amor e interés para con sus hijos.

Siempre recordaré la manera como mi hermana se puso a trabajar después de enterarse que estaba embarazada de su primer hijo. Para su esposo como hombre, el resultado positivo de embarazo era una señal de que tenían alrededor de siete meses antes de comenzar a preparar todo para la llegada de su bebé, pero para mi hermana, la historia era diferente. ¡Tenía que comenzar a prepararse enseguida! Un cuarto para el bebé, una cuna, también un coche de bebé y un asiento para el auto, y la lista continuaba.

Todos estos preparativos reflejaban su alegría de traer al bebé a su hogar y su gran amor por él. De ahí en más pudieron decir: “Antes que llegaras al mundo ya eras amado y cuidado. Tu mamá, con un poco de ayuda de papá, te preparó un lugar”.

 

Muchas casas

Otra frase a considerar en Juan 14:1-3 es la afirmación de Jesús en el comienzo del versículo 2, “En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas”. Deseo detenerme en el adjetivo “muchas” en donde se enfatiza que en el momento del gran regreso, la patria divina tendrá una capacidad ilimitada. ¡Nunca habrá un cartel anunciando “Completo”!

Durante mi adolescencia mis padres decidieron llevarnos a Anaheim, California. Papá era un ministro principiante y tenía que asistir a una conferencia ministerial, pero el verdadero propósito era dar a nuestra familia la oportunidad de visitar algo de esa hermosa ciudad y poder ver una parte diferente del pais. Después de largas horas de viaje desde Texas, finalmente llegamos. Nos sentíamos muy agitados por estar en otro estado, pero nuestra emoción se evaporó cuando llegamos al elegante Hotel Hyatt, donde se llevaban a cabo las reuniones de papá, y descubrimos que no tenían ningún registro de reserva. Para empeorar la situación, la capacidad del hotel estaba cubierta. ¡No había sitio para nosotros! Finalmente encontramos alojamiento en un pequeño y descuidado hotel a muchas calles del lugar de las reuniomes, pero la carencia de espacio en el Hyatt opacó todo nuestro viaje.

¡Cuán feliz me hace el saber que en el Reino de Dios nunca veremos un cartel que diga “Completo, no hay lugar”! De hecho, Dios continuamente está invitándonos a que moremos permanentemente en nuestro propio hogar allá en su mundo mejor. “El Espíritu y la novia dicen: ‘¡Ven!’; y el que escuche diga: ‘¡Ven!’ El que tenga sed, venga; y el que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida” (Apocalipsis 22:17).

 

Vendré otra vez

Otra frase de este atesorado pasaje es la promesa de Jesús en Juan 14:3, “vendré” (“vendré otra vez” RV 1995). Esta simple palabra ha alentado y sostenido a creyentes a lo largo de las edades. Mientras Esteban, Santiago, Pedro y los otros líderes del naciente cristianismo daban sus vidas por el Señor que amaban, estas palabras, “vendré, vendré otra vez”, les dieron coraje. Cuando Hus, Gerónimo, Ridley, Cranmer, Latimer y otros fueron quemados en la hoguera, estas mismas palabras fomentaron esperanza.

Sin embargo, casi 2.000 años han pasado desde que Jesús pronunciara esta promesa. ¡Eso es mucho tiempo! Alguien puede preguntar, ¿cómo podemos estar seguros de que realmente va a venir? Podríamos decir: “En su juventud mis abuelos pensaron que Jesús vendría cuando ellos eran aún jóvenes y discutieron si tener hijos o no. Mis padres esperaron que volviera mucho antes. ¿Cómo podemos seguir teniendo fe de que volverá?

La respuesta es simple y directa: Porque Jesús, el Hijo de Dios, lo dijo. Porque prometió que volvería.

Cuando mi hermano y yo éramos niños, de vez en cuando alguien le daba a mi padre un par de entradas para un partido de fútbol. Él sin egoísmo, porque tenía dos hijos y solamente dos entradas, nos conducía al estadio y nos dejaba bajo un gran cartel de Coca Cola. Antes de irse nos prometía que regresaría a buscarnos al mismo punto, una vez que el juego terminara. Alguien puede preguntarse, ¿ustedes no se preocupaban que su papá no volviera y los dejara abandonados en la gran ciudad? No, no había nada de que preocuparse. Papá había prometido que volvería por nosotros. Siempre cumplio. Cristo ha prometido que volverá por sus hijos, y realmente vendrá.

 

Juntos por fin

Hay una última frase en este pasaje del gran retorno que requiere nuestra atención. Después de haber prometido volver, Jesús continúa en Juan 14:3, “vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté”. En esta frase, vemos el propósito de todo. Vemos el objetivo final de Jesús: reunión; estar juntos. El enfoque en este texto no está en las señales cósmicas que lo preceden. Es claro que el énfasis está en el deseo intenso del Señor de un compañerismo personal. Jesús ha estado separado de sus hijos por demasiado tiempo, y anhela estar con ellos otra vez.

En su maravilloso libro An Endless Falling in Love, Ty Gibson tituló “El amor cuenta los días” al capítulo que habla de la segunda venida. La idea es ésta: cuando estás separado de alguien a quien amas, esperas con impaciencia el momento en el que estarán juntos otra vez. Cuentas los días.

En 1980, fui con un equipo de evangelismo al Estado de Michoacan, en México para ayudar a fundar la primera iglesia del pueblo de Lázaro Cárdenas. Durante mi viaje de casi cuatro semanas el que disfruté muchísimo, sentí las bendiciones del Señor en todas mis actividades y vi paisajes maravillosos. Sin embargo, si hubo un inconveniente en este viaje, fue el estar lejos de mi familia por tantos días. Fue un tiempo demasiado largo especialmente porque Joshua mi hijo más pequeño, tenía apenas un año de edad en ese entonces.

