Archivo | julio 2012

¿ACASO MURIO JESUS EL VIERNES?

 

 
 En esta semana traemos una curiosidad que guarda relación con la fecha actual, la semana santa.
 
 
Esta curiosidad consiste en la siguiente pregunta: ¿Cuántos días Jesús duró muerto? ¿Si fueron tres días, porque murió un viernes y resucito un domingo? ¿Acaso murió Jesús el viernes?

 
Ciertamente, por cientos de años, la sociedad occidental ha conmemorado la pasión, la muerte y la resurrección en la semana santa; destacando su muerte para el viernes santo y su posterior resurrección para el domingo, denominado domingo de resurrección; a pesar del reconocido estribillo que dice: “el jueves santo murió cristo, le viernes fue su entierro y el domingo subió al cielo”.
 
Sin embargo, si Jesús hubiese muerto realmente el viernes santo y resucitado el domingo siguiente, entonces Jesús no duró tres días muerto, sino un día y medio.
 
Algunos han señalado que los días contados en la Biblia, con respecto a la resurrección de Cristo, son días de doce horas, y que no contaban la noche. De ser así, tampoco llegaría a los tres días que señala la Biblia en muchos lugares.
 
Jesús dice que morirá y resucitará al tercer día, Marcos 10:33-34: “He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará”. Mateo 16:21 “Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día”.
 
También destaca, no sólo al tercer día, sino también después de tres días, Marcos 8:31: “Y comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días”.
 
Cuando la Biblia habla de tres días, no se refiere a un día de doce horas, se refiere un día y una noche. Por ejemplo, en Génesis 1:4-5 dice: “Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día”.
 
Estos versos indican que el día y la noche componen un día; además, en ese mismo capítulo leemos los versículos 8 y 13, vemos que se repite la frase “Y fue la tarde y la mañana el día segundo.” (vs.8); “Y fue la tarde y la mañana el día tercero” – ó “el tercer día” (vs.13).
 
Entonces nos damos cuenta de que en los primeros tres días hubo tres períodos de tinieblas y tres períodos de luz. Es por eso que aquí se puede notar que la frase “el día tercero” ó “tercer día” nos indica la suma ó un total que incluye 3 días (luz) y 3 noches (tinieblas).
 
También, si tomamos las palabras de Jesús en Juan 11:9-10, cuando dijo: “Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo; pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él”; notamos que al tener el día doce horas, deja a la noche con las otras doce horas restantes del día. Por eso un día completo incluye también la noche, es decir, el día y su noche completan un período de 24 horas, 12 horas para el día y 12 horas para la noche, TOTAL: 24 horas. De esto entendemos que tres días y tres noches sumarían setenta y dos (72) horas en total (24 X 3 = 72).
 
Partiendo desde esta premisa, cuando leemos que en Mateo 12:40 que dice: “Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches”; entendemos que Jesús estaba profetizando de que Él estaría 72 horas en la tumba (3 días y 3 noches), y luego resucitaría. Es por eso que en Marcos 8:31 Jesús enseñó (no simplemente informó) a los discípulos de que le era necesario al Hijo del Hombre resucitar DESPUES de tres días, o sea, pasadas 72 horas a partir de su muerte, ya completados los 3 días y 3 noches. NO HAY RAZON ALGUNA PARA PENSAR QUE FUERON MENOS DE 72 HORAS, NI TAMPOCO QUE FUERAN MAS.
 
¿A que hora murió Jesús?
 
Conforme a las Sagradas Escrituras, Jesús murió después de la hora novena (3 pm.). Según el recuento bíblico, a la hora sexta (12 pm.) hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena (3 pm) (Mateo 27:45-46, Marcos 15:33 y Lucas 23:44). Estos relatos nos señalan que CERCA de la hora novena (3 PM) Jesús estaba todavía vivo y emitía sus expresiones desde la cruz. Pero llegada la hora novena (3 pm.) entonces Jesús encomendó su espíritu al Padre.
 
¿Qué día murió Jesús?
 
Jesús murió en el día de la preparación o víspera de la pascua (víspera del día 15 de Nisán), que seria el miércoles 14 del mes de Nisan (Juan 19:31,42). Puesto que el día siguiente era día de reposo, y según se nos dice en Juan 19:31, se le rogó a Pilato que se quitaran los cuerpos de las cruces ” a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz el día de reposo.” Ahí mismo la Escritura dice que “aquel día de reposo era de gran solemnidad.” En otras palabras, Jesús murió pasada la hora novena (3 PM), el día antes del DIA DE REPOSO PASCUAL. No era el día de reposo semanal, se refería al día 15 del mes de Nisan, día de reposo solemne.
 
LA FIESTA DE LA PASCUA
 
La Fiesta de la Pascua comenzaba el día 14 del mes primero, o sea Nisán, también conocido como Abib, hoy es el mes de abril, según Levítico 23:5-6. Es decir, que el CORDERO era sacrificado el día 14 del mes primero, entre las dos tardes (la primera tarde era de 12-M a 3-PM, y la segunda de 3-PM a 6-PM). Éxodo 12:5-6: “El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes”.
 
La Fiesta de los Panes sin Levadura se llevaba a efecto al día siguiente de La Pascua desde el día 15 hasta el 21, Notemos que aunque en Levítico 23:6 se nos dice que esta fiesta solemne comenzaba a los quince días del mes, sin embargo se comían los panes desde el atardecer del día 14 (Éxodo 12:18), pues, los días feriados de los judíos comenzaban desde la tarde del día anterior, a eso de las 6 PM, hasta la tarde de ese día (hasta las 6 PM, aproximadamente). O sea, el día 15 comenzaba en la tarde del día 14 (aprox. 6 PM), hasta la tarde del día 15 (6 PM) – (tarde y mañana = un día -Gen.1:5,8,13).
 
Durante la pascua había dos días de Santa Convocación (2 días de Reposo), los días 15 y 21 de Nisán. En total eran ocho días de festividad: La Pascua, día 14, y la Fiesta de los Panes sin Levadura (desde el día 15, que comenzaba con el atardecer del día 14, a eso de las 6 PM, hasta el atardecer del día 21 del mes de nisán, o mes primero).
 
MUERTE Y SEPULTURA DE CRISTO
 
Jesús murió entre las dos tardes (como mandaba Éxodo 12:6), inmediatamente pasada la hora novena (3 PM), del día 14 Nisán, (el primer mes de los judíos). En esa misma tarde, a la hora duodécima (6 PM), comenzaba el Reposo Pascual de la Fiesta de los Panes sin levadura, día 15 de Nisán, desde la tarde del día 14, hasta la tarde del día 15 (aproximadamente de 6 PM a 6 PM), según el mandamiento (Éxodo 12:18; Lev. 23:32).
 
Ahora bien ya que el día 15 de Nisán era el día de Reposo Pascual, o como ya se le llamaba: “LA PASCUA”; y como podía caer en cualquier día de la semana, ese año cayó Jueves, según el relato bíblico. Eso hizo que en aquella misma semana hubieran dos días de Reposo: uno ANUAL (La Pascua), y otro SEMANAL (el día sábado).
 
Cuando Jesús muere, entre las dos tardes del día 14 (miércoles), que a su vez era la víspera del día de Reposo (Pascual, Anual), toman el cuerpo de Jesús para sepultarlo al atardecer. La sepultura de Jesús estuvo a cargo de José de Arimatea (Juan 19:38; Lucas 23:50-52; Marcos 15:42,43).
 
Habían allí mujeres que seguían a Jesús (María Magdalena y María, madre de José), las cuales presenciaban su sepultura a cargo de José de Arimatea. En Mateo 27:61 se nos dice que ellas estaban “SENTADAS delante del sepulcro.” En Marcos 15:47 se nos dice que ellas “MIRABAN donde lo ponían.” Y en Lucas 23:55 se nos dice también que “VIERON el sepulcro, y como fue puesto su cuerpo.”
 
Hay algo de notar aquí y es que el cuerpo de Jesús fue sepultado a prisa, con urgencia, puesto que ya estaba por rayar el día de Reposo Pascual. Lucas 23:53,54. Y en Juan 19:41,42 se nos dice que sepultaron a Jesús en un sepulcro nuevo, ya que estaba cerca y por causa de la preparación de la Pascua de los judíos (refiriéndose a la preparación para el día de Reposo Pascual que estaba por comenzar esa misma noche- lea Marcos 15:42).
 
Ahora bien, la Biblia no hace un recuento de lo sucedido durante el día 15 de Nisán, el Reposo Anual o Pascual, que cayó ese año Jueves, debido a que era una celebridad de reposo total, cada familia en su hogar, para participar de la cena de la Pascua con los panes sin levadura: UN DIA DE GRAN SOLEMNIDAD según Juan 19:31. Es entonces cuando los principales sacerdotes y fariseos se reunieron ante Pilato para pedirle que se asegurara el sepulcro, sellando la piedra y poniendo una guardia para vigilar, de modo que los discípulos de Jesús no vinieran de noche para robar su cuerpo y luego decirle al pueblo de que había resucitado de entre los muertos, pues, los principales sacerdotes y fariseos se acordaron que Jesús, el engañador según ellos, había dicho viviendo aún: “Después de tres días resucitaré.” Mateo 27:62-66.
 
Puesto que al día siguiente de ese día de reposo era un día laborable (aunque la celebración continuaba), es entonces cuando se toman las medidas preventivas con respecto al sepulcro, es decir, el día 16 de Nisán, que cayó viernes. Fue entonces cuando aquellas mujeres que estaban sentadas, mirando y viendo frente al sepulcro van al mercado a comprar especias aromáticas para ungir el cuerpo de Jesús. Marcos 16:1.
 
Fíjese bien que Marcos 16:1 dice fueron a comprar las especias “cuando pasó el día de reposo.” Al comparar lo que dice este texto con lo que dice en Lucas 23:56, nos damos cuenta de que al ellas regresar de comprar esas especias aromáticas, las prepararon en sus casas y luego “descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento.”
 
Marcos declara que “cuando pasó el día de reposo” (La Pascua anual), ellas fueron a comprar las especias. Y Lucas dice que al volver prepararon las especias y “descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento” (sábado semanal). Tenemos que notar que hubo dos días de reposo en esa misma semana, los cuales ellas descansaron. Primero el de la Pascua, declarado el Levítico 23:6,7 (“de gran solemnidad” Juan 19:31); y segundo el sábado semanal, en Lucas 23:56 “Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento”. ¿A que mandamiento? Al mandamiento dado en Éxodo 20:10.
 
¿Se fija usted? No hay contradicción alguna en lo que la Biblia nos declara, sino que nos arroja luz con respecto a que Jesús fue realmente sepultado al atardecer (o anochecer, pues, ya oscurecía) del miércoles 14 de Nisán (abib o abril); y al día siguiente, Jueves 15 de Nisán era Reposo Anual de la Pascua, y por tal razón las dos Marías permanecieron allí sentadas mirando frente al sepulcro sin hacer nada, pues, ya rayaba el día de reposo (Pascual) y todo estaba cerrado. Pero tan pronto pasó el día de reposo (Marcos 16:1), al siguiente día que era viernes 16 de Nisán, fueron al mercado a comprar las especias, pues, era un día común de trabajo. Entonces regresaron, prepararon las especias para ungir el cuerpo de Jesús, pero no lo hicieron ese mismo día ya que debían de guardar otro día más de reposo (el semanal de los diez mandamientos) que esa semana cayó sábado 17 de Nisán.
 
¿Qué día resucito Cristo?
 
Debemos tener en cuenta que esas mismas mujeres fueron al sepulcro con las especias aromáticas preparadas ya, para ungir el cuerpo de Jesús, DESPUES DE TRES DIAS, no antes. Es por eso que entonces la Biblia declara que ellas fueron al sepulcro “pasado el día de reposo, AL AMANECER DEL PRIMER DIA DE LA SEMANA…” Mateo 28:1. Esto queda claro de que se refería al día de reposo (sábado) que de esa semana antecedía al primer día de la semana siguiente, o sea al domingo 18 de Nisán y que no se refería al Reposo anual (Jueves 15 de Nisán) que esa semana antecedía al sexto día de la misma semana, o sea al viernes 16 de Nisán.
 
Marcos, Lucas y Juan se limitan a hablar del primer día de la semana, muy de mañana. Para ese tiempo ya las 72 horas del cumplimiento profético de la señal del profeta Jonás ya habían tenido su término, pues, Jesús dijo así como estuvo Jonás tres días y tres noches en el vientre del gran pez, también el estaría en el corazón de la tierra, tres días y tres noches, o sea 72 horas, ni un minuto más, ni un minuto menos. Mateo 12:40.
 
 
Tenemos que entender entonces que Jesús fue sepultado al atardecer del miércoles y que:
 
1. Desde el atardecer del miércoles 14 de Nisán al atardecer del Jueves 15 de Nisán (reposo pascual) hay una noche y un día, PRIMER DÍA.
 
2. Desde el atardecer del Jueves 15 de Nisán al atardecer del Viernes 16 de Nisán hay dos noches y dos días, SEGUNDO DÍA.
 
3. Desde el atardecer del Viernes 16 de Nisán al atardecer del Sábado 17 de Nisán (reposo semanal) hay TRES DIAS Y TRES NOCHES. Esa es entonces la hora en que Jesús se levantó de entre los muertos. Pasada las seis de la tarde del sábado. ¡Aleluya!
 
 
UNA ACLARACION SOBRE EL PRIMER DIA DE LA SEMANA
 
En Mateo 28:1 se nos dice que María Magdalena junto a otras dos mujeres salen hacia el sepulcro; y Juan 20:1 dice que lo hicieron “siendo aún oscuro.” En Marcos 16:2 se nos deja saber que llegan al sepulcro “ya salido el sol.”
 
Hacemos un paréntesis aquí para aclarar que aunque muchos afirman que Jesús resucitó el domingo por la mañana, entendemos que lo que la Biblia nos dice es que el primer día de la semana fue cuando los discípulos descubrieron que Jesús ya había resucitado. Mateo 28:1-6; Marcos 16:2-6; Lucas 24:1-2; Juan 20:1-2.
 
Ninguno de esos pasajes indican de que esa fue la hora de resurrección. La tumba estuvo vacía todo el tiempo en que ellos fueron, aún muy de mañana. Algunos citan a Marcos 16:9 para enseñar que la resurrección de Cristo fue el primer día de la semana por la mañana. Pero lo que el evangelio según San Marcos 16:9 nos declara es que Jesús ya había resucitado por la mañana el primer día de la semana. El que las comas y la traducción parafrasee como si hubiera sido por la mañana de ese día, debemos estar conscientes de que la Biblia no tenía signos de puntuación al principio y que estos fueron añadidos para el siglo 15 después de que Aldus Manutions inventara la puntuación. Entonces los traductores añadieron las comas donde pensaron que debían ir, basándose en la lógica. Además, esos versículos no fueron aceptados como canónicos al principio, lo cual provee dudas al respecto. Muchos eruditos cuestionan la autenticidad del verso 9 al 20 fundamentalmente porque no aparecen en los manuscritos antiguos y porque su estilo es algo diferente al resto de Marcos; sin embargo, escritores cristianos del siglo II como Justino Martir, Ireneo y Petuliano dan testimonio a favor de la inclusión de estos versículos y las más antiguas traducciones al latin. Ciriaco y Coptico los incluyen, de todas maneras el pasaje refleja la experiencia y las expectativas de la iglesia primitiva sobre los dones carismáticos pero la cuestión sobre su autenticidad debe permanecer abierta.
 