Recordaré siempre lo que sucedió cuando lo tomé nuevamente en mis brazos al volver a casa. Miró a su papá para que lo rescatara de esta “extraña” y la expresión de perplejidad en su carita decía: “Quién es esta extraña que me sostiene?” Había algo que era muy evidente: ¡Había estado lejos de este niño al que amaba, por demasiado tiempo! Era hora de reunirnos.

Esa es la manera en que se siente el Señor. Ha estado lejos por demasiado tiempo y ansía que la separación se termine; anhela una reunión. Ha prometido volver para llevar a sus hijos al último y gran regreso a casa, y como declara 1 Tesalonicenses 4:17, “Y así estaremos con el Señor para siempre”. Que nuestra oración sea la de Juan, “Amén. Ven, Señor Jesús” (Apocalipsis 22:20).

Seis capítulos sobre la venida de Cristo

Seis Detalles sobre la segunda venida del Rey

Mi esposo les puede decir que cuando el va a ausentarse por varias horas, yo comienzo a preocuparme cuando no regresa a casa a la hora predicha. Afortunadamente, casi siempre tiene consigo su teléfono celular, y si no me llama, yo lo llamo para saber cómo está.

El problema es que en algunas ocasiones, cuando sale de casa se olvida llevar su teléfono.

Cuando sucede esto, y yo pensaba que regresaría a casa a las 8:00 p.m., si aún no ha regresado a las 9:00, comienzo a preocuparme, y cuando llegan las 10:00, ya estoy pensando si debo llamar a la policía para ver si ha habido un accidente en el área. Nunca he tenido que hacer esa llamada, pero he estado a punto de hacerla un par de veces.

No me importa tanto si mi esposo tiene que salir y regresa tarde, pero sí me interesa saber lo esencial: dónde está, la causa de cualquier retraso en regresar a casa, a qué hora puedo esperarla en casa, etc.

Mi esposo ha aprendido que yo me preocupo bastante por su seguridad, así que si es posible, me llama para avisarme qué está pasando. Y por supuesto, se lo agradezco.

De una manera limitada, esto ilustra la preocupación que los cristianos a veces sentimos respecto del regreso de Cristo a este mundo. Así como mi preocupación por mi esposa, conocer los hechos puede ayudarnos a tranquilizar nuestra mente. A continuación encontrará seis detalles importantes que le serán útiles al considerar la segunda venida de Cristo.
Cuándo vendrá Jesús

Los discípulos de Jesús le preguntaron un día: “¿Cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (S. Mateo 24:3). Jesús respondió esta pregunta de dos maneras.

Detalle 1: No sabemos cuándo Jesús vendrá.

Durante el último siglo, varios grupos e individuos han fijado fechas para la segunda venida de Jesús, incluyendo fechas en 1914, 1964, 1988 y 1994. Durante la década de 1990, muchas personas predijeron que Jesús vendría en o alrededor del año 2000. Pero Jesús dijo: “Del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre” (vers. 36).

No hay sentido en que nosotros pongamos fechas para la segunda venida de Jesús o nos emocionemos cuando otros lo hacen. Muchas personas se han cansado de ver fechas ir y venir sin que pase nada, y pierden toda esperanza en el regreso de Jesús.

Detalle 2: Podemos saber cuándo su venida está cerca.

Jesús sí dijo que podemos saber cuándo su venida está cerca, así como sabemos que el verano está cerca cuando las hojas comienzan a brotar en los arboles (vers. 32, 33). También nos dio varias señales para poder saber cuándo se aproxima su venida.

Una de estas señales es la predicación global del evangelio. “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones —dijo él— y entonces vendrá el fin” (vers. 14).

Nosotros los humanos nunca sabremos cuándo cada persona en esta tierra habrá tenido la oportunidad de escuchar las buenas nuevas de Jesús y su propuesta de vida eterna a todo aquel que cree en él. Pero un punto es muy evidente: hoy es más fácil que en cualquier otro momento de la historia humana compartir las buenas nuevas con cada ser humano. Piénselo. Por varias décadas hemos tenido la televisión, la radio, los libros, revistas y periódicos; ahora tenemos la Internet y la telefonía moderna. Dadas las circunstancias apropiadas, el mundo entero podría enterarse del evangelio de un día para otro.

La Biblia también dice que, poco antes que Jesús regrese, el mundo se verá fascinado por el espiritismo y la comunicación con espíritus demoniacos. Por ejemplo, Jesús dijo que antes de su regreso “se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (vers. 24). En un pasaje similar en Apocalipsis, Juan dice que “espíritus de demonios, que hacen señales”, reunirán a los reyes de la tierra en todo el mundo, para la batalla de Armagedón (Apocalipsis 16:14-16). Además, Pablo dice que en el tiempo de la venida de Jesús, Satanás se revelará “con gran poder y señales y prodigios mentirosos” (2 Tesalonicenses 2:9).

Yo creo que no es casualidad que hoy día estamos viendo un aumento rápido en la “canalización” practicada por la Nueva Era y otras formas de comunicación con los muertos. Esta es una señal del pronto regreso de Jesús, y además es una advertencia de que no debemos aceptar a los obradores de milagros simplemente porque aparentan tener poderes sobrenaturales. Satanás puede obrar milagros, y obra sus milagros para engañar a la gente.
Cómo vendrá Jesús

Jesús predijo que antes que él regrese, impostores aparecerán en varios lugares de la tierra diciendo ser el Cristo. ¡Ten cuidado! —declaró—, porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán”. Por eso él advierte, “Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis” (S. Mateo 24:4, 5, 26).

Afortunadamente, nadie tiene que ser engañado. Hay tres maneras en que podemos reconocer al Jesús real cuando venga.

Detalle 3: Su venida será un evento público.

El hecho es que la venida de Jesús será el evento más público en la historia del mundo. La Biblia dice: “Todo ojo le verá” (Apocalipsis 1:7), y Jesús mismo dijo: “Como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre” (S. Mateo 24:27).

No solo la venida de Jesús será visible, también será sumamente audible. Pablo dice: “El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo” (1 Tesalonicenses 4:16). Además, le dijo a la iglesia de Corintios que “se tocará la trompeta” en la venida de Jesús (1 Corintios 15:52).

Detalle 4: Vendrá en las nubes.

Jesús también dijo que vendrá “sobre las nubes del cielo” (S. Mateo 24:30), un detalle que se repite varias veces en el Nuevo Testamento. Por ejemplo, en Apocalipsis, Juan escribió: “He aquí que viene con las nubes” (Apocalipsis 1:7). Luego, al describir una visión de la segunda venida de Jesús, Juan dijo: “Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre” (Apocalipsis 14:14).

Detalle 5: Los muertos serán resucitados.

Jesús dijo, “Vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz” (S. Juan 5:28). “Los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida” (vers. 29). Jesús no dijo cuándo esto sucederá, pero Pablo explicó que sucederá en la segunda venida de Jesús: “el Señor mismo… descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” (1 Tesalonicenses 4:16).

A raíz de lo anterior, sabemos que cualquier persona que asegure ser Jesús es un impostor, a menos que aparezca en las nubes de los cielos con el sonido de una poderosa trompeta y resucite a los muertos.
Cómo estar listos

La pregunta más importante es: ¿Cómo podemos estar tú y yo listos para el regreso de Jesús? La respuesta es el sexto detalle importante sobre su segunda venida.

Detalle 6: Puedes estar listo.

Algunas personas que piensan que están listas para la segunda venida de Jesús descubrirán que no lo están. Él advirtió: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos” (S. Mateo 7:21).

¿Qué debemos hacer tú y yo para estar listos para la venida de Jesús?

Primero, debemos reconocer los errores que hemos cometido y corregirlos. Si hemos perjudicado a alguien, debemos enmendarlo. Y aunque Dios no requiere de nosotros que venzamos todos nuestros malos hábitos antes que él nos acepte, sí quiere que los reconozcamos y nos dispongamos a vencerlos. La Biblia llama a este proceso “arrepentimiento” y “confesión”. Además, debemos aceptar la muerte de Jesús en la cruz por nuestros pecados y pedirle que perdone tales pecados.

Cuando hemos cumplido todas estas condiciones, Dios hace dos cosas por nosotros. Primero, nos perdona. Y segundo, transforma nuestras mentes y emociones para que ahora odiemos las cosas malas que antes amábamos, y amemos las cosas buenas que antes odiábamos. A esto se lo conoce como “nuevo nacimiento”.
La esperanza de la venida de Jesús

¿Te estás cansando del dolor, el sufrimiento, la enfermedad y la muerte? Dios promete que en el nuevo hogar que Jesús está preparando, él “enjugará… toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron” (Apocalipsis 21:4).

Cuando Jesús venga, aquellos amigos y seres queridos que eran creyentes y han muerto serán resucitados. Se reunirán con el pueblo de Dios que todavía vive sobre la tierra, “y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tesalonicenses 4:17). Con razón la Biblia nos dice: “Alentaos los unos a los otros con estas palabras” (vers. 18).

Un breve estudio de la Biblia (Nuevo testamento)

El Nuevo Testamento  (27 Libros)

El Nuevo Testamento (o Nuevo Pacto – el acuerdo presente de Dios con los hombres) revela a Jesucristo, el Redentor de los hombres. En él encontramos la vida de Cristo, el comienzo del cristianismo, el camino de la salvación, instrucción para la vida cristiana y el plan de Dios para el futuro.
Los primeros cinco libros del Nuevo Testamento son históricos.

Mateo, Marcos, Lucas y Juan son conocidos como “Los Cuatro Evangelios”
1 Mateo La vida de Cristo, escrita especialmente para los judíos, revelando a Jesucristo como su Rey-Salvador esperado por tanto tiempo.
2 Marcos La vida de Cristo revelando a Jesús como el Siervo obediente de Dios
3 Lucas La vida de Cristo revelando a Jesús como el Hombre perfecto, enfatizando Su humanidad
4 Juan La vida de Cristo revelando a Jesús como el Hijo de Dios, enfatizando Su deidad

 

Los Evangelios

Mateo

Escrito Principalmente para los judios, Mateo presenta a Jesus como el Mesias prometido en el Antiguo Testamento. Llamado a menudo “el evangelio del reino,” Mateo comienza con una genealogia de Jesus, “el hijo de David,” y cita frecuentamente del Antiguo Testamento. Ha sido atribuido a Mateo, un recaudador de impuestos, uno de los 12 discipulos. Las mejores evidencias lo identifican como la segunda biografia mas antigua de Cristo. Fue escrito probablemente antes de la destruccion de Jerusalen occurida en el año 70 D.C.
Marcos

El Evangelio de Marcos es considerado el mas antiguo de los cuatro. Muchos eruditos lo fechan antes del año 70 D.C. Asi como el evangelio de Mateo fue escrito para los judios, el de Marcos fue escrito para los romanos.
Marcos, quien acompaño a Pedro en sus viajes, posiblemente le oyo predicar muchas veces. Debido a la estrecha relacion entre Marcos y el apostol Pedro, su evangelio refleja la influencia de este apostol impulsivo y energico. Marcos presenta a Cristo con todo Su poder y autoridad, enfatizando sus obras.

Lucas

Luca fue el autor del evangelio que lleva su nombre y del libro de los Hechos. A diferencia de Mateo y Marcos, Lucas era griego y una persona de buena educación  Medico de profesion, había sido compañero de Pablo, uniéndose con el en Antioquia en su segundo viaje misionero, probablemente sirviéndole como su médico y ayudante. El evangelio de Lucas fue escrito para los griegos; por lo tanto presenta a Jesus como el hombre perfecto, aquel que sobrepasa los ideales elevados de los griegos. Lucas presenta a Cristo como el Hijo del Hombre asi como el Hijo de Dios.