Al notar que en Marcos 16:9 la coma está situada después de la palabra “mañana”, eso conecta la mañana con la hora de la resurrección. Pero si la coma se pone después de la palabra “resucitado” o “resucitó”, de acuerdo a la versión, y eliminándole la coma a “mañana” y “semana”, entonces vemos el significado correcto de las Escrituras. Una cosa debemos recordar, y es que las palabras de la Biblia fueron las que fueron inspiradas, y no la puntuación, que fue añadida muchísimo mas tarde por los hombres. Ese domingo, y muy temprano en la mañana, la Biblia nos dice que JESUS YA HABIA RESUCITADO (“Habiendo pues resucitado Jesús…”) Marcos 16:9. Esto nos indica que la hora de la resurrección de Cristo fue al finalizar el Sábado (al atardecer) y al mismo comienzo del primer día que comenzaba al final del día séptimo, es decir al atardecer del sábado, pues, ahí era que precisamente daba comienzo del primer día (domingo). Por eso siendo aún temprano en la mañana ya Jesús no aparecía en la tumba, pues, ¡HABIA RESUCITADO!, gloria a Dios en las alturas.
 
¿POR QUÉ EL INTERÉS DE QUE SEA EL VIERNES?
 
Ciertos religiosos se abstienen de comer carne en viernes santo, sustituyéndola por pescado en recuerdo de la crucifixión de Cristo. Aunque no se les requiere abstinencia de carne en viernes santo, sin embargo, sí se les requiere hacerlo durante la Cuaresma. No obstante, una gran cantidad de personas siguen la costumbre de comer pescado en viernes santo.
 
Ahora bien, si la Biblia no asocia los viernes con el pescado, entonces estos feligreses tienen que haber adoptado esta idea básica de la filosofía de los paganos. Según se ha dicho, la palabra “viernes” viene del nombre “freya.” FREYA era conocida como la diosa de la paz, el placer, y la FERTILIDAD por los antiguos paganos. Como su símbolo de fertilidad, el PEZ era considerado sagrado por esa diosa. Desde tiempos remotos, el PEZ era conocido como el SIMBOLO DE LA FERTILIDAD. Esto fue costumbre de los antiguos babilonios, los asirios, los fenicios, los chinos, y otros más.
 
Se dice que “PEZ” viene de la palabra “DAG”, que implica fecundación o aumento. Debido a su alto índice de reproducción, el pez fue usado como símbolo de la fertilidad. Hay peces que tienen la capacidad de poner alrededor de 9 mil huevos, y algunas especies incluso pueden llegar a poner hasta un millón de huevos al año. Los antiguos romanos asociaron al pez con Freya, la diosa de la fertilidad, y fue usado como su principal símbolo en el día de su festividad, el viernes.
 
La palabra inglesa “FRIDAY” viene del nombre de Freya, y ya sabemos que “friday” se traduce al castellano como “viernes.” Es de ahí que se origina la relación del viernes con el pez. Los antiguos romanos, entre otros, le daban culto a Freya durante el festival de la primavera, y era en el día del viernes que específicamente comían pescado en honor a Freya, pues, el pez era el símbolo de ella como la diosa de la fertilidad. Lamentablemente estas costumbres fueron absorbidas por la iglesia romana y fueron adoptadas por los cristianos durante el dominio del Imperio Romano, relacionando dicho viernes con el día de la muerte y crucifixión de Jesús, dando seguimiento a la acostumbrada fiesta primaveral pero mezclada con los sucesos de la pasión de Cristo.
 
DIOS TE BENDIGA GRANDEMENTE.
publicado por Ministro Hilario Balio (Gracias)
Anuncios

¿Se podrá perder la salvación? Discusion importante

                                             Image

Considere que en el caso del rapto de la iglesia y para ser hallados dignos de escapar  los siete años de castigo (tribulación)  sobre la tierra es necesario estar velando y orando en todo tiempo y guardar los mandamientos de Dios, andando en santidad en todo momento y confesar y arrepentirse de cualquier y todo pecado inmediatamente, y tener en todo momento perdonada a toda persona para que Dios nos tenga perdonados también. Jesús se entregará a El mismo (con el rapto) una iglesia pero santa y sin mancha ni arruga (Efesios 5:27), en el mensaje a las iglesias en Apocalipsis, solo la iglesia de Filadelfia que ha guardado los mandamientos de Dios recibe promesa de ser guardada de la hora de juicio sobre el planeta si se mantienen guardando esos mandamientos de Dios, mientras que las demás iglesias son amonestadas por diversas faltas y son llamadas a arrepentimiento (Apocalipsis capítulos 2 y 3).

Solo los creyentes en Jesús que en ese momento estén sin pecados, es decir santos, sin manchas ni arrugas serán tomados, por lo tanto los creyentes en Jesús que tengan en ese momento pecado del cual no se han arrepentido o lo sigan practicando, no estarán en ese momento santos sin mancha ni arruga y por lo tanto no serán tomados por Jesús en el rapto, porque sin santidad nadie verá a Dios como claramente lo señala Hebreos 12:14.

Evidencia bíblica de que si se puede perder la salvación.

La condición de ser hallado digno del rapto se puede perder así como la salvación se puede perder, ya que la Biblia señala que sin santidad nadie verá a Dios (Hebreos 12:14), el riesgo de enseñar que la salvación no se pierde o que basta con ser creyente o asistir a una congregación para ser hallado digno del rapto o de que al morir se esté en la presencia de Dios, es que esa enseñanza falsa ayuda a la agenda de Satanás, porque la naturaleza pecadora del humano se inclinaría mas a pensar algo así como “bueno no estaré al 100% en santidad pero aún así seré hallado digno del rapto o de morir e ir al cielo, pues creo en Jesús como salvador y me reúno con creyentes y me enseñaron que la salvación no se pierde así que puedo seguir practicando algunos pecadillos”.

El mismo Jesús lo dijo y quedó asentado en la Bibia en Apocalipsis 3:5 que el nombre de una persona anotado en el libro de la vida puede llegar a ser borrado en el caso de aquéllas personas salvas que pecan y luego no se arrepienten y no velan y no saben que el Señor puede venir en cualquier momento sin previo aviso.

Y por eso Jesús enseñó una parábola de siervo que pensó su amo tardaría en volver y tenía tiempo de pecar y no arrepentirse pues siendo su siervo tal vez pensó no le haría nada malo y sin embargo Jesús indica claramente como ese siervo que pecó y fue encontrado infraganti fue puesto con los infieles y alli mismo en esa parábola por eso indica que el siervo que conociendo la voluntad del Señor no la hizo será castigado más severamente que aquél que siendo digno de castigo no conocía la voluntad de Dios. (Lucas 12: 41-48).

Un pastor cristiano que murió y fue al infierno queda impactado de lo que le informan los ángeles.