Juan

Juan, el mas joven de los doce apóstoles  escribió este evangelio algun tiempo despues que Mateo, Marcos y Lucas escribiero los suyos, y su propósito fue suplementar esos mensajes. Los primeros tres evangelios han sido llamados “sinopticos” (del griego, “ver juntos”) debido a que presentan en general el mismo punto de vista de la vida y enseñanzas de Cristo. El evangelio de Juan es un libro extraordinario. Trata de los asuntos mas profundos de la vida, usando un estilo directo y simple. Juan presenta a Jesus como el Hijo de Dios y el “unigénito del Padre.” El versículo 16 del capitulo 3 ha sido llamado “el corazón del evangelio.”

 

Los Hechos de los Apóstoles El comienzo y la extensión de la Iglesia Cristiana.

Los Hechos

Escrito por Lucas mientras estaba en Roma con Pablo, Hechos continua el relato de su evangelio, comenzado con los eventos que siguieron a la crucifixion de Cristo. Su relato cubre un periodo de uno de 30 años, comenzando en el año 30 D.C. Incluye un relato de la organizacion y los comienzos de la historia de la iglesia cristiana. Uno de los libros mas faciles de leer y mejor organizados, el proposito central de este libro es mostrar que Cristo continua Su obra a traves de los creyentes y la iglesia bajo la direccion del Espiritu Santo.
Las Epistolas de Pablo (Libros Doctrinales)

Romanos

Pablo estaba en Corintio en el año 58 D.C. cuando escribio esta carta a los cristianos que vivian el la capital dell imperio, Roma. Considerado por muchos el escrito mas importante de Pablo, Romanos es tambien uno de los libros mas importantes de la Biblia. Su tema principal es la justificacion por la fe. Habia una controversia que estaba dividiendo a los cristianos judíos y gentiles. Algunos pensaban que los judíos debian tener el primer lugar con respecto a los gentiles. Pablo enseña que Dios es justo. Siendo que “todos pecaron” (tanto judíos como gentiles), los judios no son superiores ante los ojos de Dios.
1 de Corintios

Esta epistola a los corintios fue escrita desde Efeso un año despues de haberse establecido la iglesia en Corinto. Corinto era un ciudad cosmopolita en una epoca cuando las restricciones morales eran minimas. Naturalmente, era muy dificil establecer una iglesia y mantenerla pura en esas circunstancias. El proposito de Pablo al escribir esta carta fue doble: guiar a la iglesia a separarse del error y del desorden moral, y contestas algunas preguntas especificas que le dirigieron a el.
2 de Corintios

La segunda carta a los corintios fue escrita unos pocos meses despues de la primera. De parte de Tito, Pablo se habia enterado que si primera carta a los corintios habia hecho que muchos de ellos se arrepintieran. Pero tambien se entero que los judaizantes habian llegado alli, predicando un evangelio falso y rechazando su autoridad. El escribio su segunda carta, no solo para expresar su satisfaccion por el arrepentimiento de ellos, pero tambien para amonestarles contra los falsos maestros y a la vez defender su apostolado.
Galatas

El apóstol Pablo visito Galacia en su primer viaje misionero estableciendo alli una iglesia. Algunos años mas tarde se entero que los judaizantes se habían infiltrado en la iglesia de Galacia. Los creyentes eran engañados alejandose del verdadero cristianismo aceptando ritos y ceremonias judias. Pablo se dio cuenta de existia una crisis seria en esa iglesia. En su carta, Pablo reafirma de nuevo la doctrina de la justificación por la fe.
Efesios

Esta carta hah sido llamada la corona de los escritos de Pablo. Aunque escrita en forma de carta, es realmente un discurso con la siguiente verdad: Cristo es el centro de todas las cosas y la iglesia esta unida con El. El misterio de las edades encuentra su explicacion en Cristo.

Filipenses

La iglesia de Filipos fue la primera en establecerse en Europa (ver Hechos 16:8-40). Filipenses fue escrita por Pablo, probablemente desde Roma, cerca del final de su encarcelamiento. La fecha fue alrededor del 62 D.C. Filipenses es llamada en algunas ocasiones la “Epistola de la Experiencia Cristiana.” porque trata de la conducta personal mas que de la teologia. Su nota predominante es el gozo de la vida cristiana.
Colosenses

Colosas fue una ciudad de Frigia, una provincia en el centro de Asia Menor. Los judaizantes se habian introducido en la iglesia de Colosas, y hubo otros que trataron de enseñar una forma de misticismo oriental. Pablo, escribiendo desde su encarcelamiento final en Roma, les dice a los Colosenses que el misticismo no tiene ningun valor, y que hay muy poco valor en los rituales vacios y la ceremonias. Cristo esta por encima de todo, Pablo escribe, y el gozo real se obtiene viviendo la vida cristiana.
1 de Tesalonicenses

Esta carta dirigida a la iglesia de Tesalonica, la cual fue organizada en el segundo viaje misionero de Pablo, fue la primera de los epistolas de Pablo. Fue escrita desde Corinto en el año 51 D.C. Pablo estaba satisfecho con la vitalidad de la iglesia, la cual estaba formada por convertidos de diferentes origenes. Pero el pensaba que era necesario corregir ciertos errores en sus pensamientos, particularmente con respecto a la segunda venida de Cristo. Tanto la primera como la segunda carta a los tesalonicenses explican la doctrina de la segunda venida de Cristo.
2 de Tesalonicenses

Esta carta fue enviada desde Corinto unos pocos meses despues de haberse enviado primera tesalonicenses. Algunos malos entendimientos con respecto a la primera carta y ciertas palabras de Pablo con respecto a la tribulacion al final del siglo hizo necesario que Pablo escribiera esta segunda epistola.

Primera Timoteo

fue escrita despues que Pablo fue liberado de la prision, probablemente alrededor del 63 D.C.
La segunda de Timoteo

la ultima epistola escrita por Pablo, fue enviada desde la prision de Roma, en donde Pablo estaba aguardando su ejecucion. Timoteo quien era de padre griego y de madre hebrea, se habia convertido bajo el ministerio de Pablo. Mas tarde llego ser un compañero de Pablo en sus viajes misioneros. Despues llego a ser el pastor de la iglesia de Efeso. Pablo le escribe como un padre espiritual al joven pastor, instruyendole en asuntos de doctrina y de conducta. Esta es una de las epistolas pastorales de Pablo, llamada asi por haber sido dirigida a un individuo en lugar de una congregacion.
Tito

La epistola a Tito es tambien una epistola pastoral. Tito, quien era gentil, era el pastor de la iglesia en Creta. Esa iglesia estaba pasando por un tiempo de dificultades, con herejias floreciendo. Pablo le escribe a Tito para animarlo y aconsejarlo. Aunque fue escrita antes de las epistolas a Timoteo, esta carta es una de los ultimos escritos de Pablo.
Filemon

La mas breve de las epistolas de Pablo, es tambien una epistola privada. Onesimo, un esclavo que se habia escapado de la casa de su amo Filemon robandole algunas pertenencias, se encontro en Roma. Alli se convirtio bajo el ministerio de Pablo. Pablo escribe esta carta para solicitarle a Filemon, un hombre rico y miembro de la iglesia de Colosas que perdone a Onesimo y lo reciba como hermano en Cristo. Esta epistola fue escrita durante el primer encarcelamiento de Pablo en Roma.
HEBREOS

Esta carta fue escrita a un grupo de judios cristianos, probablemente alrededor del año 64 D.C. Estos cristianos, que habian pasado por la persecucion, se estaban alejando de su fe y estaban cediendo a la tentacion de volver al judaismo. El autor escribe esta carta para señalar la superioridad de la religion cristiana y animarles en la fe. Enfaticamente el autor señala que Cristo es superior a los profetas, los angeles, Moises, Josue, y Aaron. Dios habia hablado a traves de cada uno de ellos, pero ahora El ha hablado a traves de Su Hijo! Despues de Romanos, Hebreos ha ejercido la influencia mas grande en el pensamiento de las generaciones sucesivas de cristianos.

 
Las Epistolas Generales (Universales)

Santiago

Santiago, junto con las epistolas de Pedro, Juan y Judas, forma parte de las llamadas epistolas generales, debido a que no esta dirigida a ninguna iglesia o individuo en particular, sino a la iglesia cristiana en general. La carta contiene muy poca doctrina. Se concentra en la moral, la etica, y en la demostracion practica de la fe personal.
1 de Pedro

Otra de las epistolas generales, 1 Pedro fue enviada a los cristianos del Asia Menor. Es principalmente un exhortacion a permanecer firmes frente a la persecucion. El escritor de la epistola fue el apostol Pedro. Fue escrita probablemente durante los años 62-69 D.C.
2 de Pedro

En contraste con 1 Pedro, que fue escrita para animar a los cristianos que enfrentan persecucion, 2 Pedro amonesta contra los falsos maestros. Contiene muchas referencias a la segunda venida de Cristo.
1a, 2a y 3a de Juan

Las epistolas de Juan son diferentes a las otras epistolas generales. La primera es una homilia doctrinal, mientras que las otras dos son principalmente cartas privadas a individuos. La primera epistola fue escrita para corregir herejias y afirmar las cualidades de la vida cristiana. Segunda Juan, dirigida probablemente a una mujer cristiana, enfatiza la verdad del evangelio de Cristo y advierte en contra de los falsos maestros. La tercera epistola, dirigida a Gaio, alaba a este por la buena manera en que trata a sus hermanos cristianos. Aunque muchos han sugerido que esas cartas fueron escritas por otra persona y no el apostol Juan, hay una firme evidencia de que el fue el autor.
Judas

La epistola general de Judas es una apelacion a los cristianos a mantenerse consistes en su fe y su vida. Señala las penalidades de la inmoralidad y termina con una bendicion, señalando la verdad que solo Cristo puede guardar al creyente de ceder a las tentaciones de la vida. Judas, hermano de Santiago, por lo tanto medio hermano de Jesus, fue el autor de esta epistola.
El Libro Profetico

Apocalipsis

De todos los escritos del Nuevo Testamento, Apocalipsis es el mas dificil de interpretar. Los eruditos difieren acerca del significado exacto de algunos de los pasajes mas importantes de este libro. Pero el proposito basico es el mismo: revelar a Cristo como Señor, triunfante sobre el mal. Escrito por el anciano discipulo Juan mientras estaba encarcelado en la isla de Patmos alrededor del año 95 D.C., Apocalipsis ha sido una fuente de estimulo e inspiracion a los cristianos de todas las generaciones.

Un breve estudio de la Biblia- Antiguo testamento

Para tu estudio personal, Este es un breve pero excelente resumen de todos los libros de la Biblia. (39 Libros)

En este artículo encontrarás un pequeño resumen de cada libro de la Biblia, explicando su autor, a quiénes iban dirigidas las palabras escritas y la época en la que se escribieron.

También encontrarás información útil que muchas veces desconocemos, de cada libro.
El Pentateuco

Genesis

Genesis significa nacimiento o comienzos. Este libro contiene los registros de la creacion; el jardin del Eden, los antediluvianos, o las personas que vivieron antes del diluvio; el diluvio; la torre de Babel; la dispersion de las razas; y las vidas de los patriarcas — Abraham, Isaac, Jacob y Jose. El sistema patriarca es el gobierno por el varon que era la cabeza del clan. Genesis has sido llamado “el libro de los origenes,” pues todos los otros libros de la Biblia surgen de el.