Personas que han tenido visiones o han experimentado una visita al infierno o cielo y cuyas experiencias están de acuerdo con lo enseñado en la Biblia (cuidado pues no todas las experiencias reportadas de cielo e infierno pasan la prueba de estar de acuerdo con la Biblia) atestiguado y han sido informadas por Jesús que quienes no sean hallados completamente santos no serán parte del rapto, y hay casos de personas en el infierno que en vida aceptaron a Jesús como salvador, incluso fueron líderes y pastores en  congregaciones, pero murieron conservando algunos pecados por los cuales no se arrepintieron,  por ejemplo el testimonio de Daniel Ekechukwu un pastor nigeriano que murió y fue llevado al infierno y luego al cielo pero para predicar sobre la realidad de ellos, fue informado que si ese día se cerrara su expediente quedaría en el infierno pues la noche anterior se disgustó con su esposa y no la perdonó sino que le guardó rencor  (Efesios 4:26), su esposa lo buscó en la mañana para reconciliarse pero Daniel no la quiso escuchar ni perdonar y saliendo de su casa chocó en su auto y murió, morir sin perdonar a alguien impide que Dios perdone los pecados, (Lucas 11:4) aquí destaca que la esposa de Daniel estaba empecinada en que resucitaría clamando que por la fe resucitaría su marido según Hebreos 11: 35, y a pesar de que ya tenía días de muerto metió el cadáver a una cruzada evangelística para que oraran a Dios por Daniel y  resucitara, claro que Dios ya sabía que la esposa no iba a darse por vencida hasta que su marido resucitara y resucitó, pero que hubiera pasado si la esposa no hubiera estado empecinada en que su marido resucitara, si en esa ocasión su esposa hubiera dicho pobre de mi marido ni modo ya se murió y se daba por vencida y no hubiera buscado que se orara por su esposo, entonces Daniel no hubiera resucitado y se hubiera quedado en el infierno a pesar de haber tenido a Jesús como salvador y todo por no haber perdonado a su esposa (lo cual es una transgresión a la ley de Dios o sea un pecado).

Situación similar aprendió Ian McCormack cuando murió para luego resucitar. Estos testimonios están de acuerdo a lo que marca la Biblia, donde incluso Jesús promete que Dios no perdonará a quienes no perdonen (Mateo 6: 14-15), quien siembre perdón cosechará perdón pues cada persona cosecha lo que siembra y Dios no puede ser burlado, una persona que no perdone a otros no puede obtener perdón de Dios (Gálatas 6: 10), hay muchos más testimonios de este tipo comprobando enseñanzas bíblicas, algunos testimonios revelan a personas que fueron salvas y sirvieron a Dios, pero luego cayeron en pecado y tras las continuas amonestaciones a arrepentimiento no lo hicieron y ahora son torturados en el infierno más que otros, a ellos se refería Jesús diciendo que el siervo que sabia la voluntad del amo y no la hizo será atormentado más (Lucas 11:4 12:47-48, Mateo 18:23-35 Gálatas 6:7).

Desgraciadamente en la vida real hay personas que en un momento fueron salvas, se arrepintieron de sus pecados, los confesaron a Dios, clamaron a Jesús como su salvador, pero después dieron lugar al pecado y tras las continuas llamadas de atención de Dios y las personas que El envía amonestando al arrepentimiento y dejar de pecar a esas personas se les acabó el tiempo y al morir se hallaron en el infierno, aprendiendo demasiado tarde que la salvación si se puede perder pero no por culpa de Dios, sino por culpa de uno mismo que se confía de mentiras de que no se puede perder la salvación, de que habrá tiempo más adelante para arrepentirse y dejar de pecar, de que Dios tiene que hacer todo, Dios invita y llama al arrepentimiento pero El no obliga a nadie a arrepentirse, se debe enseñar acerca de obedecer las leyes de Dios, de andar en santidad y en el espíritu sin dar lugar a los deseos de la carne, se debe enseñar que la paga del pecado es muerte, que el infierno es real para los que mueren en pecado, se debe enseñar del temor a Dios que no puede ser engañado, que si uno no perdona a otros Dios no lo puede perdonar a uno, se debe enseñar que lo que el hombre siembra eso cosecha, se debe enseñar que la sangre de Jesús puede borrar todo pecado, se debe enseñar a no hablar mal del Espíritu Santo de Dios, si usted enseña esas verdades de acuerdo a la Biblia y la persona vive practicando esas buenas enseñanzas conforme a la Biblia, cuando muera esa persona verá a Dios y comprobará que por clamar a Jesús como salvador y atender esas buenas enseñanzas y practicarlas no perdió su salvación, pero si usted enseña que la salvación no se pierde, en lugar de enseñar a vivir en santidad continuamente y a arrepentirse inmediatamente de pecado usted estaría colaborando para que las personas a quienes usted enseñe eso se confíen y si mueren en pecado, comprobarán muy tarde que la salvación la perdieron por enseñanzas falsas y porque ellos no hicieron su tarea al comprobar si la enseñanza era verdadera.

Si usted ama a alguien, a un familiar por ejemplo y usted quiere que su ser amado sea salvo y cuando muera esté con Dios en lugar del infierno, que haría usted si ese ser amado estuviera cometiendo pecados, le enseñaría usted algo como bueno no lo cometas muy seguido, o arrepiéntete cuando acabe el fin de semana, total la salvación no se pierde, haría eso usted con su ser más amado o le conminaría a arrepentirse y confesar su pecado inmediatamente y dejar de pecar inmediatamente no sea que la muerte le tome de sorpresa, a usted no le importaría incluso hablar de la realidad del infierno o perder hasta una parte de su cuerpo con tal de que no caiga al infierno sino que sea salvo. (Mateo 5: 27-30, 10:28), y en este sentido usted hablaría de que la realidad de morir en pecado sin Jesús no nada más es una separación eterna de Dios sino que es tormento eterno en un lago de fuego y azufre (Apocalipsis 20: 15 y 10).

Por cierto que algo que practica Satanás con sus agentes en el caso de los agentes humanos al parecer solo en los niveles más altos de satanismo y brujería es atacar a los verdaderos seguidores de Jesús para caer en pecado y entonces matarlos antes de que se arrepientan, esto es porque el diablo sabe que en realidad la salvación se puede perder.

Considere la historia de Ananías y su esposa, nacidos de nuevo por creer en Jesús, salvos y llenos del Espíritu Santo hasta que quisieron engañar a Dios, y murieron, tuvieron tiempo de arrepentirse desde que desearon mentir hasta que llevaron el dinero a Pedro, pero entregando el dinero a Pedro se les acabó el tiempo para poder arrepentirse y pedir a Jesús les limpiara ese pecado (Hechos 4: 31-36, 5: 1-11).

Debido a que la salvación se puede perder es que la Biblia amonesta en 2a de Corintios 7:1 cuando Pablo se dirige a los cristianos diciendo “puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios”, es decir que si fuese cierto que la salvación no se pierde (esa mentira de que una vez salvo siempre salvo entonces no tendría sentido ni necesidad de continuamente andar en el temor de Dios apartandose del mal andando en santidad y limpiandose continuamente.

Algunas cosas  que pueden hacer a un cristiano perder la salvación.

Los siguientes pecados ó transgresiones a la ley de Dios que cometa un cristiano y por las cuales no se arrepienta y/ó continue practicando significan pecados guardados, manchas a una santidad sin la cual nadie verá a Dios.

No perdonar a otros. (Mateo 6 : 14 -15).

No pagar deudas contraídas. (Romanos 13 : 7 – 8).

No pagar por bienes ó servicios obtenidos,  tratando de auto-justificarse. (Exodo 20 : 15). Normalmente un cristiano no pensaría en robar un banco ó una tienda, pero es importante pensar en que ahora el internet y otros medios electrónicos pueden ser utilizados para ésto.

Qué porcentaje de la humanidad es realmente salva e irá al cielo ? Qué porcentaje de gente irá al infierno ?

Precisamente porque la salvación se puede perder con descuido es que la Biblia exhorta a cuidarla y ocuparse de la salvación con temor y temblor. (Filipenses 2: 12) no sea que los creyentes nos deslicemos y recibamos justa retribución si descuidamos tan grande salvación (Hebreos 2: 1-3) no vaya a ser que habiendo dado las buenas nuevas de salvación a otros, nosotros mismos seamos eliminados (1ª Corintios 9: 27), por eso dice la Biblia que el que crea estar firme y salvo para siempre debe mirar que no caiga (1ª Corintios 10:12), de acuerdo con la información que recibió Yong Giu Park cuando murió en 1987 (luego Jesús lo resucitó); por 1 persona que al morir va al cielo 1,000 van al infierno de por si el porcentaje de personas que llegan a aceptar a Jesús como salvador es mínimo como para confiarse en que la salvación no se puede perder.

Es decir que según esa revelación de Dios en 1987 por 1 persona que va al cielo 1,000 van al infierno, entonces solamente un 0.001% de las personas se salva y val al cielo.

Ese porcentaje es aún mas lamentable que el dato que recibió Howard Pittman tambien cuando murió en una ambulancia camino al hospital, murió Dios le reveló algunas cosas para luego resucitarlo, eso fue en 1979 y en ese año la revelación divina que recibió fue que por cada 50 personas que al morir van al cielo 1,950 van al infierno es decir que solamente un 2.5% se salvaban.

Entonces pareciera que de 1979 a 1987 el porcentaje de salvos se redujo dramáticamente.

Argumentar que la salvación no se pierde en lugar de enseñar a andar en santidad en todo momento y en arrepentirse de pecado basándose en Juan 10: 28-29 no tiene validez cuando se toman esos versículos únicamente para argumentarlo sin estudiarlos, incluso en Juan 17: 12 uno que dio lugar al diablo y no se arrepintió se perdió. Todo verdadero creyente en Jesús tiene la Biblia y el Espíritu Santo para entender la Biblia cuando realmente la quiere entender y además de eso Dios tiene misericordia de que otros hayan “visitado” el infierno y cielo trayendo mensajes de confirmación a la Biblia.

Considere el testimonio del Pastor africano Wilfred Lai de Mombasa Kenya, con una congregación de aproximadamente 20,000 personas le preguntó a Dios si todos sus congregantes irían al cielo y Dios le reveló que solo el 1% iría al cielo, la cuestión es que casi todos sus congregantes aunque habían declarado y clamado a Jesús como su salvador, aún tenían pecados sin arrepentimiento o continuaban incurriendo en pecado aunque si acudían cada semana a la iglesia.

Y sin embargo no es de sorprender aunque si es muy lamentable que el porcentaje de personas salvas es tan bajo, cuando se analiza la historia de la humanidad que llevó incluso a Dios a ejercer juicio con destrucción de humanidad, continentes y ciudades debido al pecado prevaleciente en ellos, a un pueblo elegido (Israel) con un porcentaje muy bajo de ellos que han reconocido a Jesús no solo como Mesías sino como su salvador personal.

La Biblia señala incluso que en los últimos días algunos (tal vez muchos) abandonarán la fé (1era Timoteo 4:1) y que en los tiempos finales lejos de venir un avivamiento vendrá una gran apostasía es decir muchos creyentes que caerán en engaño del diablo dejando su fé en Jesús previo a la revelación del Anticristo (2a Tesalonicenses 2: 1-3) , por eso Jesús decia “pero cuando regrese el hijo del hombre hallará fé en la tierra ?” (Lucas 18:8).

En algunos medios cristianos en algunas iglesias y congregaciones desgraciadamente ya no se predica sobre el pecado, la necesidad del arrepentimiento, la realidad del infierno, el evangelio completo de salvación en Jesús y sobre santidad, no se predica sobre el regreso de Jesús y que vendrá por una iglesia santa y sin mancha, algunos cristianos consideran esos temas incómodos y prefieren se hable solo sobre bendiciones se deleitan en una predicación semanal tipo conferencia motivacional y que se les diga que todo estará bien y que el diablo no es un enemigo del cual hay que preocuparse (contrario a lo que dice la Biblia en 1era Pedro 5:8), algunos cristianos muy sinceros en su buscar y desear más de Dios llegan a preferir las experiencias sensoriales en lugar de la comunión con Dios por fe y no por vista ni experiencias y llegan a caer en engaños del diablo, y la realidad del vivir espiritual diario y de la llamada guerra espiritual es muchísimo más compleja de lo que algunos piensan, (échele un vistazo a los temas en este blog sobre estrategias satánicas si le interesa conocer un poco acerca del tema).

Jesús salva al pecador  claro y luego la responsabilidad de cada persona salva y nacida de nuevo es conservar esa salvación mantiendose en santidad, arrepintiendose de los pecados anteriores y ya no cometerlos, claro que todo ser humano es imperfecto y aun los salvos vuelven a cometer pecados, pero en tal caso hay que arrepentirse y dejar de pecar pues en la vida real aún los cristianos llegan a morir en accidentes o de forma inesperada y no siempre hay tiempo suficiente para arrepentirse, es decir no todos tienen la ventaja de una muerte anunciada alguna enfermedad, ser deahuciados y entonces si pensar en poner en orden su vida con Dios.

“Jesús le dijo: Yo soy el camino y la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí”  Juan 14:6.

“Porque estrecha es la puerta y angosto es el camino que lleva a la vida y pocos son los que la hallan” Mateo 7 : 14.

“Seguid la paz con todos y la santidad sin la cual nadie verá al Señor”  Hebreos 12:14.

Conclusión.

Una persona nacida de nuevo incluso con bautismo de agua y de Espiritu Santo (con evidencia) si puede perder la salvación como claramente lo establece la Biblia y Jesús en sus propias palabras, la enseñanza de que la salvación no se puede perder es falsa y es una mentira satánica.

 Jesús es quien pagó el precio de su salvación con su propia muerte sobre la cruz y su resurrección y cuando El mismo menciona con sus propias palabras en Mateo 6 : 14-15 que Dios no perdonará a quienes no perdonen a otros y en Apocalipsis 3 : 3-5 que si no se arrepiente uno El borrará su nombre del libro de la vida, es porque El que es Dios mismo hecho sangre conoce y domina ese tema por encima de cualquier predicador y pastor y líder de congregación.

Existen 2 personas ambas nacidas de nuevo, bautizadas en agua y con bautismo del Espíritu Santo con evidencias (lenguas y otros), la primera persona escucha a un pastor que dice que la salvación no se puede perder pero compara ese mensaje con la Biblia como indica Hechos 17 : 11 y aprende que conforme a la Biblia y Jesús ( y los textos antes mencionados) si se descuida si puede perder su salvación por lo cual decide cuidarla con temor a Dios y esmero esforzándose aún más por vivir en santidad y cuando llega a caer en pecado busca arrepentimiento inmediato y no caer más.

La segunda persona escucha a su pastor decir que la salvación no se pierde y se confía en ello, sin estudiar esa enseñanza a la luz de la Biblia sin aplicar Hechos 17 :11 y piensa que entonces no tiene mucho sentido el esforzarse tanto por andar en santidad, da lugar a pecados considerando que son pequeños y no se arrepiente de ellos.

La primera persona es la prudente sensata e inteligente y temerosa de Dios, la segunda persona es insensata y descuidada de su salvación. (Mateo 25 : 1 – 13).

Le exhorto para que usted sea como la primera persona ya que la segunda caerá al infierno y no será justificada por decir que su pastor le enseñó que la salvación no podía perderse.