Exodo

Exodo significa “salida”, y la referencia es a la salida de los hijos de Israel de Egipto. Este libro consiste de un relato del nacimiento y los primeros años de la vida de Moises; las diez plagas; el viaje desde Egipto hasta el Sinai; la entrega de la ley; y una descripcion del tabernaculo. La peregrinacion de los hijos de Israel desde Egipto hasta la tierra prometida ha sido a menudo comparada a la peregrinacion del creyente durante toda su vida. Los primeros 17 versiculos del capitulo 20 de Exodo contienen los Diez Mandamientos, los cual son la base del codigo mora de la civilizacion.

Levitico

Levitico y Levita se derivan de Levi, el nombre de uno de los doce hijos de Jacob. La tribu que descendia de Levi fue la tribu sacerdotal, a la cual se le encargo llevar a cabo los ritos y ceremonias de los sacrificios y la enseñanza de la ley de Moises. El libro nos da el ritual que se usaba en los servicios del tabernaculo y describe los deberes de los sacerdotes.

Numeros

El libro de Numeros se deriva del hecho de que los hijos de Israel fueron contados dos veces. El capitulo diez es la continuacion del relato de la peregrinacion de los israelitas desde Egipto hasta Canaan, la cual se interrumpio en Exodo 19. En su peregrinacion desde el monte Sinai, los israelitas habian planeado viajar hacia el norte y entrar a Canaan por los limites del sur. Pero se asustaron por el informe de los espias quienes hablaron del gran tamaño de los habitantes de la tierra. Como resultado de eso, anduvieron vagando por el desierto durante 40 años y finalmente entraron en Canaan por el este, cruzando el rio Jordan. Las experencias de esos años en que vagaron por el desierto estan registradas en este libro.
Deuteronomio

Deuteronomio significa “segunda ley,” o la segunda entrega de la ley. Muchas de las personas que habían estado presentes cuando la ley fue dada en el monte Sinai habían muerto para esta época en la historia de Israel. Por lo tanto fue necesario repetir la ley para beneficio de la nueva generación. Deuteronomio esta escrito en forma de ocho discursos de Moisés. El capitulo final registra su muerte.

Josue

El libro de Josue lleva ese nombre en honor de uno de los dos espias que mas tarde llego a ser el sucesor de Moises. Josue condujo a los israelitas en el cruce del Jordan, ataco y conquisto a los cananitas, y dividio la tierra entre sus seguidores. Los capitulos que siguen contienen un discurso de Josue en el cual lleva al pueblo a normas elevadas de conducta personal, amonestandolos a honrar a Dios.
Jueces

Jueces narra la historia de Israel desde la muerte de Josue hasta el tiempo de Samuel. Este periodo, durante el cual el pueblo desobedecio y se alejo de Dios repetidamente, lo cual se convirtio en uno de los tiempos mas oscuros de su historia. Cuando ellos se arrepentian de sus pecados y se volvian a Dios. El levantaba lideres, llamados jueces, quienes los libraban de sus enemigos.
Rut

El libro de Rut es una historia de amor que ocurrió durante el tiempo de los jueces. Nos da un cuadro excelente de la vida y las costumbres de esos días  La historia esta narrada en una forma tan curiosa e interesante que uno parece ver a los personajes cuando aparecen en la escena. El pasaje de 1:16,17 es uno de los mas hermosos de toda la literatura. Rut fue la bisabuela de David, por lo tanto ella pertenecio al linaje terrenal de Cristo.
Veases el capitulo 1 de Mateo para mas detalles.
Primera y Segunda Samuel

Estos dos libros estaban unidos en uno solo en la Biblia hebrea. Nos cuentan en detalles los dias finales de la teocracia (en la cual Dios gobierna directamente a traves de los jueces) y los primeros tiempos del reino. Israel rechazo a Jehova, su Dios, y pidió un rey como las otras naciones. El primer rey fue Saul, un hombre de hermosa apariencia y guerrero competente, pero no de devoción a Dios. Cuando Saul murió  David, a quien Dios había escogido, fue instalado como rey. Estos libros cubren la vida de David, junto con un relato de Samuel, el ultimo de los jueces.
Primera y Segunda Reyes

Estos dos libros, tambien unidos en uno solo en la Biblia hebrea, continuan la historia del pueblo de Israel desde la coronacion de Salomon, el hijo de David, como rey hasta la deportacion del pueblo en el cautiverio. Se registra aqui la muerte de David, el reinado de Salomon, y la revuelta de Jeroboam y sus diez tribus durante el reinado de Jeroboam, el hijo de Salomon. Desde esta epoca en adelante, la narracion combina las historia de los dos reinos hasta el cautiverio de ambos.
Primera y Segunda Cronicas

Los dos libros de Cronicas duplican, en un sentido, los libros de Samuel y de Reyes. Estos ultimos escritos se cree que provienen de una fuente del reino del norte, y los dos Libros de Cronicas de una fuente del reino del sur. Cronicas hace enfasis en la historia de Juda y la adoracion del templo.
Esdras

El libro de Esdras nos da un relato del regreso de algunos de los exilados de la cautividad y la reedificacion del templo. La tarea de reedificar el lugar de adoracion, llevada a cabo en un ambiente de hostilidad y paganismo, fue demorada tambien por la frialdad espiritual del pueblo.
Nehemias

Aunque mayormente de naturaleza biografica, el libro de Nehemias es el ultimo de los libros históricos del Antiguo Testamento. Como copero del rey Artajertes, Nehemias disfrutaba de una vida lujosa. Pero después de enterarse de las condiciones que existían en Jerusalen, renuncio a esa vida para regresar a la ciudad de sus antepasados a fin de reedificar los muros. Un hombre de acción  fue también un lider de mucha firmeza. Bajo Nehemias se llevaron a cabo importantes reformas religiosas y sociales.
Ester

Este libro registra una de las liberaciones que los judios experimentaron en su historia. Los descendientes modernos de los judios leen este libro durante la fiesta de Purim en memoria de aquella liberacion. Ester es un joya literaria que se lee con interes y deleite tanto por los jovenes como por los adultos. Nos ofrece un buen ejemplo de la providencia de Dios, quien predice lo que va a ocurrir y cuida de Sus hijos.