Abajo pongo un enlace a un testimonio muy interesante en relación con una mujer que vió cristianos en el infierno, cristianos que cayeron en pecado del cual no se arrepintieron, pecado que ellos trataron de justificar al no llamar pecado a lo que Dios llama pecado.Image

TEMA: SUELTA TU BENJAMÍN

 

Texto: Génesis. 42: 1 – 5

1Viendo Jacob que en Egipto había alimentos, dijo a sus hijos: ¿Por qué os estáis mirando? 2Y dijo: He aquí, yo he oído que hay víveres en Egipto; descended allá, y comprad de allí para nosotros, para que podamos vivir, y no muramos. 3Y descendieron los diez hermanos de José a comprar trigo en Egipto. 4Mas Jacob no envió a Benjamín, hermano de José, con sus hermanos; porque dijo: No sea que le acontezca algún desastre. 5Vinieron los hijos de Israel a comprar entre los que venían; porque había hambre en la tierra de Canaán.

¿Quién era Benjamín? Dice la Biblia que era el último de los hijos de Jacob, el que tuvo en su vejez, y por lo que declara este pasaje de la Palabra de Dios, se convirtió en el hijo más querido de Jacob.

Veamos ¿en qué circunstancias nació este último hijo de Jacob? Gn. 35:16 –18

16Después partieron de Bet-el; y había aún como media legua de tierra para llegar a Efrata, cuando dio a luz Raquel, y hubo trabajo en su parto. 17Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo.18Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín.

 

 

El nacimiento de Benjamín causó la muerte de su madre Raquel, y ella antes de morir le puso por nombre Benoni, que significa: hijo de mi tristeza, pero su padre le cambió el nombre y decidió llamarle Benjamín, que significa: hijo de mi mano derecha. (Un hijo apreciado)

Note ésto, Benjamín nació pero murió Raquel su madre, en otras palabras, el nacimiento de Benjamín costó un precio muy alto, la muerte de su madre. La idea es ésta, para que nazca un Benjamín ( una bendición apreciada ) tiene que morir una Raquel ( otra bendición apreciada ) pero que ya cumplió su ciclo.

Las bendiciones que Dios nos da, eventualmente cumplen su ciclo y mueren, y por más dorado que haya sido su impacto sobre nosotros, tenemos que estar dispuestos a dejarlas morir, ¿Por qué? Porque cuando Dios dispone que una bendición se vaya de tu vida porque cumplió su ciclo, eso significa que una nueva está por nacer.

Sin embargo esta verdad no es bien recogida por todos y algunos presentamos resistencia y queremos seguir manteniendo con vida lo que ya está muerto, el peligro con esta actitud, es que ignoramos que al seguir reteniendo lo que ya se debe ir, no podemos recibir lo que está por venir.

Veamos ¿cuál fue la reacción de Raquel en cuanto al nacimiento de Benjamín?.

Benjamín fue el último hijo que tuvo Jacob, pero su nacimiento estuvo rodeado de mucho drama, porque el nacimiento de Benjamín significó la muerte de Raquel, ya que ella murió en el parto.

Mientras ella moría alcanzó a ponerle nombre al niño y lo llamó Benoni que significa hijo de mi tristeza, pero cuando su padre lo supo revocó esa orden y lo llamó Benjamín que significa hijo de mi mano derecha.

Veamos ¿qué lección envuelve esto? Benjamín es el último hijo del patriarca, es decir, representa la generación nueva, pero su madre lo llamó Benoni por el dolor que le produjo.

Raquel aquí representa dos cosas, primero representa la generación que termina, es decir tuvo su espacio y su tiempo, pero ahora su tiempo se acabó y necesita al igual que Moisés y que Elías ceder el manto, el problema con Raquel es que se niega a hacerlo.

Pero por otro lado, Raquel representa a la iglesia cuya vida sólo conoce el dolor y por causa del dolor maldice lo que da a luz, pero su padre revocó ese nombre y lo llamó Benjamín, este representa a Dios el Padre y a todos los padres de la fe que no reniegan de su descendencia aun cuando en su momento les haya causado dolor.

Las generaciones nuevas adolecen de experiencia, hay circunstancias en las que no se saben manejar, pero a pesar de ello es nuestra descendencia y no la podemos etiquetar y maldecir con nuestros prejuicios basados en nuestros fracasos y en nuestras tristezas.

Jacob sabía que el niño que acababa de nacer, le arrancó a su amada esposa, pero también sabía que ese mismo niño podría más tarde convertirse en su mano derecha.

Esta debe ser la misma visión con la que los mayores en la fe deben ver a la nueva generación, es posible que algunos de esos jóvenes te ocasionara más de unatristeza hoy, pero sólo Dios sabe si ese hijo que hoy te hace llorar mañana será tu alegría, tu sostén y tu gloria, cuando te apoderas de ese pensamiento no sólo te sanas de tus heridas sino además ganas para ti un Benjamín, es decir, una bendición apreciada.

Déjeme enseñarle algo más, en el libro de los Salmos 127:4 y 5 dice: Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud. 5) Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado cuando hablare con los enemigos en la puerta.

Dice este versículo que cuando un hombre procrea hijos desde su juventud será bienaventurado, ¿por qué? El mismo versículo 5 responde, porque no será avergonzado cuando hablare con sus enemigos en la puerta.

¿Qué significa esto? Que cuando un hombre cría a sus hijos desde joven, cuando este ya sea un viejo, no se sentirá desamparado y a merced de sus enemigos, sino que cuando él ya no se pueda defender, eso no será un problema para él, porque tendrá muchos hijos fuertes y jóvenes que lo hagan por él.

Si eso es así en el plano de la familia, también lo es en el plano de la iglesia, cuando una iglesia no considera importante la presencia y participación de sus jóvenes, se pierde la oportunidad de sentirse respetada y protegida por la juventud y fortaleza de sus jóvenes.

Ocasionalmente vamos a ver a nuestros mayores en la fe expuestos a circunstancias donde se requiere de la ayuda de sus jóvenes para que puedan salir bien librados de algunas dificultades.

Veamos el caso de David, cuando ya no era muy joven, casi cae muerto en manos de Isbi Benob uno de los descendiente de los gigantes pero Abisai hijo de Sarbia acudió en su ayuda y mató al gigante y salvó a David de una muerte segura. Por eso los hombres le dijeron nunca más saldrás con nosotros a la guerra, no sea que se apague la lámpara de Israel. 2Samuel 21:16

De la misma forma las generaciones nuevas deben proporcionar a sus mayores en la fe la misma protección que algunas circunstancias requieren.

Ahora veamos qué hacía especial a Benjamín, Jueces 3: 15; Jueces 20: 16; y otros pasajes más de la Biblia dicen que los Benjamitas sino todos la mayoría eran hombres zurdos, es decir, eran diferentes.

La palabra Benjamín significa hijo de mi mano derecha pero curiosamente la mayor parte de los Benjamitas o cuando menos una gran parte de ellos eran zurdos, eso es lo que los hacía especiales, ¿sabía usted que los zurdos concentran mayor fuerza en su brazo izquierdo que los diestros en su brazo derecho?

Además de eso la destreza, habilidad y precisión de los zurdos en el arte, en el deporte y en lo académico es notable.

La Biblia dice: que el primer Rey de Israel Saúl era de la tribu de Benjamín, y el más grande de los apóstoles, el de la mente más brillante y de sus escritos más profundos, el apóstol Pablo, era de la tribu de Benjamín.

Veamos algo más, Génesis 48: 27 dice: Benjamín es lobo arrebatador; A la mañana comerá la presa, Y a la tarde repartirá los despojos.

Otras versiones de la Biblia dicen, Benjamín es lobo cazador, que por la mañana caza la presa y por la noche reparte sus despojos.

Esta es una descripción muy interesante de cómo actuaban los benjamitas, los benjamitas podían estar todo el día en circunstancias difíciles, pero por la noche estaban en celebración, por la mañana podían estar en guerra pero por la noche estaban en victoria.

Los benjamitas de Dios son así, por la mañana están todo el día peleando sus batallas espirituales para lograr la bendición, pero por la noche llegan a la casa de Dios a celebrar que derrotaron a satanás y lo despojaron de muchas almas.

Ahora, volvamos a la historia de Jacob, el niño Benjamín se ha convertido en la alegría de Jacob, al parecer toda su felicidad gira en torno a ese niño, él se ha convertido en su sol y su luz, el vive para disfrutar a ese niño y no esta dispuesto a correr ningún riesgo con él.

Al parecer algo empezó a andar mal, el niño Benjamín era el hijo que Dios le dio a Jacob en su vejez para paliar el sufrimiento de haber perdido a su hijo José y ahora a su esposa Raquel, pero sin darse cuenta sus sentimientos hacia el niño se habían salido de control.

Y cuando nuestras emociones se salen de control con relación a las bendiciones que Dios nos da, El tiene que ayudarnos a reencontrar el camino y poner nuestras emociones en orden.

Veamos lo que Dios hizo Génesis 41: 53 – 54

53Así se cumplieron los siete años de abundancia que hubo en la tierra de Egipto. 54Y comenzaron a venir los siete años del hambre, como José había dicho; y hubo hambre en todos los países, mas en toda la tierra de Egipto había pan.

En aquellos días vino el hambre profetizada por José que afectó a toda la tierra, y Jacob envió a sus hijos a Egipto a comprar víveres, pero como era de esperarse no envió a Benjamín por temor a que algo le pase.

Pero dice la Biblia que cuando los hermanos llegan a Egipto por víveres, José los reconoció, y planeó una trampa para ellos, los acusó de espías y los metió en la cárcel, aunque todo esto era parte del plan de José para luego darse a conocer, sin embargo realmente era el plan de Dios para tratar con las emociones descontroladas de Jacob hacia su hijo Benjamín.

Por la confesión de sus hermanos José descubre que tiene un pequeño hermano llamado Benjamín, y les propuso que regresaran a la casa de su padre Y trajesen a Benjamín con ellos para dejarlos comprar y para liberar a su hermano Simeón.

Cuando su padre se enteró de la propuesta de José de llevar a su hijo Benjamín para que puedan comprar y para dejar libre a su otro hijo Simeón su respuesta fue un rotundo no.

Jacob no estaba dispuesto a dejar ir de su vida al hijo que era la razón de su felicidad, sus emociones estaban fuera de control y no estaba dispuesto a soltar a Benjamín. Sin embargo el hambre continuaba y los víveres escaseaban

Esto mismo sucede hoy con frecuencia, Dios nos bendice con muchas bendiciones, y ocasionalmente lo hace con cosas o personas que para nosotros adquieren una importancia más allá de lo correcto.

Y si hay algo que nadie puede hacer sin ofender a Dios, es poner en su corazón cosas o personas, en un sitial de importancia más allá de Dios.

Cuando esto sucede, entonces todo empieza a andar mal, El hambre aparece en forma de crisis, de desempleo, de enfermedad, de deuda, e incluso perdemos seres queridos y algunas de nuestras promesas quedan encarceladas y no saldrán de allí hasta que soltemos nuestro Benjamín.

Allí no hay oración que surta efecto, no hay forma de que seas escuchado no hay autoridad, no hay fe, no hay poder que haga ir el hambre o te saque de la cárcel y de la crisis, lo único que funciona es soltar a tu Benjamín.

Veamos ¿que hizo Jacob? Cuando toda la comida se acabó y no había nada que comer, Jacob dijo: llevadlo, y cuando lo llevaron a Egipto José lo trató con gran aprecio y luego se reveló a ellos y lloró con sus hermanos.

Dios amaba a Jacob y tenía que ayudar al viejo patriarca a salir de su crisis, para ello diseñó una estrategia, el hambre. La obstinación de Jacob fue alimentada por su orgullo, pero el hambre se encarga de postrar cualquier orgullo y altivez.

Cuando el orgullo aparece en el corazón de un hombre, Dios permite que se levante contra ese orgullo un poderoso enemigo que lo derrote, ese enemigo se llama el hambre. El hambre es para el orgullo lo que una plaga de langosta es para las cosechas, no deja rastro de ella.

Cuando el orgullo de Jacob fue derrotado por el hambre Entonces el hambre se fue, y no sólo a Jacob le fue restituido su hijo Benjamín sino además a su amado hijo José.

Esto es lo que muchos cristianos no entienden, cuando Dios te pide que sueltes algo que El te ha dado pero que estás administrando mal, no te lo pide para quedárselo, sino para regresártelo en el momento que ya estés listo para administrarlo mejor.

Jacob soltó a un hijo y le fueron devuelto dos, por supuesto, cuando demuestras fidelidad administrando poco, Dios te califica para administrar mucho.

Benjamín representa las emociones perdidas, pero José representa la prosperidad anhelada. Dice la Biblia que José no se dio a conocer a sus hermanos sino hasta que su padre dejó ir a Benjamín.

La prosperidad anhelada de un creyente, no llega en cualquier momento de su vida, esta sólo se da a conocer, cuando nuestro Benjamín es soltado. Cuando estás listo para administrar bien tus emociones, entonces estás listo para administrar bien tus riquezas.

Dios no anda por ahí botando y desperdiciando sus bendiciones, entregándolas al azar a cualquiera para ver que sucede, El sólo las entrega a personas calificadas que han permitido que el Espíritu Santo las procese, las perfeccione y las santifique.

Jacob no volvió a ver a José después que lo dieron por muerto, sino hasta 22 años después que éste se presentó ante él. Escucha tu prosperidad no será manifestada en cualquier momento de tu vida, sino hasta que todo el proceso de Dios se haya cumplido en ti, así esto le tome a Dios 22 años de tu vida.

Por último, Jacob y toda su familia fue invitada por Faraón a vivir en Egipto, pero la tierra que le asignaron a Jacob y a su familia para vivir no fue cualquier tierra sino la tierra de Gosén, que era la mejor tierra que había en Egipto.

Hay un Gosén esperando por hombres y mujeres que están dispuestos a soltar los benjamín de sus vidas, hay un Gosén que está invitando a venir a todos los que se atreven a dejarse procesar por el Señor.

Por muchos años has buscado salir adelante por tus propios medios, y has tocado puertas una y otra vez sin éxito, suelta tu Benjamín y te aseguro no tendrás que buscar más tu Gosén, Gosén te buscará a ti y te encontrará.

Los hombres que no sueltan su Benjamín, viven la vida entera buscando bendiciones, pero a los que los sueltan, las bendiciones los siguen a ellos y no sólo los siguen, sino que además los alcanzan.

LA VACA ROJA O VACA BERMEJA

Image
Esta información nos llega desde http://www.institutodeltemplo.org/.  Muchos rabinos y eruditos aseveran que la señal para que se de inicio a la construcción del tercer templo es cuando por fin aparezca la vaca bermeja o roja en Israel
¿Qué tiene que ver una vaca roja con todo esto? Quizás para algunos sea difícil comprender que una vaca pueda ser tan importante. Pero de hecho, el destino del mundo entero depende de la vaca roja. Dios ordenó que sus cenizas son el único ingrediente apto para el restablecimiento de la pureza Bíblica – y después, la reconstrucción del Templo Sagrado. Y como estudiaremos en este boletín, las cenizas de la vaca roja rectifican el desperfecto humano más básico: la desesperación. La desesperación que produjo la pérdida del Templo y la Presencia Divina entre nosotros.
La purificación a través de la vaca roja nos recuerda que el ser humano tiene el potencial para sobrepasar su existencia física transitoria, con todo su sentido falso de desesperanza y miseria: la “impureza” de la muerte. Este es el rol del Tercer Templo para toda la humanidad, y esta es la visión Mesiánica del futuro: la llamada para vivir una vida eterna, libre de la farsa y la desdicha… que son las condiciones humanas en que se encuentran tantas personas. La llamada para la verdadera alegría vivir la vida plenamente – con el conocimiento de Dios.