 

Job

Muchos consideran a Job como una de la piezas literarias mas antiguas que existen. El patriarca Job, un hombre justo, de repente sufre las perdidas de propediad y, uno por uno, todos sus hijos. Como si esto no fuera suficiente, el mismo es arrojado en un sufrimiento fisico terrible. Una gran parte de este libro esta dedicada a la discusion filosifica del sufrimiento entre Job y sus amigos. Los amigos le acusan diciendole que de acuerdo con las leyes de la naturaleza, el sufrimiento viene como resultado del pecado. Job insiste en afirmar que el es bueno, y que el sufrimiento debe tener otro proposito. Los ultimos capitulos nos dicen de que modo su prosperidad le fue restaurada.
Salmos

El libro de los Salmos fue el himnario de los hebreos. Cerca de 70 salmos se atribuyen al rey David, y el resto a otros autores. Una gran cantidad de himnos que cantan los cristianos hoy dia han tomado su letra de los salmos. Este libro esta compuesto por 150 poemas, algunos de los cuales son de una gran belleza expresiva. De ellos, los salmos 1,19,22,23,90,100 y 103 son quizas los mas descatados.
Proverbios

Un proverbio es una oracion corta que comunica una verdad moral en una forma concisa y aguda. La enseñanza por medio de proverbios se origino en el oriente y es una de las formas mas antiguas de instruccion. El mensaje principal de esos proverbios es que la sabiduria comienza con Dios.
Eclesiastes

Eclesiastes significa el orador o el predicador. Este libro parece haber sido escrito como un soliloquio (una persona hablando consigo misma). De acuerdo con la tradición judía, Salomón fue el autor, aunque algunos eruditos dicen que fue escrito en una epoca posterior. La palabra “vanidad,” que parece muchas veces en el libro, significa transitorio o pasajero. Cuando el autor dice que todas las cosas son vanidad, quiere decir que se acabaran. El ultimo capitulo citado muy frecuentemente, es muy interesante e instructivo. Las referencias simbólicas se refieren a las diferentes partes del ser humano.
El Cantar de Los Cantares

Este libro tambien se llama Los Canticos de Salomon, a quien se le atribuye la paternidad literaria. Es la historia de un amor puro y profundo entre un hombre y una mujer. Salomon escribe acerca de la belleza y de lo sagrado de esa relacion. La historia simboliza el gran amor de Dios por Su pueblo

Isaias

Este libro fue escrito en una epoca agitada. El pueblo se había alejado de la religión y se había corrompido. El profeta Isaias predijo la cautividad babilonica tanto para Israel como para Juda. Pero tambien profetizo el regreso de los exiliados y la venida del Mesías  En los capitulos 9,11, y 53 se encuentran las dramaticas descripciones de Cristo y de Su reino, escritos mas de 500 años antes del tiempo de Cristo. El libro de Isaias es una de las grandes obras maestras del mundo. Escrito por una persona educada, en un buen hebreo, contiene un estilo elevado, una expresion vehemente, un sentimiento ferviente y una vivida imaginacion. Esta citado en el Nuevo Testamento en mas ocasiones que cualquier otro libro.
Jeremias

El Profeta Jeremias vivio en una epoca triste en la historia del pueblo hebreo. Durante esta epoca, el pueblo del reino del sur, o Juda, fue llevado por Nabucodonosor a la cautividad en Babilonia, aunque Jeremias quedo en Jerusalen. El escribio con autoridad en cuanto a la seguridad del juicio de Dios sobre un pueblo pecaminoso como tambien de la grandeza del amor divino.
Lamentaciones

En este libro, Jeremias, de pie en medio de la ruinas de Jerusalen y del templo, lamenta la destruccion que el mismo habia predicho. En el idioma hebreo, Jeremias esta escrito en una seria de poemas que describen la ruina de la ciudad y la causa de la desolacion. El libro ha sido llamado un cantico funebre sobre Jerusalen.
Ezequiel

Siendo joven, Ezequiel fue llevado al cautiverio 11 años antes de la destruccion de Jerusalen. El tema de su profecia es precisamente la destruccion de Jerusalen, el juicio sobre el pueblo, y finalmente, el regreso de los exiltados y el futuro glorioso de Israel.
Daniel

La profecía de Daniel constituye uno de los libros mas interesantes de la Biblia. Sus historias (capts. 1-6) son vividas y emocionantes, y las visiones del resto del libro (capts. 7-12) son muy significativas. Las cuatro bestias de Daniel 7:3 son consideradas las cuatro grandes potencias mundiales, los babilonios, los medopersas, los greco-macedonios, y los romanos. La segunda visión (Daniel 8:1) es considerada como una referencia al gobierno de los griegos bajo Alejandro el Grande. El reino mencionado en el capitulo 9 es el gobierno mesiánico del reino de Cristo. La visión de los capitulos 10-12 es considerada una referencia al fin de los siglos.

 

Oseas

El Mensaje del profeta Oseas fue dirigido principalmente a Israel. Los primero tres capitulos nos dan un relato de los problemas domesticos de Israel. Tienen el proposito de mostrarnos los pecados de Israel y el amor de Dios. El resto del libro contienen denuncias contra el pueblo por su idolatria y su pecado.