La orden Divina con respecto a la vaca roja, fuera del alcance del frágil intelecto del hombre con todos los detalles de su preparación y la ceremonia, llama a Israel y a todos los que procuran adherirse a la palabra viva del Dios de Israel: ¡”Purificaos! ¡Sacudíos de vuestra desesperación! ¡La muerte es una ilusión”! Así esta escrito, “Pero vosotros que estáis apegados a El Eterno, vuestro Dios, estáis todos vivos hoy.” (Deut. 4:4)

El Misterio de la vaca roja está por encima de la comprensión humana

Los grandes Sabios de Israel consideran este precepto como el misterio más profundo de la Torá, ya que lo rodea una gran contradicción enigmática: aunque las cenizas de la vaca roja tengan el poder inexplicable para purificar a todos los que han sido considerados impuros, el contacto con las mismísimas cenizas para aquellos que están puros tiene el efecto contrario… los hace impuros!

El rey Salomón, que fue el más sabio de todos los seres humanos que jamás vivió, comprendió cada aspecto de la creación de D-os. La tradición relata que él incluso conocía los idiomas de todos los animales. Mas él no pudo entender el secreto de la vaca roja, y después de contemplarlo, él declaró “Dije, ‘llegaré a ser sabio, pero esta lejos de mí'” (Ecc. 7:23).”

El mandamiento de la vaca roja es uno de esos preceptos que pertenecen a la categoría de Jok (plural, Jukim). Estos son estatutos que D-os decretó que no pueden ser comprendidos por el razonamiento humano. Más bien, El requiere que nosotros los realizamos por motivo de nuestro amor y temor hacia El. Aunque intentemos indagar en las explicaciones de estas leyes, para encontrar alguna alusión o el sentido de las ideas transmitidas, nosotros sabemos que al fin de cuentas, su significado verdadero está más allá de nuestro alcance intelectual. 
 
El proceso de purificación aludido es mencionado en el libro de Números, capítulo 19. Esta novilla o ternero es definido como una vaca joven sobre la cual no se haya colocado yugo. 
 
“Esta es la ordenanza de la ley que Jehová ha prescrito, diciendo: Di a los hijos de Israel que te traigan una vaca bermeja (roja), perfecta, en la cual no haya falta, sobre la cual no se haya puesto yugo: Y la daréis á Eleazar el sacerdote, y él la sacará fuera del campo, y harála degollar en su presencia. Y tomará Eleazar el sacerdote de su sangre con su dedo, y rociará hacia la delantera del tabernáculo del testimonio con la sangre de ella siete veces; Y hará quemar la vaca ante sus ojos: su cuero y su carne y su sangre, con su estiercol, hará quemar.” Números 19:2-5

Más Información en: http://visiondeprofetas.blogspot.com/2011/02/268-la-vaca-roja-o-vaca-bermeja.html#ixzz20xDD9l3w

Todo listo para Tercer Templo de Salomón (O de Jerusalem)

 

JERUSALÉN,(Efe/ACPress.net)

Un grupo de sastres confecciona los trajes sacerdotales según el relato de los libros sagrados. Serán para medio centenar de judíos ultraortodoxos, descendientes de Aarón, que confían en convertirse en sacerdotes del Tercer Templo de Jerusalén, cuya construcción es uno de los más viejos anhelos del judaísmo.

Los cincuenta destinatarios de las prendas sagradas son los ´cohanim´, casta descendiente de Aarón -sumo sacerdote en el relato de la vida de Moisés en la Torah- y responsable junto a su descendencia de los oficios en el Primer y Segundo Templo, destruidos hace 2.500 y 2.000 años, respectivamente.

Los sastres iniciaron su trabajo ya en agosto del año pasado en elInstituto del Templo, ubicado cerca del Muro de las Lamentaciones; que representan los únicos restos del antiguo templo de Jerusalén, y que son un recuerdo y estímulo permanente para los judíos de que el Tercer Templo se construirá algún día.

Por esta razón, Yehuda Glick, director de la sastrería del Instituto del Templo, ha realizado esta tarea, que incluye conocer bien todo el ropaje sacerdotal tal y como se hacía hace más de dos mil años, así como los instrumentos necesarios para este trabajo que está dentro de las labores más sagradas del judaísmo.

La confección de estos hábitos sacerdotales es una labor muy compleja, que se realiza siguiendo el modelo que explica la Torah (Pentateuco del Antiguo Testamento cristiano). En este modelo, además del tipo de telas y la forma de los trajes, es importante la gama de colores que incluye además del blanco otros como el púrpura y el celeste que es una descripción en lenguaje arcaico que dificulta conocer la exacta tonalidad que les definía en su tiempo. Por ejemplo, para el rojo púrpura de los cinturones de 16 metros, se ha sabido que es preciso utilizar el llamado ´gusano carmesí´, un insecto que finalmente han podido encontrar en la actual Turquía.

La investigación ha requerido la participación de cientos de expertos en tejidos y colores alrededor del mundo, lo que no sólo no ha desanimado al equipo de trabajo, sino que ha hecho afirmar el deseo de completar estas prendas sacerdotales.

Lo mismo cabe decir de las decenas de instrumentos que se exhiben en el museo del Instituto del Templo, todas ellas realizadas con el modelo de los libros sagrados judíos, exactamente en el metal y con el diseño exigido. También para ser usados en el Tercer Templo. Se incluirá incluso la reconstrucción del arpa antigua que de acuerdo con la Biblia perteneció al Rey David. El arpa será una réplica exacta y contará con piedras preciosas, oro y plata como la original.

En el año 2007 se habían logrado reunir 20 millones de dólares en todo el mundo para la construcción de este templo.

Pueden ver aquí en video la noticia de la exposición de la maqueta del Tercer Templo, así como de los trajes sacerdotales (video, 10 Mb).

EL TERCER TEMPLO

Y es que el director de la sastrería del Instituto del Templo, Glick, está convencido de que la reconstrucción del santuario de Jerusalén está muy cerca. Tradiciones judías ortodoxas, algunas más inspiradas en la Cábala que en textos sagrados, hablan de que el Tercer Templo será una ´obra divina´, y que mientras tanto el hombre no debe hacer más que volver al camino de la fe para ganarse el favor de Dios, que después enviará a su Mesías… y con Él, el templo anhelado.

El problema humano es que hoy, en esa explanada donde estuvo el Segundo Templo y en la que esperan que se construya el Tercero se alzan las mezquitas del Domo de la Roca y de Al-Aksa, y cualquier tentativa de expropiación conduciría a un enorme conflicto religioso que traspasaría los límites de la región. Conocidas como Haram Al-Sharif -El Noble Santuario-, es para el Islam su tercer lugar más sagrado después de La Meca y Medina.

Judío ortodoxo firme en sus creencias, Glick afirma que muchos de los que creen que el Templo descenderá de los cielos, como por arte de magia o elemento cósmico, eluden el precepto bíblico de prepararse y participar en la construcción.

El pertenece a una moderna corriente ´mesianista´ identificada políticamente con la ultraderecha israelí. Estos mesianistas reivindican el ´Monte del Templo´ como un derecho histórico y político de los judíos, en particular ahora que se decide el futuro de Jerusalén en las negociaciones de paz.

Y lo que es más importante para ellos, una forma de comunicarle a Dios que ellos están preparados y esperando la señal del Mesías Redento