Joel

El libro de Joel esta dividido en dos partes; (1) una gran calamidad causada por una invasion de langostas, y (2) la respuesta de Dios a las oraciones del pueblo. El libro contiene una profecia que se encuentra con frecuencia en los escritos de los profetas: que los judios irian a establecer una gran nacion en Palestina en el futuro.
Amos

Amos es uno de los primeros libros profeticos. El autor profetiza que Dios ama la misericordia y no solamente los sacrificios formales. Amos nacio a unas 12 millas al sur de Jerusalen, pero sus profecias fueron dirigidas al reino del norte (Israel). El enseño que la futura grandeza de Israel no se aseguraria por medio del poder y la riqueza, sino por la justicia y el juicio.
Abdias

Abdias vivio en Jerusalen después de la deportación de Juda a Babilonia. El fue el mensajero de Dios que anuncio la caída de los edomitas, quienes eran los descendientes de Esau, los que se habian gozado de la caida de Juda. El también profetizo de un futuro cuando los judíos volverian a gobernar las tierras que estuvieron una vez bajo el control de David.
Jonas

El libro de Jonás es el mas agradable de leer entre todos los profetas menores. Algunos eruditos biblicos los consideran un relato historico, mientras otros lo ven como una historia simbólica  que enseña que así como Jonas falto en cumplir su deber con el pueblo de Ninive, asi Israel falto en sus obligaciones morales y religiosas hacia otras naciones. La referencia de Jesús a Jonas (ver Mateo 12:38-41) para indicar que Jonas fue una narración histórica.
Miqueas

Miqueas vivió durante el tiempo de Isaias. Al igual que Isaias, el predico contra los pecados de su tiempo y especialmente contra la opresion de los ricos hacia los pobres. El profetizo tanto la destrucción de Israel como la de Judá poco tiempo antes de que el juicio cayera sobre Israel.
Nahum

Este libro, que esta dividido en dos partes principales, profetiza la destruccion de Ninive. La primer parte presenta el juez y la seguna el juicio sobre la ciudad malvada. Se conoce muy poco de Nahum, quien vivio alrededos del 505 A.C.
Habacuc

Habacuc profetizo en Juda durante el reinado de Joaquín. El escribió acerca de la maldades de Israel y de su inminente derrota a manos de los caldeos. El también describió la pecaminosidad de los conquistadores caldeos y profetizo su caidad final. El libro concluye con una oración de fe.
Sofonias

Sofonias vivio en el tiempo de Jeremias. Habacuc y Nahum. Asi como esos profetas, el hablo en contra de los pecados del pueblo. El profetizo el juicio sobre Juda y las naciones vecinas asi como tambien las bendiciones sobre Jerusalen restaurada.
Hageo

El libro de Hageo contiene cuatro profecias, todas ellas relacionadas con la reedificacion del templo bajo Zorobabel. Dios levanto a Hageo y a Zacarias para animar al pueblo a reedificar su casa. A fin de tener un cuadro de las condiciones de ese periodo, vea los primero capitulos de Esdras.
Zacarias

El mensaje de Zacarias esta dividido en dos partes. La primer parte (capítulos. 1-8) trata de la restauración del templo, y la ultima parte (capítulos. 9-14) con el reino de Cristo.
Malaquias

Malaquias fue el ultimo tiempo de los profetas del Antiguo Testamento. El vivió la época posterior a la edificación del templo y a la restauración de la adoracion, pero vio al pueblo volviéndose de nuevo a sus vieja vida de pecado. Ademas de reprenderlos por su condición espiritual, predijo también la venida del Mesías.

Prestémosle más atencion a nuestros niños

 

Sin duda, tenemos necesidad de trabajar, de salir a comprar nuestros enseres y viandas para cocinar los alimentos, tenemos que cuidar nuestros automóviles, reparar nuestras viviendas y hasta tenemos el derecho de holgazanear después de tanto duro trabajo. Todo eso está muy bien. Pero…¿Y nuestros hijos?

Somos padres (estoy hablando de las mamás también), y ser padres no significa engendrarlos y concebirlos solamente, sino de saber procrearlos y conducirlos en un ambiente familiar, hogareño, amable y cómodo para ellos. Les platico una historia:
“Un día esta el papá descansando en el sillón con balancín en la casa, leyendo el periódico y mirando la televisión. Llega su hijo de seis añitos y le pregunta: Papá…¿Cuánto te pagan la hora en tu trabajo?.
El padre del hermoso pequeñito sin molestarse en mirar al jovencito, le dice: ¡Niño! ¡Que indiscreción!…Pero para que te vayas y dejes de molestar, te diré que gano $8.00 dólares por hora. Sin sentirse avergonzado, pero pareciendo emocionado, el pequeñin le pide al papá:
Papá, ¿Me puedes dar $2.00 dólares?
¡Anda por allá, enfadoso! ¿Para que quieres ese dinero? responde el crio: Papá..¡De verdad lo necesito!
Pensando que dándole el dinero, el muchachito se irá, el hombre saca dinero de la cartera y se lo dá. ¡Pero dejame sólo!, agrega y sigue leyendo.
De ahí, el infante va con su madre y le dice lo mismo: Mamá, ¿Me podés dar $2.00 dólares, por favor? Y la madre, sin preguntar saca el dinero solicitado y le da un beso en la mejilla, que era un premio extra para el jovencito.
Con sus $4.00 dólares, nuestro pequeño personaje va y rompe la alcancía y cuenta lo que ha podido reunir. La suma total es de $9.25 dólares. Y corriendo, va otra vez donde está el cómodo de su papá.
Papi, papacito: Aquí esta todo mi dinero que he juntado…¿Me puedes dedicar una hora de tu tiempo para jugar conmigo? Es un poco más de 8 dólares, pero tu tiempo lo vale. ¡Anda, y ven a jugar conmigo!.
¿Tierna la historia?…Bueno, creo que nosotros los padres necesitamos una recordadita para que entendamos que a ellos también les hacemos MUCHA falta.
No seamos como este tipo de padres, en que a ellos les faltamos cuando más lo necesitan. Los quiero!…y hasta la próxima